Mundo

Schröder logra mantenerse con socialdemócratas alemanes pese a vínculo ruso

La figura del excanciller alemán socialdemócrata Gerhard Schröder cobró interés la semana pasada luego de dar declaraciones en que habló de la posibilidad de poner en funcionamiento el gasoducto Nord Stream 2 y de la disposición de Putin a iniciar negociaciones con Kiev.

Berlín, Alemania

El Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) decidió este lunes guardar en sus filas al excanciller Gerhard Schröder, criticado por sus vínculos con el presidente ruso Vladimir Putin, en el contexto de la invasión rusa de Ucrania.

La sección del SPD de Hannover (norte), bastión del exjefe de gobierno de 78 años, quien gobernó Alemania entre 1998 y 2005, consideró que el político no había infringido el reglamento del partido.

«Gerhard Schröder no fue declarado culpable de una infracción al reglamento del partido ya que no se ha podido probar tal infracción contra él», explicó la sección en un comunicado.

El documento añade sin embargo que una «toma de distancia clara» sería «deseable» respecto al presidente ruso.

«La comisión de arbitraje considera que el ámbito de las amistades personales forma parte del ámbito de la vida privada», añade la sección.

Los miembros del SPD aún pueden apelar esta decisión en el plazo de un mes.

Unas 15 secciones locales del partido -actualmente en el poder en Alemania- habían pedido sanciones contra Schröder por sus relaciones con el líder ruso y sus actividades dentro de grupos energéticos rusos. Algunos miembros pidieron incluso su exclusión del partido.

El exdirigente terminó por abandonar el Consejo de administración del gigante petrolero ruso Rosneft en mayo y afirma haber renunciado a entrar en el del gigante gasístico Gazprom.

Schröder tardó en dimitir de sus funciones al contrario de otros exdirigentes europeos que estaban en los mandos de dirección de empresas rusas antes de la guerra.

El excanciller está muy implicado dentro de Nord Stream AG, los controvertidos gasoductos que conectan Rusia y Alemania.

Pese a su relación con Putin, el excanciller alemán ha logrado salvarse de las sanciones de Occidente y ante el recrudecimiento de la crisis energética en Alemania y Europa por los posibles recortes del gas ruso, ha aparecido como una posible figura mediadora.

En las últimas semanas, los suministros de gas ruso han caído a unos 30 millones de metros cúbicos al día desde los 167 millones de metros cúbicos después que Polonia sancionara el gasoducto Yamal-Europa y Ucrania detuviera los flujos a través de una de las rutas.

Luego de una reunión personal con el mandatario ruso Vladimirt Putin hace dos semanas, Schröder concedió una entrevista en la que sugirió posibles soluciones a la crisis por la guerra en Ucrania.

“La buena noticia es que el Kremlin quiere una solución negociada”, afirmó el político socialdemócrata, en una entrevista en exclusiva con el semanario Stern.

Para el mandatario alemán, el acuerdo alcanzado para desbloquear las exportaciones de cereales ucranianos y apunta a que “tal vez sea el momento de empezar a trabajar para lograr una tregua”.

“No quiero quitarle el trabajo de mediación a nadie en el gobierno. Pero, ¿por qué debería dejar de tener conversaciones que son legalmente posibles y no me traen dificultades a mí o a mi familia?”, expresó el político.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido