Mundo

Primeras reacciones internacionales deploran comportamiento de seguidores de Trump

Personas voceras o funcionarias de gobiernos e instancias internacionales expresan indignación y preocupación por el estado de la democracia en Estados Unidos

Diversas personas voceras o funcionarias de gobiernos e instancias internacionales han reaccionado con indignación ante las acciones que se han dado el día de hoy en el Capitolio, la sede del Poder Legislativo en Estados Unidos, por parte de seguidores del saliente presidente Trump.

El Alto Representante (jefe de la diplomacia) de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, denunció este miércoles un asalto sin precedentes a la democracia en Estados Unidos, y pidió el respeto al resultado de las elecciones presidenciales de noviembre.

«A los ojos del mundo, la democracia estadounidense parece estar bajo asedio. Es un asalto sin precedentes de la democracia de Estados Unidos, sus instituciones y el imperio de la ley. Esto no es Estados Unidos. Los resultados de las elecciones del 3 de noviembre deben ser plenamente respetados», apuntó Borrell en Twitter.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, lamentó la «escenas profundamente inquietantes en el Capitolio».

La irrupción en el Congreso estadounidense, ofreció «escenas impactantes», denunció este miércoles en Twitter el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg.

«Escenas impactantes en Washington. El resultado de las elecciones democráticas debe ser respetado», señaló el jefe de la alianza militar atlántica.

El primer ministro británico, Boris Johnson, denunció «escenas vergonzosas en el Congreso estadounidense. Estados Unidos es el defensor de la democracia en el mundo entero y ahora es vital que el traspaso del poder se haga de manera pacífica y ordenada», estimó en un tuit.

«Estados Unidos está, con razón, muy orgulloso de su democracia y nada puede justificar estos intentos violentos por hacer fracasar la transición legal y conforme del poder», consideró el ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominc Raab.

«Escenas impactantes y profundamente tristes en Washington DC que deben nombrarse por lo que son: una agresión deliberada de la democracia por un presidente saliente y sus seguidores, que intentan revertir una elección libre y legítima», condenó por su parte su homólogo irlandés, Simon Coveney.

«El mundo los está mirando», añadió, pidiendo una «vuelta a la calma».

El primer ministro irlandés, Michael Martin, recordó «el vínculo profundo» de su país con Estados Unidos, afirmando que seguía los acontecimientos en Washington con «mucha preocupación y consternación».

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, exhortó este miércoles a los seguidores del presidente estadounidense Donald Trump a «dejar de pisotear la democracia», después de que estos irrumpieran en el Congreso de Estados Unidos, en Washington.

«Trump y sus seguidores deberían finalmente aceptar la decisión de los votantes estadounidenses y dejar de pisotear la democracia», tuiteó, añadiendo que «las palabras incendiarias se convierten en acciones violentas».

Incluso desde Venezuela, su ministro de Relaciones Exteriores Jorge Arreaza, compartió un comunicado en el que el gobierno manifestó su «preocupación con los hechos de violencia que se están llevando a cabo en la ciudad de Washington, Estados Unidos. Venezuela condena la polarización política y el espiral de violencia que no hace sino reflejar la profunda crisis por la que actualmente atraviesa el sistema político y social de los Estados Unidos».

 

Ir al contenido