Mundo

Presidente de Ecuador rebaja combustibles pero para indígenas es «insuficiente» e «insensible»

Reconocen, sin embargo, que "la lucha está dando sus frutos" y anuncian nuevas movilizaciones; Asamblea Nacional retomará sesión el martes de mañana 

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunciaba este domingo una rebaja de diez céntimos por galón en la gasolina extra y Ecopaís, como también en el diésel, ya que, según explicó, el precio de los combustibles “se ha convertido en la piedra angular” del paro indefinido organizado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que inició casi dos semanas atrás.

Unas horas después del anuncio, que se dio mientras la Asamblea Nacional discutía si destituye al mandatario o lo deja en el cargo, los titulares de las principales organizaciones que están movilizadas desde hace 15 días (Conaie, Fenocin y Feine) emitieron un comunicado para responder al anuncio de Lasso.

Entre otras cosas, señalan que es una «decisión insuficiente, sin garantías y que no se compadece con la situación de pobreza» que viven miles de ecuatorianos. «No es suficiente, es insensible», subrayan.

De todas maneras, el comunicado reconoce que «la lucha está dando sus frutos» y ratifica que el gobierno «siempre ha tenido en sus manos dar respuesta a los 10 puntos de la agenda pero no tiene voluntad política para dialogar y resolver».

«Nuestra lucha no cesa, ni tampoco el derecho a la resistencia y la protesta», agregan en el documento, en el que anuncian que seguirán analizando el alcance de los anuncios de Lasso «con nuestras bases para definir el camino a seguir», añaden las tres organizaciones ecuatorianas.

Las protestas comenzaron hace dos semanas y han tenido como resultado cientos de heridos, cinco fallecidos y varias denuncias de violaciones a los derechos humanos. La Asamblea Nacional no terminó de tomar una posición en relación con la moción de destituir a Lasso. El presidente de la Asamblea, Virgilio Saquicela, anunció durante la madrugada que la sesión se reinstalará el martes 28 de junio a las 11:00.

La cadena de Lasso

En su discurso, Lasso consideró que en estos 14 días de manifestaciones el país ha sido víctima de “múltiples actos de barbarie y sabotaje” y remarcó que ninguno de ellos “quedará en la impunidad”, porque todos serán llevados ante la Justicia. “Vamos a realizar inmediatamente las respectivas denuncias ante la fiscalía para que estos delincuentes respondan ante la ley”, remarcó.

Sobre el accionar en las calles, el presidente dijo que, para quienes permanezcan ejerciendo violencia, la policía y las Fuerzas Armadas actuarán “mediante el uso progresivo de la fuerza para restablecer el orden y devolver a la ciudadanía a la tranquilidad”.

“Los ecuatorianos que buscan el diálogo encontrarán un gobierno con la mano extendida, los que buscan el caos, la violencia y el terrorismo, toda la fuerza de la ley. Los ecuatorianos debemos volver a la normalidad, debemos con optimismo y fe retomar la senda del progreso para todos”, concluyó.

Desde el lunes 13manifestantes reclaman en Ecuador por el precio elevado de los productos de primera necesidad, la precariedad de hospitales públicos, los precios de combustibles, la ausencia de créditos para promover la producción, la atención hacia el sector agricultor y la privatización de empresas públicas, entre otros. Surgió de la mano de la Conaie y otras 53 agrupaciones, que entendieron que el pueblo “debía levantarse luego de agotar las instancias de diálogo con el gobierno”.

Este domingo, el parlamento ecuatoriano continúa debatiendo una moción presentada por el partido opositor Unión por la Esperanza (UNES), liderado por el expresidente Rafael Correa (2007-2017), que propone la destitución del mandatario debido a la grave crisis política y conmoción social.

 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido