Mundo

Portaaviones de EEUU ingresa al golfo Pérsico en medio de amenazas de sanción a Irán

Pese a no tener el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU, el grupo de ataque que incluye dos cruceros lanzamisiles y un destructor, navegó hacia la zona para operar y entrenar con aliados de los estadounidenses.

Un portaaviones estadounidense pasó por el estrecho de Ormuz para ingresar al Golfo este viernes, en medio de las amenazas de Washington de hacer cumplir las sanciones de la ONU contra Teherán, pese a no tener el respaldo de los socios del Consejo de Seguridad, anunció la Marina de EEUU.

Un grupo de ataque liderado por el USS Nimitz, que incluye dos cruceros lanzamisiles y un destructor, navegó hacia el Golfo para operar y entrenar con socios estadounidenses, además de apoyar a la coalición que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico, dijo la Quinta Flota de Estados Unidos en un comunicado.

«El grupo de ataque Nimitz ha estado operando en el área de maniobra de la Quinta Flota desde julio y está en la cima de su preparación», dijo el comandante del grupo, el contralmirante Jim Kirk.

La medida se produce pocos días después de que el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, prometiera hacer cumplir un embargo de armas y otras sanciones internacionales contra Irán que, según la administración Trump, se reanudarán el sábado.

El martes, Pompeo prometió que Washignton evitaría que Irán comprara equipo militar chino y ruso, pese a que sus aliados europeos no concuerdan con su postura en el caso.

«Vamos a actuar de una manera, y hemos actuado de una manera, que evitará que Irán pueda comprar tanques chinos y sistemas de defensa rusos y revender armas a Hezbolá», dijo Pompeo.

El miércoles, el funcionario dijo que Estados Unidos aplicará la reanudación de las sanciones impuestas por Naciones Unidas a Irán a partir de la próxima semana, a pesar de que casi todo el Consejo de Seguridad de ONU aseguró que Washington no tiene motivos para tomar dicha medida.

«Haremos todo lo que sea necesario para asegurarnos de que se cumplan esas sanciones», aseveró Pompeo.

Estados Unidos envía regularmente grupos de portaaviones al Golfo para realizar ejercicios y apoyar las operaciones de la coalición estadounidense anti-EI en Irak y Siria.

Pero la administración Trump ha aumentado la presión sobre Teherán.

Según la Agencia Internacional de Energía Atómica, Irán ha intensificado sus actividades de desarrollo nuclear desde que Estados Unidos se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear de 2018.

Washington dice que, a pesar de su retirada, tiene derecho a obligar a la ONU a volver a imponer sanciones a Irán por violar el acuerdo.

Ir al contenido