OMS advierte que Sudamérica es «un nuevo epicentro» de la pandemia

Brasil es el país más afectado, mientras los presidentes de Perú, Colombia, Chile y Uruguay se reunieron en videoconferencia para tomar medidas frente a la crisis.

Sudamérica es «un nuevo epicentro» de la pandemia del nuevo coronavirus, en particular Brasil, el país más afectado, estimó el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Sudamérica se convirtió en un nuevo epicentro de la enfermedad. Vemos el número de casos aumentar en muchos países sudamericanos», declaró el responsable de situaciones de emergencia de la OMS, Michael Ryan, en teleconferencia desde Ginebra.

«Hay mucha preocupación en torno a esos países, pero claramente el más afectado por el momento es Brasil», precisó Ryan.

La pandemia de la COVID-19 ya ha matado a más de 20.000 personas en Brasil, según el último balance, con un nuevo récord de decesos en 24h el jueves, con 1.188 decesos.

Brasil ha registrado más de 310.000 casos, aunque los expertos aseguran que la falta de tests de diagnóstico implica que las cifras probablemente son más altas.

El número de muertos -sexto mundial- se ha duplicado en 11 días, según datos del ministerio.

«La mayoría de casos son de la región de Sao Paulo», indicó Ryan.

«Pero en términos de porcentajes, los índices más elevados se hallan en Amazonas: unas 450 personas infectadas por cada 100.000 habitantes, lo que significa un porcentaje bastante alto», añadió.

Ante la rápida progresión de la pandemia en la región, los presidentes de Perú, Colombia, Chile y Uruguay se reunieron en videoconferencia para tomar medidas frente a la crisis.

Además del coste en vidas, las repercusiones económicas de la pandemia serán enormes. Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado el jueves estima que la pandemia generará 11,5 millones de desempleados en la región en 2020. Y la contracción de la economía será este año de 5,3%, la peor desde 1930.

En Perú, segundo país de la región en número de contagios y tercero en fallecidos, se registraron unos 110.000 casos y más de 3.100 decesos.

La mayoría de hospitales de Lima están al borde del colapso, indicó el jueves la oficina del defensor del pueblo, que supervisa el respeto de los derechos humanos.

En los establecimientos de salud «faltan equipos de bioseguridad para el personal, camas UCI [Unidad de Cuidados Intensivos], ventiladores mecánicos, oxígeno, pruebas de descarte, entre otros dispositivos e insumos», indicó la oficina.

Contagiados y deportados

En Chile, un país de 18 millones de habitantes con más de 57.000 casos, los fallecimientos aumentaron un 29% en las últimas 24 horas, hasta alcanzar 589.

«Se trata de una batalla descomunal de la cual nadie puede desmarcarse», dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Muchos habitantes rompieron en los últimos días el confinamiento para manifestarse y reclamar ayudas alimentarias. La epidemia disparó además el desempleo y el hambre en los barrios más pobres.

Argentina también registró un enorme aumento de casos. Cerca del 90% de las infecciones se encuentran en Buenos Aires y su periferia, en total unos 14 millones de habitantes. El balance de fallecidos en el país es de 416.

Más al norte, en Guatemala, el presidente Alejandro Giammattei recriminó a la administración de Donald Trump la deportación de migrantes contagiados.

«Entendemos que Estados Unidos quiere deportar gente, lo entendemos, pero lo que no entendemos es que nos manden los vuelos todos contaminados», aseguró.

En Haití, en la mayor cárcel de Puerto Príncipe, superpoblada e insalubre, hay presos que dieron positivo por coronavirus, indicó este jueves a la AFP el director del penal.

«Hemos librado una dura batalla para evitar eso, pero, desgraciadamente, ha pasado», dijo Charles Nazaire Noel.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments