Azote de la tormenta causa 22 muertos en Centroamérica

Nate causa tres muertos en Nicaragua y nueve desaparecidos

La tormenta Nate viaja hacia el norte y se encuentra al sur de la península de Yucatán. Pronto podría convertirse en huracán.

La tormenta tropical Nate ha dejado en Nicaragua al menos cuatro personas muertas y otras nueve desaparecidas, entre la noche del miércoles y el medio día del jueves, dijo el Nuevo Diario de Nicaragua, citando fuentes gubernamentales.

Nicaragua amaneció  haciendo un nuevo recuento de los daños: un muerto en Chinandega, desesperación en Juigalpa, destrucción en Carazo, incomunicación en Rivas y una Managua que vio de lejos el drama, afirma el periódico.

Las inundaciones fueron atribuidas a dos fenómenos distintos: una en la costa del Pacífico, que provocó grandes inundaciones en el departamento de Carazo, y otro, la tormenta tropical Nate, cuyos efectos se sintieron especialmente en la costa del Caribe, afectando 25 municipios en once departamentos en todo el país.

El viernes, en la sureña ciudad de Rivas, a unos 30 km de la frontera con Costa Rica, la población no tenía agua ni electricidad, había calles destrozadas y muros caídos. El periodista de La Prensa, José Adán Silva, afirmó que tras 48 horas de lluvias intensas “la ciudad estaba incomunicada en varias zonas por fuertes corrientes de ríos y cauces desbordados y por enormes árboles caídos sobre casas, patios y vías”.

“Lanchas, veleros y barcos de pesca aparecieron encallados la mañana de este jueves en la playa de San Juan del Sur, luego de ser arrastrados por la fuerza viento”, afirmó.

La tormenta tropical Nate, cuyo centro estuvo frente a la costa del Caribe nicaragüense el miércoles y jueves, motivó la declaración de alerta amarilla a todo el territorio nacional. La edición digital del diario La Prensa habló de once muertos en Rivas, Carazo, Puerto Cabezas, Estelí, Nueva Segovia, Boaco y Chontales.

En Managua los efectos fueron menos extendidos, pero dependiendo del sector de la ciudad el viento y las lluvias tuvieron más intensidad, como en barrio Bolonia, donde el agua subió hasta la altura de las ventanas de los carros, como muestra la foto del diario La Prensa. Sin embargo, no se informó de víctimas mortales en la capital.

La tormenta salió ayer del territorio nicaragüense hacia el norte, pero se espera aun hoy lluvias fuertes en el occidente del país, menos afectado ayer.

Pero La Prensa citó al agrometeorólogo Agustín Moreira, del Centro Humboldt, quien afirmó que el fenómeno afectará en el país hasta mediados de la próxima semana . Durante este fin de semana se esperan vientos fuertes, debido a la zona de baja presión que se ha formado. Esto podría provocar marejadas en la costa del Pacífico de hasta ocho pies de altura, afirmó Moreira al periódico.

La vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, dio a conocer en la noche del jueves las conclusiones de un análisis del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) para quienes las lluvias registradas en el Pacífico nicaragüense no estaban asociadas a la tormenta tropical Nate.

Según el especialista del INETER, José Antonio Milán, los valores registrados en la zona del Pacífico “no son anómalos” para esta época. “Lo que pasa es que llevamos varios años de sequía y quizás habíamos perdido el hábito de los inviernos fuertes”, afirmó Murillo.

0 comments