Moscú pagó a talibanes para que mataran a soldados occidentales, según inteligencia de EEUU

Trump fue informado desde marzo, pero no tomó ninguna medida y más bien buscó invitar a Rusia a la cumbre del G7. El gobierno ruso por su parte niega la acusación.

Los servicios de inteligencia estadounidenses están convencidos de que Rusia ofreció discretamente recompensas a combatientes cercanos a los talibanes para matar a soldados de Estados Unidos o de la OTAN en Afganistán, informó este viernes el New York Times.

Esa conclusión se remonta a unos meses, cuando los islamistas afganos habían entablado negociaciones con Washington para poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos, según el diario.

Los estadounidenses y los talibanes firmaron un acuerdo el 29 de febrero, que prevé una retirada progresiva de todas las fuerzas del país norteamericano de Afganistán y negociaciones de paz entre los insurrectos y el gobierno de Kabul.

Una unidad de la inteligencia militar rusa distribuyó dinero a combatientes islamistas o criminales armados cercanos a los talibanes, añadió el New York Times, sin poder decir cuántos de los 20 estadounidenses fallecidos en Afganistán en 2019 estuvieron relacionados con esa operación.

El diario, que cita a altos funcionarios anónimos, asegura que el presidente Donald Trump fue informado de esa iniciativa y que sus asesores de seguridad nacional abordaron ese asunto en una reunión a finales de marzo.

Washington compartió su hallazgo con Reino Unido, cuyos soldados también fueron objeto de esa medida de Moscú, indicó el periódico.

Altos funcionarios estadounidenses y afganos ya mencionaron en el pasado un apoyo ruso a los talibanes, pero semejante operación supondría una verdadera escalada en su implicación en el conflicto afgano.

Moscú lo niega

Rusia desmintió el sábado las informaciones del diario New York Times, según las cuales los servicios de inteligencia estadounidenses están convencidos de que Moscú ofreció recompensas a milicianos cercanos a los talibanes para matar soldados occidentales en Afganistán.

«Estas acusaciones infundadas y anónimas que afirman que Moscú está detrás de la muerte de soldados estadounidenses en Afganistán ya han dado lugar a amenazas directas contra la vida de empleados de las embajadas rusas en Washington y Londres», indicó en Twitter la embajada rusa en Estados Unidos.

En otro mensaje, la legación exhortó al New York Times a «dejar de fabricar falsas informaciones» y pidió a las autoridades estadounidenses «tomar medidas eficaces» para garantizar la seguridad de sus empleados.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments