Mundo

Lula apunta contra la regla fiscal: «No habrá tope de gasto en nuestro gobierno»

El líder izquierdista también defendió que para garantizar la responsabilidad fiscal "no es necesario" mantener "el techo de gasto"

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien encabeza las encuestas de intención de voto para las elecciones de octubre, aseguró este miércoles que no mantendrá el tope de gasto si resulta electo, mientras afirmó que el crecimiento del Producto Interno Bruto Producto (PIB) mejorará la relación con la deuda pública. 

«No habrá tope de gastos en mi gobierno. Vamos a invertir en educación, porque eso es lo que más retorno le da al país. Lo que va a solucionar la relación deuda/PIB es el crecimiento del PIB», dijo Lula en una encuentro con rectores de universidades federales en la ciudad de Juiz de Fora, Minas Gerais.

El líder izquierdista también defendió que para garantizar la responsabilidad fiscal «no es necesario» mantener «el techo de gasto», establecido por la Constitución durante el gobierno de Michel Temer (2016-2018), que impide aumentar el gasto público por arriba de la inflación del año anterior. «El techo de gasto limita la capacidad de inversión del Estado», señaló.

Lula argumenta que durante sus dos mandatos como presidente no hubo tope de gasto y tampoco déficit presupuestario. «Dejamos las reservas internacionales más grandes de la historia, lo que ahora está salvando a este país», enfatizó.

Policía apunta con arma a militantes antes de que llegue Lula

Previo a la llegada de Lula a Juiz de Fora, manifestantes de izquierda que realizaban un acto fueron amenazados por un policía que les apuntó con su arma. En imágenes subidas a redes sociales, se ve al policía en la entrada del aeropuerto de la ciudad tratando de dispersar a los manifestantes vestidos con camisetas rojas, color tradicional del Partido de los Trabajadores, gritando: «¡Estoy dando una orden!».

Lula fue advertido de que los bolsonaristas estarían “montando” una protesta en su contra durante su visita a Juiz de Fora. La ciudad es administrada por la exdiputada federal Margarida Salomão (PT) y fue el escenario de la puñalada que recibió durante la campaña electoral de 2018 el actual mandatario, Jair Bolsonaro.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido