Los sauditas ven hundirse los precios del petróleo y se preparan para lo peor

Caida del petroleo es impulsada por decisión de Arabia Saudita de aumentar su producción a partir de abril y bajar precios, en represalia por el rechazo ruso a reducir la oferta ante la caída de la demanda por el coronavirus.

Hoteles vacíos y salones de belleza cerrados. Los sauditas se preparan para un hundimiento de su economía debido a la pandemia del coronavirus y a posibles medidas de austeridad provocadas por el desplome del precio del crudo, provocado en parte por las autoridades de Riad.

La mayor de las economías árabes espera grandes pérdidas, en un contexto de actividad perturbada por las medidas para luchar contra el coronavirus.

Arabia Saudita, el primer exportador de petróleo del mundo, también se ha visto afectado de lleno por la caída de los precios del barril, por debajo de 30 dólares esta semana por primera vez en cuatro años.

«¡Estamos en crisis!» dice un alto funcionario saudita. «Todo es imprevisible, deberíamos prepararnos para lo peor», advierte, y asegura que ha empezado a convertir parte de su salario en dólares y en monedas de oro, un valor refugio.

En el centro de Riad, un joyero explica haber decidido también convertir «sumas importantes de dinero en efectivo» en lingotes y monedas de oro.

Recortes presupuestarios

Los sauditas temen los recortes de las subvenciones estatales, así como la supresión de empleos en el sector público y privado o la reducción de las becas para estudiar en el extranjero, en un contexto de desempleo elevado.

El ministro de Finanzas pidió a los organismos del gobierno que hagan propuestas para reducir el presupuesto de este año, entre un 20% y un 30%, indicó la consultora Nasser Saidi and Associates.

«Probablemente será en forma de proyectos aplazados o de retrasos en la atribución de contratos, entre otros», indica en una nota.

El país está preparando diversas hipótesis presupuestarias con un precio del barril de petróleo de entre 12 y 20 dólares, apunta Energy Intelligence Group.

«La confianza del público depende de los gastos públicos y del petróleo, y ambos están a la baja», apunta un asesor de un ministerio saudita para un proyecto importante. «No sabemos si mañana tendremos nuestros empleos».

Esta rica monarquía petrolera, que antes gastaba sin contar, pidió a los ministerios que notifiquen «cada céntimo» que gastan, según el consultor.

Varios hoteles de Riad, mucho de ellos vacíos por la falta de viajeros, se han visto obligados a mandar a casa sin sueldo a su personal.

Algunos fueron requisados por las autoridades para poner a las personas en cuarentena, según varios miembros del personal y clientes, que se vieron forzados a abandonar rápidamente el lugar.

La ley del más fuerte

El hundimiento del petroleo se vio favorecido por la decisión de Arabia Saudita de aumentar su producción a partir de abril y de bajar sus precios, en represalia por el rechazo de Rusia de reducir la oferta para hacer frente a la la caída de la demanda, provocada por el coronavirus.

Arabia Saudita ignoró las críticas según las cuales esta decisión podría afectar a otros exportadores de petróleo.

«La época en que Arabia Saudita aguantaba los choques del mercado petrolero en nombre de la economía y otros productores probablemente terminó», apunta el experto saudita Ali Shihabi.

«En el juego de la energía (…) ahora rige la ley del más fuerte», apunta.

Arabia Saudita tiene enormes reservas fiscales de unos 500.000 millones de dólares y quiere seguir siendo un productor de petróleo de bajo coste, capaz de aguantar con precios bajos durante años.

Pero Riad ya tiene un déficit presupuestario importante desde hace varios años, en un contexto de caída de los precios. Acumula 350.000 millones de dólares de déficit.

El país pidió prestados más de 100.000 millones de dólares y usó sus reservas para hacer frente a ese problema.

Los proyectos faraónicos del príncipe heredero Mohammed bin Salmán para salir de su dependencia del petróleo parecen ahora vulnerables.

Para equilibrar su presupuesto Arabia Saudita necesita un precio del barril de unos 80 dólares.

por Anuj Chopra

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments