Mundo

La pandemia no da tregua en América

Continente registra más de 316.000 decesos por COVID-19 y 7,9 millones de contagios. En América Latina y el Caribe, Brasil y México son los países más golpeados.

La pandemia del coronavirus sigue avanzando de manera preocupante en el mundo, con un récord de contagios en Australia y un aumento de muertos en países como México, Brasil y Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump debió incluso admitir que la situación «empeorará».

Desde que apareció en diciembre pasado en China, el virus ha provocado 15 millones de contagios y se ha cobrado casi 617.000 vidas, según un balance de la AFP a partir de cifras oficiales.

Casi una cuarta parte de esas muertes (142.000) han ocurrido en Estados Unidos, el país más golpeado (casi 4 millones de contagiados) y cuyo presidente ha minimizado repetidamente la gravedad de la crisis.

Pero el martes, octavo día con más de 60.000 nuevos casos, Trump cambió de tono: «Probablemente y desafortunadamente, la crisis va a empeorar antes de que haya una mejora».

Varios estados del país viven una aceleración de contagios y muertes. Trump aconsejó incluso el uso de mascarillas, algo a lo que se había opuesto hasta ahora.

Pero esto no ha frenado su diatriba contra China. Varios medios británicos informaron este miércoles de que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, reprochó al director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de haberse dejado «comprar» por ese país, al que acusa de esconder información del virus e incluso de espionaje en la búsqueda de una vacuna contra el nuevo coronavirus.

Por su parte, China acusó a Estados Unidos de «calumnias» después de que dos de sus ciudadanos fueran imputados por ataques informáticos contra empresas que buscan una vacuna contra la covid-19.

China advirtió incluso a sus estudiantes en Estados Unidos que estén alerta ante tensiones bilaterales crecientes que podrían desembocar en «arbitrariedades».

Un sufrimiento que no para

Las Américas registraron más de 316.000 muertos por COVID-19 y 7,9 millones de contagios. «La pandemia no muestra signos de una desaceleración en la región», alertó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el martes.

En América Latina y el Caribe, donde hay más de 167.000 muertos y 3,9 millones de contagios, Brasil, con 2,1 millones de infectados y más de 81.000 muertos, y México, con 356.255 casos y 40.000 muertes, son los más azotados.

En las últimas 24 horas, Brasil sumó 1.367 muertos y México, 915.

Pero en medio de desasosiego que puede provocar la pandemia, hay quienes se las ingenian para no desfallecer y dar aliento a otros, como Roberto García, un DJ de 38 años, que montó un espectáculo en su azotea para poner a bailar a los vecinos de Naucalpan, suburbio vecino de Ciudad de México.

«Nos motiva brindar música a la gente como forma de terapia, de diversión, de esparcimiento», dijo a la AFP.

En otros países el temor a la segunda ola aumenta ante la aparición de preocupantes rebrotes. Australia anunció el miércoles 502 nuevos casos de coronavirus, la cifra más alta jamás registrada en el país. En Tokio, sus autoridades también llamaron el miércoles a los habitantes a quedarse en casa en los días venideros.

Esperanzas en una vacuna

Los mercados mundiales se han visto impulsados por un paquete de ayuda de la Unión Europea de 840.000 millones de dólares, que permitirá sobre todo a los más afectados, como España e Italia, enfrentar la profunda recesión prevista para 2020 a causa de la pandemia, que deja más de 205.000 muertos en Europa.

Los legisladores en Washington también están preparando un nuevo paquete de estímulo.

Pero las esperanzas de poner fin a la crisis, que deja a decenas de millones de desempleados en el mundo y ha paralizado el comercio mundial, se centran en la producción de una vacuna.

Estudios publicados esta semana dieron esperanzas de encontrarla pronto gracias al avance de dos ensayos: el de la Universidad de Oxford en asociación con AstraZeneca y el de investigadores de varios organismos en China, financiados por CanSino Biologics.

En Estados Unidos, los laboratorios Pfizer, Merck y Moderna dijeron que en caso de lograr la vacuna contra el nuevo coronavirus, no la venderán a precio de costo. Por el contrario, Johnson & Johnson y AstraZeneca se han comprometido a vender inicialmente sus dosis sin obtener ganancias.

Y Brasil se convirtió en el primer país en iniciar las pruebas en fase 3 de la vacuna china contra el coronavirus Coronavac, informó a AFP el laboratorio Sinovac Biotech.

Unos 9.000 médicos y paramédicos voluntarios recibirán en los próximos tres meses la vacuna como parte del convenio entre el laboratorio chino y el prestigioso instituto de investigación brasileño Butantan para realizar los ensayos en la última fase antes de su homologación.

Ir al contenido