«La desigualdad en nuestra región nos hace más vulnerables a la pandemia», asegura OPS

Según el organismo, América tiene ya casi 3 millones de casos confirmados por COVID-19 y contabiliza más de la mitad de los casos nuevos de la última semana.

América se convirtió en el centro de la pandemia COVID-19 y, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la desigualdad reinante en el continente lo vuelve aún más vulnerable a esta enfermedad.

«Somos una región de masivas desigualdades. Hay muchas más personas que no tienen acceso a atención médica de calidad que las que sí. Somos una reunión de megaciudades, en donde los grupos pobres y vulnerables no tienen los medios para quedarse en casa y protegerse», afirmó la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Etienne agregó que en América hay muchos grupos que tienen un gran riesgo de contagiarse del virus.

«Las poblaciones indígenas, los migrantes, las personas con condiciones de salud especiales son mucho más vulnerables. Además, somos una región de sistemas de salud públicos subfinanciados y débiles que enfrentan problemas mucho más serios, más que la COVID-19, como el paludismo, sarampión y dengue», dijo.

Lecciones para la región

La directora de la OPS reflexionó sobre el avance de la enfermedad, a tres meses de su aparición en el continente. Según Etienne, tomar con cuidado el levantamiento del distanciamiento social es muy importante en esta fase de la COVID-19.

«Piensen dos veces antes de flexibilizar las medidas de alejamiento. El distanciamiento social sigue siendo nuestra mejor estrategia para contener la propagación del virus. Muchos sitios ahora piensan abrir, por lo que debemos ser cuidadoso. No abran demasiado rápido o corren el riesgo de una emergencia que podría borrar todo lo que se ha logrado en los últimos meses», advirtió.

La directora de la OPS hizo un llamado a las autoridades para que toman sus decisiones basadas en la evidencia y en toda la información posible.

«No tomen decisiones en la oscuridad. La vigilancia es la herramienta más valiosa para orientar nuestras acciones de salud pública. Aunque la capacidad de prueba no sea perfecta prácticamente todos los sitios de la región tienen suficientes datos para rastrear y monitorear la propagación del virus; eso debe impulsar las decisiones», indicó Etienne.

Tres millones de casos confirmados

Luego de 10 semanas, América llegó a casi 3 millones de casos confirmados por COVID-19, con una curva epidemiológica que aumenta considerablemente, según los datos de la OPS.

La semana anterior, a nivel mundial se registraron 732 mil casos nuevos, de los cuales más de 250 mil fueron en los países latinoamericanos. Toda la región de las Américas contabilizan más de la mitad de los casos nuevos reportados en el planeta.

«Más gente se enfermará mañana que hoy. Las economías seguirán bajo tensión y la sociedad luchará con esta nueva forma de vida que se nos está imponiendo. La situación es terrible, pero no desesperada, siempre que nuestro enfoque para derrocar el virus sea la solidaridad», afirmó Etienne.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments