Mundo

Incendios forestales en Siberia comienzan a afectar ciudades rusas

Casi 200 focos se extienden en un total de 43.000 hectáreas, pero hay otras 380.000 hectáreas que han sido devastadas por las llamas y en las que no hay bomberos.

Los bomberos rusos intentan extinguir más de 200 incendios que se registran en Siberia y que afectaron este jueves a la periferia de varias ciudades rusas, algunas de ellas literalmente inmersas en el humo.

Una de las urbes más afectadas por estos incendios, que se registran cada año pero que cada vez son más graves debido, según los expertos, al calentamiento global, es Yugorsk, situada unos 1.600 kilómetros al noreste de Moscú, donde un grupo de más de 100 bomberos y voluntarios lucha contra las llamas.

«El fuego no amenaza las casas, pero el humo ha entrado en la ciudad», dijo a la AFP Alexeï Maksimeniouk, un responsable municipal.

En Iakutsk, ciudad de más de 300.000 habitantes en Siberia oriental, fotos y videos publicados en las redes sociales mostraban una nube gris de humo que envolvía las calles y casas.

En total, los casi 200 focos se extienden en un total de 43.000 hectáreas, pero hay otras 380.000 hectáreas que han sido devastadas por las llamas y en las que no hay bomberos, ya que la política oficial, a menudo criticada, es no extinguir incendios en zonas aisladas y deshabitadas.

Este año, los fuegos son más intensos y abundantes debido a la ola de calor provocada por el cambio climático. Pero grupos ecologistas también apuntan que la gestión deficiente de los bosques rusos y la falta de medios financieros que se les consagra contribuyen a este recrudecimiento de los incendios.

Ir al contenido