Mundo

Fábrica taiwanesa de iPhone en China vive violentas protestas

Mientras millones de tiendas en el mundo se preparan este fin de año para ofrecer a los consumidores los más recientes productos de iPhone, en China, donde tiene sus mayores fábricas el gigante tecnológico taiwanés Foxconn, que los produce, la huelga de trabajadores por mejores condiciones laborales estalló con violentas represiones.

Pekín, China

Violentas protestas estallaron en la mayor planta de fabricación de iPhone en China, propiedad del gigante tecnológico taiwanés Foxconn, donde se vivieron enfrentamientos entre trabajadores y personal de seguridad para pedir mejores salarios y mejores condiciones de vida.

La enorme instalación de unos 200.000 trabajadores, apodada «La Ciudad del iPhone», está situada en la ciudad de Zhengzhou.

Foxconn confirmó este miércoles los disturbios.

En vídeos compartidos con la AFP o difundidos en las redes sociales se ve a cientos de trabajadores marchando por una carretera y enfrentándose a la policía antidisturbios, así como a personas con trajes de protección.

Las imágenes compartidas con la AFP y captadas por un trabajador de la fábrica mostraban a una persona inerte en el suelo junto a un hombre con una chaqueta manchada de sangre que tenía la cabeza atada en un aparente esfuerzo por curar una herida.

En otro vídeo se ve a decenas de personas vestidas con trajes de protección empuñando porras y persiguiendo a los empleados, uno de los cuales es derribado al suelo antes de parecer recibir una patada en la cabeza.

El trabajador que compartió los vídeos estimó que unas 20 personas resultaron heridas en los enfrentamientos, algunas de las cuales fueron trasladadas al hospital. Pidió el anonimato para proteger su seguridad.

Los enfrentamientos estallaron después de que los empleados que firmaron un acuerdo con la fábrica para trabajar al menos 30 días a cambio de un pago único de 3.000 yuanes (420 dólares) vieran de repente la cifra recortada a solo 30 yuanes, dijo a la AFP.

Muchos trabajadores también estaban indignados por las «caóticas» condiciones de vida, dijo, añadiendo que «no había recibido ninguna comida» de la empresa desde el martes.

También se ordenó a algunos empleados que dieron negativo por covid-19 que trabajen junto a compañeros que en su día dieron positivo, pero que no fueron puestos en cuarentena, dijo el trabajador.

Foxconn explicó que los trabajadores se habían quejado de los salarios y las condiciones en la planta, pero negó que hubiera alojado a los nuevos trabajadores junto al personal contaminado por covid-19.

«En lo que se refiere a la violencia, la compañía seguirá comunicándose con los empleados y el gobierno para evitar que se repitan incidentes similares», dijo el gigante tecnológico taiwanés en un comunicado.

La política china de «cero covid» está provocando hastío y resentimiento de amplias franjas de la población, con confinamientos que duran semanas en fábricas y universidades o la prohibición de viajar libremente.

Un vídeo filmado por la noche mostraba a un hombre con la cara ensangrentada mientras alguien fuera de cámara decía: «Están golpeando a la gente, golpeando a la gente. ¿Tienen conciencia?».

Otro vídeo filmado en el mismo lugar mostraba a decenas de trabajadores enfrentándose a policías al grito de «¡Defendamos nuestros derechos!», mientras otra voz habla de «bombas de humo» y «gases lacrimógenos».

La etiqueta en Weibo «Disturbios en Foxconn» parecía haber sido censurado este miércoles, pero algunos mensajes hacían referencia a que las protestas siguen en curso.

Foco de disturbios

Foxconn, también conocida por su nombre oficial Hon Hai Precision Industry, es el mayor fabricante de electrónica del mundo y ensambla aparatos para muchas marcas internacionales.

El gigante tecnológico taiwanés, principal subcontratista de Apple, registró recientemente un aumento de los casos de covid-19 en su planta de Zhengzhou, lo que llevó a la empresa a cerrar el complejo en un intento de mantener el virus bajo control.

Apple reconoció este mes que el cierre había «afectado temporalmente» a la producción de esta fábrica, la joya de la corona de la compañía taiwanesa, que produce iPhones en grandes cantidades.

Foxconn es el mayor empleador del sector privado de China, con más de un millón de personas trabajando en todo el país en unas 30 fábricas e institutos de investigación.

China es la última gran economía que se aferra a esta estrategia para luchar contra el covid-19 que consiste en imponer confinamientos masivos, test y largas cuarentenas.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido