Europa centro de la tensión mundial a inicio de 2015

El evento más importante del 2014 fue el que no ocurrió: Europa no pudo resolver sus ya largos problemas económicos, políticos y sociales. “Pongo

El evento más importante del 2014 fue el que no ocurrió: Europa no pudo resolver sus ya largos problemas económicos, políticos y sociales. “Pongo esto en el número uno porque, a pesar de su debilitamiento, Europa sigue siendo una figura central en el sistema global”, así comenzó su balance del año pasado George Friedman, presidente de Stratfor y analista principal de la empresa dedicada a lo que llaman “inteligencia global”.

En su opinión, el fracaso de Europa en hacer algún progreso hacia la solución definitiva de un problema que comenzó hace seis años presenta serias dudas sobre la posibilidad de resolverlo. Si lo fuera –afirma Friedman– “en mi opinión ya habría sido resuelto, dada la amenaza que representa. Con cada año que pasa, tenemos que considerar la posibilidad de que esta no es solo una crisis que pasa, sino una nueva y permanente realidad europea”.

El 4 de noviembre pasado se difundió el siguiente comunicado: “Las previsiones de otoño de la Comisión Europea indican un débil crecimiento económico para el resto del año, tanto en la Unión Europea (UE) como en la zona del euro. Se prevé que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real alcance el 1,3% en la UE y el 0,8% en la zona del euro en el conjunto de 2014. En el transcurso de 2015, se espera un lento aumento del crecimiento del 1,5% y el 1,1%, respectivamente.

El vicepresidente de la Comisión Europea responsable de la cartera de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, agregó: “La situación económica y en materia de empleo no mejora con la suficiente rapidez”.

Lo cierto es que, según esas previsiones, la tasa de desempleo en el 2014 seguía siendo de 26,8% en Grecia y de 24,8% en España. En Italia y Francia, era de 12,6% y 10,4%, respectivamente, y de 10,3% para toda la Unión Europea.

La realidad podría ser algo peor. En la primera semana de enero se informó que el desempleo había alcanzado en noviembre pasado un nuevo récord en Italia: 13,4%. Con un desempleo juvenil (entre 15 y 24 años) de 43,9%. Solo en Italia, casi 3,5 millones de personas buscan trabajo (y no lo encuentran).

En materia de paro juvenil, España batía todos los récords. En noviembre, esa tasa llegó a 57,7%, según datos de Eurostat.

En resumen, Friedman se remitió a estimaciones de que Europa crecerá poco o no crecerá en 2015, “con algunas áreas en depresión o ya en recesión (…) China no ha sido capaz de retomar sus tasas de crecimiento desde 2008”. Estados Unidos revisó su tasa de crecimiento a un 5% en el tercer trimestre del año pasado, mientras Japón sigue en “profunda recesión”.

La conclusión es que “el hecho de que los mayores centros económicos del mundo estén completamente fuera de sintonía uno con el otro –no solo estadísticamente, sino también estructuralmente– indica que podría estar en desarrollo un cambio importante en la forma como el mundo funciona”.

CONTRA LA MIGRACIÓN

En este marco, crecen las protestas en Europa contra la inmigración, principalmente norafricana y de población islámica.

La semana pasada, BBC Mundo anunciaba en su artículo “Pegida, el movimiento antiislámico que divide Alemania”:

“Se trata del grupo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida por sus siglas en alemán)”.

“Las protestas ya son semanales y han estado ganando terreno desde el pasado mes de octubre”. Las manifestaciones tiene particular fuerza en la ciudad de Dresde, capital del estado de Sajonia, donde casi no hay migración.

Ubicada muy cerca de las fronteras con Polonia y la República Checa, Dresde, en comparación con otras ciudades alemanas, ha recibido históricamente menos inmigrantes y tiene muchos menos residentes musulmanes. Es una región de tradición conservadora y de ultraderecha, en la que el Partido Democrático Nacional tiene mucha fuerza, con una gran actividad neonazi.

“Ahí está la clave, no tanto en la teoría de que el este de Alemania es más xenófobo que el oeste. Eso es pura especulación”, en opinión del director de la oficina en Berlín de Human Rights Watch, Wenzel Michalsk, citado por la BBC.

Ese es el paño de fondo del escenario europeo cuyo último acto fue la masacre de Charlie Hebdo –un semanario satírico francés–, el pasado 7 de enero, que se atribuye a organizaciones islamistas, en particular a Al Qaeda y cuyas consecuencias no parecen difíciles de prever.

Si a eso sumamos la situación en Medio Oriente, sin perspectivas de solución para la guerra en Libia, el deterioro de la situación en Irak, la ocupación de Palestina, la disolución del Estado en Libia, el surgimiento del ejército del Estado Islámico y la creciente presión migratoria en la frontera sur de Europa, el escenario no podría ser más inestable.

Como dice el escritor español Arturo Pérez Reverte, resumiendo la situación: “Es una guerra, y no hay otra que afrontarla. Asumirla sin complejos. Porque el frente de combate no está solo allí, al otro lado del televisor, sino también aquí. En el corazón mismo de Roma”.

SYRIZA

Ante la crisis, la atención política europea se ha concentrado este mes en Grecia, donde se celebrarán elecciones generales el día 25.

Los griegos deberán elegir un nuevo parlamento con la expectativa de que el Partido de Izquierda Radical Syriza pueda transformarse en la primera fuerza política del país.

Lo que está en juego en estas elecciones es la política de ajustes impuestas por la “troika” (Unión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) a Syriza, la cual ofrece una revisión de ese programa, impuesto al país con la finalidad de obligarlo a pagar, sobre todo a la banca alemana, una deuda pública equivalente a más de 170% del PIB griego.

Grecia, en particular, está sometida a un drástico programa de ajustes, con resultados catastróficos.

La situación se han mantenido prácticamente sin variaciones desde entonces, aunque el Gobierno conservador trata de vender la idea de que se ha iniciado una “recuperación”.

“La ‘recuperación’ sólo existió en el reino de la propaganda. Una ‘recuperación’ que se maquinó mediante dos nuevas burbujas, una en el mercado de bonos y la otra en el mercado de acciones bancarias griegas. Burbujas que reventaron en el momento en que pareció que los griegos iban a tener la oportunidad de expresar lo que opinaban de esa llamada ‘recuperación’ en las urnas”, dijo Yanis Varoufakis, profesor de política económica en la Universidad de Atenas y consejero del programa económico de Syriza.

“El programa de privatización –agregó– ha fracasado de modo espectacular. Las mayores privatizaciones tuvieron lugar no entre 2010 y 2014 sino entre 2000 y 2009, implicando bancos, el monopolio de telecomunicaciones del Estado, etc. Respecto a los servicios públicos, el problema no es que los privatizaran, el problema es que los desmantelaron o los estrangularon con la austeridad y unos recortes espantosos”, agregó.

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, afirmó en un discurso inaugural del congreso de Syriza, la semana pasada, que “la deuda no es simplemente insoportable, es objetivamente imposible de pagar. Es un error que Grecia pida préstamos para pagar préstamos. Es objetivamente necesario que se termine con esta espiral destructiva”,

La posibilidad de un triunfo de la izquierda desató la reacción del FMI y del BCE.

“El acceso de los bancos griegos a la financiación del BCE más allá de febrero dependerá de que Atenas complete con éxito la revisión final del rescate y alcance un acuerdo sobre un plan posterior con los prestamistas de la UE y el FMI, ha comunicado este jueves el BCE, supeditando cualquier apoyo de liquidez al sistema financiero griego a que el nuevo gobierno llegue a un acuerdo con la troika”, escribía la corresponsal del diario El Mundo en Berlín.

El resultado de estas elecciones es seguido con particular interés en España, donde la nueva agrupación Podemos ha surgido en el escenario político del país con una propuesta similar a la de Syriza.

Otros Artículos

El grupo Malpaís grabó su primer disco Uno en el 2002, año que marcó su inicio en el movimiento musical nacional. (Foto: Katya Alvarado)El

Una historia cruenta: la tortura, la exclusión, la pobreza, las masacres que no cul-minan. Esa es la tradición en esta zona del mundo desde

El viceministro de la presidencia, Daniel Soley, presentó la tarde de este sábado la renuncia a su cargo, según informó la Casa Presidencial mediante

La locura como manifestaciónliteraria costarricense:Una panorámicaÓscar Gerardo Alvarado VegaEditorial GuayacánEnsayo

Uno de los libros más esperados, desde que se anunció elhallazgo de estos manuscritos el año pasado, es este nuevo e inédito libro del

Al analizar la situación vivida con el fraude cometido en las pruebas de bachillerato y escuchar que algunos padres de familia sabían de la

La cultura y el deporte reinarán en la Avenida Central todos los domingos, del 25 de enero hasta el 8 de marzo. (Foto: Cortesía

En Costa Rica se abolió el ejército como institución a partir del 1 de diciembre de 1948, decisión política que debió haberle valido el