Elecciones en Brasil: Nadie esperaba que el neoliberal obtuviese tantos votos

Soldados armados brasileños vigilaron durante las elecciones nacionales del pasado domingo 5 de octubre en la Favela Maré, en la zona norte de Río

Soldados armados brasileños vigilaron durante las elecciones nacionales del pasado domingo 5 de octubre en la Favela Maré, en la zona norte de Río de Janeiro. (Foto: DPA)

El Congreso bicameral de Brasil, con 513 representantes, seguirá sin control mayoritario de ningún partido, lo cual obliga a complejas coaliciones para poder gobernar.

La frase es del periodista Eric Nepomuceno, en un artículo escrito horas después de conocerse los resultados en las elecciones presidenciales del pasado domingo en Brasil: “Nadie entre los estrategas de Dilma y menos aún en los de Marina esperaba que el neoliberal obtuviese una cantidad tan sonora de votos”.

Partidario de la candidatura de la presidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), Nepomuceno resumió así su impresión sobre los resultados que, con más del 99% de los votos escrutados, daban 43.267.438 de votos a Rousseff (41,59%), 34.897.196 a Aécio Neves (33,55%), del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), mientras la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), Marina Silva, alcanzaba  22.176.613 votos (21,32%), según el conteo oficial; para un 8,0% de diferencia entre los dos primeros, lo que representa cerca de 8,3 millones de votos.

Por tanto, Neves necesitaría un poco más de dos tercios de los votos de Marina para ganar en el segundo turno, que se celebrará el próximo 26 de octubre. Algo que, en todo caso, no parece imposible.

Emir Sader, sociólogo cercano al partido de Rousseff, escribió en la misma noche del domingo electoral en el diario argentino Página 12: “La segunda vuelta, en tres semanas más, se presenta bastante más disputada de lo que se preveía”.

“La derecha cuenta con su candidato preferido, que puede valerse del monopolio de los medios de comunicación absolutamente a su favor. Cuenta además con la reelección, en la primera vuelta, del gobernador de su partido en São Paulo, provincia de mayor peso electoral, donde el candidato del PT llegó en tercer lugar por primera vez”, agregó Sader. Se trata de Geraldo Alckmin, del PSDB, candidato a gobernador de São Paulo, que logró la reelección en el primer turno con 57,3% de los votos.

En São Paulo, Neves le sacó a Rousseff cerca de 4,2 millones de votos de ventaja, mientras que esta quedó prácticamente empatada en segundo lugar con Marina Silva, con cerca de 166.000 votos de diferencia.

En contrapartida, el candidato a gobernador del PT en el estado de Minas Gerais, donde Neves fue gobernador, ganó también en el primer turno, con 53% de los votos. Dilma, quien quedó en primer lugar en la elección presidencial en ese Estado, logró una ventaja de poco más de 400.000 votos sobre Neves.

Rousseff ganó también en Río de Janeiro, con 35,6% de los votos, y Marina Silva quedó en segundo lugar (31%). En Río, Neves quedó en tercer lugar, con 27% de la votación.

La candidata del PT venció en 15 Estados; Neves, en diez (incluyendo el Distrito Federal, donde está Brasilia); Marina Silva, en dos, entre ellos Pernambuco, donde era gobernador Eduardo Campos, candidato que falleció en agosto en un accidente de aviación y de quien Silva era entonces candidata a la vicepresidencia.

PREVISIONES

Creo que se repetirá el enfrentamiento entre el PT y el PSDB en el segundo turno, había dicho el expresidente “Lula” da Silva, del PT, el domingo temprano. “Son dos fuerzas políticas muy fuertes. Una candidatura no se crea de la nada, hay que tener equipo para entrar en la cancha”, afirmó a la salida del centro de votación de Sao Bernardo do Campo, en la periferia de Sao Paulo, donde votó.

La previsión se cumplió. Entonces los sondeos le atribuían a Rousseff una intención de voto en torno al 40%, mientras que Neves y Silva aparecían disputando el segundo lugar palmo a palmo, con cerca de 24% de las preferencias.

En la víspera de las elecciones, el sábado, las encuestas ubicaban a Neves, por primera vez, en segundo lugar, un puesto hasta entonces ocupado por Silva.

Si las previsiones de voto de la presidente Rousseff se confirmaron, no ocurrió así con las del segundo lugar. Si bien ya no se descartaba el candidato del PSDB en la segunda ronda, no se esperaba que lo lograra con una ventaja tan amplia sobre Silva.

Ahora hay predicciones de que Rousseff, “que ha conseguido menos votos que la primera vez que fue elegida, en 2010, deberá enfrentarse a Neves, que aparece como sorpresa ganadora y que podría contar a su favor hasta con el 60% de los votos de la perdedora Marina”.

Eliana Catanhêde, columnista del conservador periódico Folha de São Paulo, fue una de las que predijo una votación de Neves superior a la esperada. Estimó también que será un candidato más fuerte en el segundo turno que Silva.

Los esfuerzos de los dos candidatos están ahora enfocados en buscar el apoyo de Marina. “Pertenezco a un partido, aunque sea un partido clandestino”, afirmó ella, en alusión a la Red de Sostenibilidad que trató de crear. “Pero –agregó– es un partido. Tenemos una alianza con varios partidos y lo que decidimos es que queremos una posición conjunta, manteniendo lo que nos unió y nuestro programa”.

Como se le criticó durante toda la campaña, son afirmaciones poco claras. Para Nepomuceno, lo que Marina quiso decir es que “depende de que su grupo, sectario y ruidoso, llegue a algún acuerdo con el PSB, que la abriga provisionalmente, para luego negociar con el PSDB de Aécio Neves”.

El resultado electoral fue seguido de cerca por la prensa internacional. Dos de los principales diarios españoles, ambos de posiciones muy conservadoras en América Latina, ABC y El País, no ocultaron sus esperanzas al conocerse esos resultados.

ABC tituló “Brasil quiere el cambio”, afirmación que sustentó en la suma de los votos de la oposición; mientras que El País tituló “El secreto de la victoria de Aécio Neves”.

DESAFÍOS

Desafíos políticos y económicos son destacados por quienes analizan las perspectivas del próximo gobierno, que asumirá en enero. En el plano político, se hace referencia a “una campaña marcada por el desapego de los brasileños a la clase política y el hastío por los escándalos de corrupción, que se ha reflejado en la ola de protestas callejeras desde junio del año pasado”.

El periodista uruguayo Raúl Zibechi se refirió a esas protestas señalando que “junio de 2013 fue un gigantesco grito contra la desigualdad. Un grito consecuencia de estar sufriendo la opresión de la desigualdad, en el continente más desigual del mundo. Luego de una década de progresismo, la desigualdad no se ha movido en lo fundamental”.

Por otra parte, en el plano económico, según la publicación española 20 minutos, “el frenazo de la economía brasileña, la mayor de América Latina, se hizo patente en el segundo trimestre de este año, cuando se contrajo un 0,6% en comparación con el primer trimestre de 2014. En este sentido, el país acumula dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, entrando técnicamente en recesión”.

La misma publicación afirma que, “durante los últimos 12 años, tanto el gobierno de Lula da Silva como el de Dilma Rousseff avanzaron en la reducción de las desigualdades sociales, gracias a la combinación de programas sociales con el crecimiento económico, creación de empleo y valorización del salario mínimo, según reconoció la ONU.

Sin embargo, ya antes del Mundial de fútbol la economía brasileña mostró dificultades para su crecimiento, por el aumento de la inflación, que redujo el poder adquisitivo de las familias. Las protestas por el despilfarro y la corrupción ante la celebración de grandes eventos como el Mundial han hecho que a esta desigualdad se uniese también un clima social de descontento”.

Esto se reflejó finalmente en el resultado electoral, sin que sea posible predecir qué pesará más en el definitivo segundo turno.

En todo caso, para el también uruguayo Guillermo Almeyra, si ganase la derecha en Brasil juntando todos sus votos en la segunda vuelta, “modificaría la relación de fuerzas en el Mercosur, en la Unasur; sería una gran conquista de Estados Unidos”. En su opinión, empujaría además “mucho más a la derecha” un eventual gobierno del Frente Amplio en su país, con Tabaré Vásquez que, “en el pasado, ya quería hacer un TLC con Estados Unidos”.

You’ll need Skype CreditFree via Skype

Otros Artículos

Un curso que imparten en la Sede del Atlántico de la UCR ahonda en cosmovisión, rituales, creencias, artesanías y comidas en la cultura cabécar.

Ginebra/Madrid/Nueva York, 10 oct (DPA) - La cifra de muertos por ébola en África Occidental subió a 4.024, según informó hoy la Organización Mundial

La campaña iniciará el 20 y terminará el 31 de octubre con el anuncio de los ganadores. De izquierda a derecha: Jordan Vargas, de

Sorpresivamente, el diputado del PAC Ottón Solís abandonó la audiencia en donde comparecía la Contralora, Marta Acosta, y se coló entre la multitud que

¿Por mínimo que sea el rebajo en el FEES habrá impactos negativos? -Es que el acuerdo tomado en la comisión de enlace

Estudiantes de las cuatro Universidades Públicas marcharon la mañana del 7 de octubre, desde la UCR y hasta la Asamblea Legislativa para oponerse al

Ocho estudiantes recibirán lecciones con el director de la Maestría conjunta en Periodismo de la Universidad de Barcelona y la Universidad de Columbia, Roberto

Los letreros de “se  vende”  o  "se alquila" se hicieron frecuentes en el centro turístico de La Fortuna de San Carlos y los alrededores