Mundo

Derecho constitucional al aborto avanza en el Parlamento francés

Los diputados franceses aprobaron este jueves con 337 votos a favor y 32 en contra, en la Asamblea Nacional (cámara baja), la propuesta de ley promovida por la izquierda radical de dar rango constitucional al derecho al aborto, que ahora debe lograr el visto bueno del Senado y de los franceses en referéndum para entrar en vigor.

París, Francia

Los diputados del izquierdista partido La Francia Insumisa y el centrista Renacimiento, del presidente Macron, presentaron los proyectos para garantizar constitucionalmente este derecho, que actualmente está amparado por la “Ley de Veil”, de 1975 y temiendo que pueda suceder algo similar a lo ocurrido en EEUU en junio, cuando la Corte Suprema anuló el fallo Roe vs Wade que lo tutelaba desde 1973.

«Nadie puede predecir el futuro, pero introducir el derecho a la anticoncepción y el aborto en nuestra Constitución es alejar el miedo que nos invade cuando los derechos de las mujeres son atacados en otros lugares», aseguró la ponente de la propuesta, la diputada izquierdista Mathilde Panot.

Su partido de oposición La Francia Insumisa (LFI) era el encargado de definir la agenda del pleno de la Asamblea Nacional este jueves y, además del aborto, propuso una serie de temas como la abolición de la corrida.

Para poder debatir e incluso votar ambos, ya que la sesión terminará a medianoche, la formación de izquierda radical decidió retirar los dos primeros sobre un comisión de investigación y sobre un alza del salario mínimo.

«El gobierno es favorable a la inscripción del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo», aseguró el ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti, para quien «ninguna democracia, incluso la más grande de todas, está a salvo» de un retroceso.

Pero el ministro alertó que, con la redacción actual, la propuesta tiene pocas posibilidades de prosperar en el Senado –que rechazó un texto similar en octubre– y llamó a concentrarse en el aborto, retirando así los anticonceptivos.

LFI quería inscribir en la Constitución el texto: «Nadie puede vulnerar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y a la anticoncepción. La ley garantiza el acceso libre y efectivo a estos derechos a cualquier persona que lo solicite».

El deseo de inscribir ese derecho es compartido por una mayoría de diputados, entre ellos los del partido del presidente centrista, Emmanuel Macron. Pese a que presentaron su propia propuesta, estos tienen previsto apoyar la de la izquierda.

Durante el debate, el oficialismo y la izquierda llegaron a un consenso y cambiaron la formulación. «La ley garantiza la efectividad y la igualdad en el acceso al derecho a la interrupción voluntaria del embarazo», reza la propuesta enmendada.

Los diputados de Los Republicanos (derecha), que controlan el Senado, consideran por su parte que el derecho al aborto no está amenazado en Francia. Algunos legisladores de la ultraderechista Agrupación Nacional (RN) son antiaborto.

Independientemente del resultado de la votación, el partido LFI llama al gobierno a presentar su propio proyecto de ley, ya que, a diferencia de las propuestas de iniciativa parlamentaria, no se necesita un referéndum final para modificar la Constitución.

En marzo, el Parlamento francés extendió el derecho al aborto de las 12 a las 14 semanas de embarazo.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido