Mundo

Decenas de balsas de mineros ilegales barren río de Amazonía brasileña, denuncia Greepeace

Los rumores de un hallazgo reciente de oro cerca de la comunidad de Rosarinho, en Autazes, estado de Amazonas, hizo que decenas de balsas mineras de oro y remolcadores bajaran por el río Madeira en busca del mineral.

Decenas de embarcaciones de dragado tripuladas por mineros ilegales navegan en busca de oro por el río Madeira, uno de los principales de la Amazonía brasileña, tras rumores de un descubrimiento reciente del mineral, denunció este miércoles la organización ecologista Greenpeace.

«Los rumores de un hallazgo reciente de oro cerca de la comunidad de Rosarinho, en Autazes, estado de Amazonas, hizo que decenas de balsas mineras de oro y remolcadores bajaran por el río Madeira en busca del mineral y de ganancias», señaló la rama local de Greenpeace.

La Policía Federal (PF) preparaba un operativo para frenar las más de 300 embarcaciones, un número que podría ser mucho mayor, dedicadas a la extracción ilegal de oro en el afluente del río Amazonas, en el estado de igual nombre (noroeste), informó el diario local O Estado de Sao Paulo, citando fuentes del Ministerio de Justicia.

Las imágenes de la organización ambiental muestran las líneas de embarcaciones, dispuestas una junto a la otra, avanzando a lo ancho del cauce del río Madeira.

Aunque se trata de una actividad clandestina de público conocimiento en esa zona, el movimiento «atípico» en el área de ese municipio ubicado a unos 100 km de la ciudad de Manaos llamó la atención de los pobladores, indicó Greenpeace, que reclamó mayor celeridad a las autoridades para detener este «crimen ambiental».

Según la organización, las imágenes prueban que los ‘garimpeiros’ (como se denomina a los mineros ilegales) «dominan» la zona, y circulan por allí «sin miedo y sin ser incomodados».

La Superintendencia de la PF en Amazonas señaló a Estadão -el periódico- que se están desarrollando «conversaciones interinstitucionales» para definir un curso de acción.

Un audio publicado por ese medio y atribuido a un minero ilegal indica que ya están enterados de la acción policial: «Está saliendo un convoy de Manaos», advierte una voz masculina.

Un informe de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) junto al Ministerio Público Federal (MPF, fiscalía) reveló en julio pasado que solo 34% de las 174 toneladas del oro explotado entre 2019 y 2020 en Brasil tienen origen legal comprobado.

El gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro es acusado por ecologistas y opositores de llevar adelante una política antiambientalista y de debilitar los mecanismos de control de la biodiversidad nativa.

Desde su llegada al poder, en enero de 2019, se ha registrado un aumento considerable de la deforestación en la Amazonía, atribuida principalmente a actividades ilegales de minería y ganadería.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido