Cumbre climática entra a segunda semana de negociaciones con lentitud

Lima, Perú. Con solo cinco días restantes para que finalicen las negociaciones climáticas en Lima, Perú, el avance en la creación del borrador de

Lima, Perú. Con solo cinco días restantes para que finalicen las negociaciones climáticas en Lima, Perú, el avance en la creación del borrador de un nuevo acuerdo mundial sigue lento, a pesar de ser la principal prioridad para la reunión de este año.

En la primera semana de la 20° Cumbre Climática de Naciones Unidas (COP20), los delegados revisaron componentes técnicos de los acuerdos y revisaron la estructura general de borradores sobre los cuales negociarán. La mañana del lunes 8, los facilitadores de la cumbre publicaron un nuevo borrador sobre el cual los países podrán seguir negociando esta semana. Sin embargo, al final del día solo habían logrado avanzar en 2 de las 18 páginas.

Las negociaciones en Lima tienen un objetivo claro: llegar a un borrador de texto sobre un acuerdo mundial de cambio climático, que deberá ser firmado el próximo año en París, Francia. Para definir ese acuerdo es necesario hacer un balance sobre cuánto debe reducir sus emisiones cada país, qué tanto daño puede ser reconocido como causado por el cambio climático y de dónde saldrán los fondos para financiar las negociaciones.

Durante la primera semana, países latinoamericanos y africanos marcaron la tónica exigiendo a las potencias mundiales mayor voluntad en las negociaciones. Sin embargo, naciones como Australia, Canadá y Nueva Zelanda y algunos otros países en desarrollo han ralentizado el avance de las charlas.

“Hay que buscar acercamiento de posiciones. Aún entre nuestros propios países de la región tenemos posiciones que no llegan a converger en una posición que uno podría decir regional. A mí eso me preocupa porque demuestra que algunos gobiernos piensan más en el corto plazo que en el mediano y el largo plazo”, afirmó el ministro de Ambiente y Energía, Édgar Gutiérrez.

La urgencia de las negociaciones no podría ser mayor. Los últimos reportes científicos, entre ellos el 5to Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, señalan que el mundo debe empezar a reducir sus emisiones drásticamente, para llegar a un punto máximo de uso de combustibles fósiles en los próximos diez años y después empezar a bajar. Para el 2050, deben haber suficiente reducción de emisiones como para llegar al “cero neto”, es decir, un punto donde las emisiones totales puedan ser compensadas con mecanismos como bosques, que capturan carbono.

De no hacer esto y mantener el ritmo de combustibles fósiles, el mundo se enfrenta a aumentos dramáticos en temperatura, nivel del mar y frecuencia de eventos meteorológicos extremos.

El mecanismo para hacerlo es reducir el uso de combustibles derivados del petróleo, aumentar las energías renovables y empezar una transición hacia prácticas agrícolas, de transporte y urbanas más bajas en carbono.

Para esto, los países de todo el mundo deberán suscribir el próximo año un nuevo acuerdo climático mundial (conocido como el Acuerdo 2015) para que empiece a regir en el 2020, cuando se venza la segunda etapa del Protocolo de Kyoto, el único acuerdo vinculante a nivel mundial en temas climáticos.

Las negociaciones. En este momento hay tres grandes ejes de negociaciones en la llamada Plataforma de Durban, el órgano de la Cumbre Climática que negocia el llamado acuerdo 2015: primero es la estructura que tendrá el acuerdo, segundo es de qué manera cada país declarará sus compromisos y tercero qué hará el mundo antes del 2020.

La estructura general del acuerdo tiene en este momento varios puntos de conflicto importantes. Uno de ellos es el protagonismo que deben tener el eje de adaptación y el eje de daños y pérdidas en el acuerdo. El primero trata de reducir la vulnerabilidad en países más afectados por el cambio climático y el segundo busca compensar a países menos desarrollados por efectos que no pueden prevenirse y que son derivados del calentamiento global. El tifón Haiyán que azotó Filipinas el año pasado es un buen ejemplo de esto.

Mientras que los países en vía de desarrollo buscan consolidar esto en las negociaciones, las naciones más desarrolladas aseguran que el acuerdo de 2015 debe ser más orientado hacia la mitigación, es decir, hacia la reducción en el consumo de combustibles fósiles y el camino hacia una economía más verde.

El segundo punto es cómo se harán esas contribuciones nacionales. Cada país hará sus aportes en este campo y después se sumarán todas estas reducciones de emisiones para determinar si el mundo está en un camino apropiado hacia las metas a largo plazo. Falta definir prácticamente todo sobre estos indicadores, incluyendo cada cuánto se presentarán y qué deben incluir.

Finalmente, se debe decidir qué hará el mundo antes del 2020. Es cierto que hasta ese año todavía está activo el Protocolo de Kyoto, pero este no aplica para la mayoría de los países y las investigaciones científicas han revelado que para que sea sostenible alcanzar un futuro sostenible, es necesario hacer un gran esfuerzo previo a ese año.

Durante esta segunda semana y hasta el viernes 12, los negociadores de 195 países buscarán encontrar los puntos comunes para llegar a un acuerdo antes del cierre de la conferencia.

Otros Artículos

"Canto que ha sido valiente, siempre será canción nueva" (Víctor Jara)Este gran salto de la historia humana conmocionó al mundo europeo y sus colonias, e

Desde años atrás, se ha discutido en foros académicos regionales y nacionales sobre el profesional que necesita la actividad turística, con ventajas académicas y

En julio de 2011, el suplemento “Forja” del Semanario UNIVERSIDAD publicó mi ensayo titulado “La conciencia ecológica”, en el cual se abordan aspectos medulares

Piden investigar la compra de nuevas patrullas en Seguridad Pública (Foto: Katya Alvarado).Compra de vehículos de lujo en la Fuerza Pública que no son

Pablo Iglesias, un profesor de la Universidad Complutense de Madrid, abogado y politólogo, es la cara más visible del movimiento Podemos.Mientras asciende en las

Homenaje levantado en la Sede de Occidente de la Universidad de Costa Rica, en honor a los 43 jóvenes mexicanos desaparecidos en Ayotzinapa.Al grito

Una nueva versión de la coreografía Cantos inconclusos, de Milena Rodríguez, se estrena en Gráfica Génesis. (Foto cortesía: Vicente Gaibor)Los cuerpos de seis bailarinas

La cultura ha retomado un lugar importante en los temas de conversación de nuestros días, teniendo en consideración las objeciones que se han derivado