Mundo

Comprometen $110 millones para atender causas de la migración en Centroamérica

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció la cooperación por $7,6 millones para atender las causas de la migración en la región centroamericana y México.

Un grupo de países desarrollados y agencias cooperantes internacionales comprometió hoy $110 millones de dólares para atender las causas de la migración centroamericana hacia otros países, como parte de la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) con el gobierno de España.

La Unión Europea, Estados Unidos, Irlanda y Suiza, así como organismos internacionales expusieron sus compromisos de cooperación para atenuar las múltiples causas de la migración centroamericana y ayudar a los países que atienden el paso de los migrantes.

El gobierno español, como presidente de la Plataforma de Apoyo al Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS), organizó el Evento de Solidaridad hacia las personas y comunidades que los acogen en Centroamérica y México, en el que también participaron el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, el mandatario guatemalteco, Alejandro Giammattei, el primer ministro de Belice, John Briceño, y otros representantes de los gobiernos que integran el SICA.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez calificó la migración en Centroamérica como una “crisis olvidada” y recordó que según datos de Naciones Unidas, hay más de 1 millón de personas desplazadas en la región por diferentes causas.

“Debemos actuar con urgencia para abordar esta crisis y sus fundamentos. En estos últimos cinco años España canalizó ayudas a los países del MIRPS por 350 millones de euros, pero evidentemente lo apremiante de la situación España va a aportar 7,6 millones de dólares”, dijo Sánchez.

El presidente español indicó que la región de trabajar en conjunto con el sector privado para mejorar las condiciones de asilo, combatir la trata y evitar fenómenos como el de los menores que migran sin compañía.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, dejó de lado el discurso que tenía preparado y clamó a los países desarrollados para que colaboren más con Centroamérica para atender este fenómeno y generar los “Muros de prosperidad” que eviten la migración forzada.

“Ayer una niña guatemalteca de 5 años fue encontrada perdida en el desierto en Estados Unidos, donde un coyote la había dejado abandonada”, dijo Giammattei para retratar el drama humano de miles de centroamericanos que arriesgan su vida con tal de encontrar nuevas oportunidades.

“Hemos visto muchos morir por tratar de llegar a esa frontera. Hay quienes han dicho que hay que construir muros, algunos ya lo hicieron, ¿Han detenido la migración? No la detienen los muros, la gente se pasa, arriesga su vida”, agregó el guatemalteco.

Giammattei insistió en que Centroamérica y el Caribe es la región más vulnerable ante el cambio climático, y ejemplificó que solo el año anterior los huracanes y tormentas tropicales obligaron al desplazamiento de 1,8 millones de personas en su país y pidió la ayuda de los países industrializados, como principales responsables de ese cambio climático.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, centró su discurso en el carácter complejo y multicausal de la migración forzada, como la inseguridad, la falta de oportunidades económicas, la pérdida de espacios públicos y el cambio climático.

“Los flujos migratorios y de refugio son una realidad en nuestra región.  El abordaje requiere de una acción conjunta y solidaria urgente. También de acciones públicas y estratégicas en alianza con organismos internacionales, países socios y sectores civiles que ofrezcan soluciones a las causas que generan estos flujos”, comentó Alvarado.

En la declaración conjunta de la Cumbre SICA-España, los representantes de los gobiernos «consideraron importante que la recuperación económica y social post COVID-19 en la región, sea sostenible, verde e inclusiva, con transformación tecnológica e innovación, promoviendo una mayor integración económica y facilitación del comercio»

Además, realizaron “el llamado urgente a la solidaridad global para asegurar mecanismos internacionales justos, transparentes, equitativos, eficientes y oportunos, universales y ágiles para todos los países, puesto que es la única forma en que el mundo puede superar la pandemia”.

 

Ir al contenido