Centroamérica

Organizaciones sociales y religiosas piden ley para frenar privatización del agua en El Salvador

Propuesta está basada en que el acceso al agua es un derecho humano que, por ser un bien escaso, debe ser regulado.

Delegados de iglesias, universidades y organizaciones sociales de El Salvador presentaron este jueves al Parlamento un proyecto de ley que busca detener la privatización del servicio de agua en este país centroamericano.

Decenas de activistas llegaron a la Asamblea Legislativa con pancartas que decían «el agua es de todos, no a la privatización». A la cabeza del grupo estaban el cardenal Gregorio Rosa Chávez, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, y el rector de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), Andreu Oliva.

Escobar consideró que se trata de «un día histórico», porque por primera vez se presenta un proyecto de ley bajo «consenso» de diferentes sectores sociales.

La lucha por la ley ha sido «muy dificil» durante 14 años, y no se ha obtenido respuesta de los parlamentarios, lamentó el arzobispo.

«Necesitamos una ley que declare el agua como un derecho humano, no una mercancía», dijo el obispo Luterano Medardo Gómez.

Oliva explicó que la propuesta de ley está basada en que el acceso al agua es un derecho humano que, por ser un bien escaso, debe ser regulado.

En ese sentido, el académico indicó que corresponde al gobierno regular el uso del agua bajo el principio de búsqueda del «bien común».

El proyecto plantea la participación ciudadana y de organizaciones ambientales, empresariales y comunitarias en la regulación del recurso.

El diputado socialdemócrata Juan José Martel señaló que la «piedra de la discordia» entre el sector privado y el resto de la sociedad es quién administra el ente regulador del agua.

Los que siempre han «usufructuado del vital líquido son los sectores privados», dijo Martel. «No es justo que esa situación se mantenga».

Ir al contenido