Mundo

Cataluña cierra bares y restaurantes durante 15 días por COVID-19

Se trata de una medida inédita desde el inicio de la segunda ola del coronavirus en España, donde las regiones, competentes en gestión sanitaria, están multiplicando las restricciones para intentar frenar la propagación de la enfermedad.

La región española de Cataluña decidió este miércoles clausurar todos sus bares y restaurantes durante 15 días, una medida drástica destinada a evitar un «confinamiento total», y que llega tras el cierre perimetral de Madrid.

El cerrojazo a bares y restaurantes es una medida inédita desde el inicio de la segunda ola del coronavirus en España, donde las regiones, competentes en gestión sanitaria, están multiplicando las restricciones para intentar frenar la propagación de la enfermedad.

En otros lugares de Europa se han tomado medicas similares: Holanda ordenó cerrar bares y restaurantes, París los bares (pero no los restaurantes), y Liverpool (Inglaterra) los pubs.

En España, Cataluña fue una de las primeras regiones de Europa donde se observó un aumento de casos en julio, pero logró contener la tendencia con medidas drásticas, como recomendar a los barceloneses salir de casa durante el verano solo para tareas de primera necesidad.

Sin embargo, las infecciones volvieron a aumentar con fuerza en los últimos días en esta región de 7,5 millones de habitantes.

«Sabemos que es una medida difícil para el sector de la restauración», ya golpeado con la pandemia, pero «tenemos que limitar la cena con amigos, la salida del fin de semana, el encuentro con amigos y familiares», dijo en una intervención el presidente interino regional, Pere Aragonés.

«Los bares y restaurantes de Cataluña solo podrán ofrecer comida a domicilio», añadió Aragonés, valorando que es una medida «dolorosa» que requerirá «la colaboración de todo el mundo para que los esfuerzos de estos sectores económicos no resulten inútiles».

Las restricciones, que buscan «evitar un confinamiento total en las próximas semanas», entrarán en vigor la noche del jueves al viernes, puntualizó Aragonés.

 

Se multiplican las restricciones en España

 

Además de la hostelería, hostil a esta medida drástica, las tiendas, los centros comerciales y salas de deportes verán reducido aún más su aforo en Cataluña, mientras que las competiciones deportivas locales fueron suspendidas.

Las autoridades catalanas animaron también a las empresas de la región a favorecer el teletrabajo, y las universidades desarrollarán todas sus clases a distancia hasta final de mes.

Desde hace semanas se han multiplicado las medidas restrictivas en numerosos puntos de España, donde los contagios han venido aumentado desde julio pese a algunas medidas precautorias como la obligación de llevar mascarilla en todo momento en la vía pública y en espacios cerrados.

En Madrid, tras un pulso de tres semanas entre el gobierno central y el regional, el primero impuso el viernes pasado y por 14 días un cierre perimetral de la capital y de ocho municipios vecinos.

La medida viene amparada por la declaración del estado de alarma en la región capitalina, y significa que los vecinos de Madrid solo pueden salir del municipio en casos contados, como ir a trabajar, ir a estudiar, ir al médico o cuidar de personas dependientes.

Navarra (norte), otro importante foco de la enfermedad en España, limitó las reuniones a seis personas, y sus bares y restaurantes, que trabajan con un aforo del 30%, están obligados a cerrar a las 22H00.

Otras regiones como Andalucía, Castilla y León o Galicia limitaron también, como en Madrid, las entradas y salidas en ciertas ciudades particularmente golpeadas.

No obstante, en ninguno de estos casos se han visto los habitantes confinados en sus casas, como sí ocurrió en primavera, cuando el gobierno de Pedro Sánchez impuso uno de los confinamientos más severos del mundo.

España, uno de los países europeos más golpeados por el coronavirus, ha contabilizado hasta la fecha casi 900.000 casos y más de 33.200 decesos, según el ministerio de Sanidad.

por Marie Giffard

Ir al contenido