«América Latina es el epicentro de la pandemia de COVID-19», asegura la OPS

El lunes se presentó el mayor aumento de casos en 24 horas, desde el inicio de la emergencia sanitaria, por lo que la organización asegura que se está en peligro máximo.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, expresó este martes su preocupación por el creciente número de casos por COVID-19 que vive América. Al 25 de mayo, se reportaban  más de 2 millones 400 mil casos y más de 143 mil muertes en el continente.

«América Latina sobrepasó a Europa y Estados Unidos en el número diario de infecciones de coronavirus reportados, número que sospechamos quizá son aún mayores de lo que sabemos.Dos de los tres países con el mayor número de casos reportados se encuentran actualmente en las Américas. No puede haber la menor duda: nuestra región ha pasado a ser el epicentro  de la pandemia COVID-19», aseguró Etienne.

La OPS informó que el lunes fue el mayor aumento de casos en América, en 24 horas, desde el inicio de la pandemia. Estados Unidos reportó más de 26.200 casos (2% de aumento), Brasil 15.800 (5%), Chile 4.900 (7%), Perú 4.200 casos (4%) y México 2.760 (4%).

Además, Estados Unidos, México y Brasil presentaron un 3% de aumento en el número de muertes.

«En Suramérica estamos especialmente preocupados por el número de casos nuevos reportados la semana pasada en Brasil, que fue el más alto por un periodo de 7 días desde que inició el brote. Tanto Perú como Chile han reportado una alta incidencia, señal de que la transmisión aún se está acelerando en estos países», dijo la directora.

Etienne agregó que todas las guías y recomendaciones que se han dado durante los últimos tres meses fueron propuestas para estos momentos en los que el virus está alcanzando un pico en el continente.

«Para la mayoría de los países de América este no es el momento de flexibilizar las restricciones ni reducir las estrategias de salud. Este es el momento de permanecer fuertes, de seguir vigilantes y de, agresivamente, implementar las medidas de salud pública comprobadas. Ahora  es el momento de la acción, no de la diversión. La vida y el bienestar de millones dependen de ello», afirmó.

Preocupación por otras enfermedades asociadas

La OPS también externó su preocupación por las personas con enfermedades no transmisibles, como hipertensión, diabetes y asma, ya que son más sensibles al COVID-19.

«Nunca hemos visto una relación tan nefasta entre una enfermedad infecciosa y las enfermedades no transmisibles. Algunos de los datos son verdaderamente alarmantes,  especialmente en nuestra región. Una de cada cuatro personas de nuestro continente corren el riesgo de tener un mal resultado por el COVID-19 a raíz de una de estas enfermedades», señaló Etienne.

Los temores se dirigen también a los servicios de salud, que se han visto debilitados para atender estas enfermedades no transmisibles.

«La pandemia también ha interrumpido la rutina de los servicios sanitarios con los que cuentan los pacientes para manejar esta enfermedad. Muchos de los trabajadores de la salud que los atienden han sido redirigidos a la respuesta del COVID-19, afectando adversamente el diagnóstico oportuno y la atención de las enfermedades», dijo la directora de la OPS.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments