Exmilitantes de Renovación Costarricense revelan que Gonzalo Ramírez recibió plata de Otto Guevara para campaña

Dos exmiembros del Partido Renovación Costarricense aseguran que el expresidente del Congreso, Gonzalo Ramírez Zamora, obtuvo dinero del libertario Otto Guevara Guth para financiar gastos de campaña como candidato a diputado en las elecciones de febrero del 2014.

Dos exmiembros del Partido Renovación Costarricense aseguran que el expresidente del Congreso, Gonzalo Ramírez Zamora, obtuvo dinero del libertario Otto Guevara Guth para financiar gastos de campaña como candidato a diputado en las elecciones de febrero del 2014.

El aporte del libertario fue de poco más de ¢10 millones y con ese dinero se compraron Certificados de Sesión -bonos- a nombre de simpatizantes de Ramírez, aseguró a UNIVERSIDAD, Justo Orozco Álvarez, a quien le correspondía firmar los títulos como presidente del PRC.

Orozco, fundador y dos veces diputado por el partido evangélico, manifestó que nunca vio el dinero en efectivo, pero sí se le había informado de que había una plata: ¢10 millones, o un poquito más” que se había conseguido con su amigo don Otto. (…) “Yo sencillamente me limité a firmar unos bonos con esa plata”, declaró. 

La versión de Orozco fue respaldada por Alvaro Umaña, quien entonces era militante y empleado de la agrupación política. “Eso fue una doble jugada que hicieron. Recibieron de Otto esa plata y la pusieron a jugar en el partido y después cobraron la deuda política”, añadió.


Lea también

“Otto Guevara nunca apoyó la campaña electoral del PRC”

“Me vi casi obligado a no ser el feo de la película”


Por su lado, un empresario quien dijo ser el encargado de negociar la ayuda económica con el libertario – y que pidió no citar su nombre por sugerencia de su abogado-, declaró a este medio que el dinero se lo entregaron a él personalmente en la casa de campaña libertaria. “Venía en billetes de ¢20.000, en dos bolsas de papel, “como si fueran dos hamburguesas”. 

Estos recursos no fueron reportados ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) como donación, préstamo, adelanto de deuda política o compra de certificados.

Consultados al respecto, tanto Gonzalo Ramírez como Otto Guevara rechazaron los hechos. “No existió donación, regalo, ni préstamo por parte del señor Otto Guevara”, declaró Ramírez, el primer pastor y diputado evangélico en presidir la Asamblea Legislativa (mayo 2017). El exlegislador y abogado se negó a dar una entrevista presencial o por teléfono. Solo accedió a contestar por correo electrónico.

VEA: Elegido de Justo Orozco y del PLN preside el Congreso

El libertario reaccionó sorprendido.  “No sé de qué me está hablando. Nunca le he dado o prestado plata a Gonzalo (…) Del todo no se de que me está hablando parece un cuento inventado por alguien”, replicó Guevara, vía telefónica. 

Esta no es la primera vez que a Guevara se le relaciona con dinero en efectivo. En marzo de 2018, la Fiscalía encontró ¢42 millones en efectivo en el allanamiento de un bufete, en Los Yoses, en donde el libertario rentaba una oficina. No obstante, las autoridades no lograron demostrar que el dinero le perteneciera a Guevara.

El libertario también es investigado por presunto tráfico de influencias en favor del importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños. 

La tesorera de campaña del PRC, Mavis Calderón, calificó como imposible que un aporte libertario haya llegado al partido y alegó que ella nunca aceptó que se manejara dinero en efectivo.  

No obstante, su esposo, Euthbert Jackson, hizo depósitos -en efectivo- por un total de ¢10 millones, en la cuenta corriente que el PRC tiene en el Banco Nacional (BN). 

En los comprobantes de esos cuatro depósitos bancarios, entregados al TSE, el cajero del Banco de Costa Rica (BCR)  indicó como registro justificante que el dinero provenía de la “venta de bonos”. 

Uno de esos depósitos fue realizado a título personal de Jackson y los otros tres a nombre de partidarios. 

Los detalles de este manejo irregular en el financiamiento de la campaña del PRC en las elecciones del 2014, son parte del especial “Transnacionales de la Fe”, una investigación colaborativa con el apoyo de Columbia Journalism Investigation (periodismo investigativo de la Universidad de Columbia, en Nueva York) la cual pretende explicar la influencia de la religión evangélica en la política latinoamericana.

En una primera publicación, el 19 de junio, UNIVERSIDAD dio cuenta de cómo el pastor Carlos Manuel Chavarría Fonseca de la iglesia Generación 3:16, participó de lleno en la campaña del excandidato presidencial por Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, en las elecciones del 2018. Esto a pesar de la prohibición legal de invocar motivos religiosos en la propaganda electoral y de los llamados del TSE de no mezclar religión y política.  

VEA: Pastor de iglesia G3:16 le montó equipo de campaña a Fabricio Alvarado.

Mientras, en el norte del país, La Voz de Guanacaste mostró cómo se entrelaza la influencia evangélica en la política local de cara a las elecciones municipales del próximo año. 

Para este trabajo se efectuaron entrevistas, revisión de documentos, depósitos y reportes de los estados de cuenta bancarios remitidos al TSE. 

Plata “gemeleada”

Justo Orozco, no ofreció una versión precisa sobre cómo fue que él se enteró del aporte libertario a la campaña de Ramírez. Primero dijo que se dio cuenta ya cuando la plata había entrado al partido. Posteriormente, reconoció que había escuchado sobre la posibilidad de buscar recursos con otro candidato. Enfatizó que él no hizo ninguna gestión, y aseguró que él solo se limitó a firmar. 

La plata, dijo, fue depositada en las cuentas del partido a nombre de allegados a Gonzalo Ramírez. Después se emitieron bonos a nombre de esas personas. No precisó nombres, solo algunos apellidos: Borge, Mory, Jackson y el del propio Gonzalo Ramírez.

“Ellos (Gonzalo Ramírez y su equipo de campaña) tenían la expectativa de ‘gemelear’ ese dinero, o no se cómo llamarle. El dinero entró, se depositó en la cuenta del partido y se hizo un movimiento que aparentaba ser correcto, fue lo que yo creí en ese momento. Yo no tenía por qué sospechar de nadie. Lo que sí me extrañó fue que los bonos no se hicieron a nombre de Otto Guevara”, declaró Orozco. 

Gonzalo Ramírez del Partido Restauración Nacional se postuló como candidato a diputado en el primer lugar por San José en las elecciones nacionales del 2014.

Para las elecciones del 2014, el PRC carecía de recursos para apoyar la candidatura presidencial de Orozco y de los aspirantes a una diputación.  

Por esa razón se le pidió a cada candidato aportar dinero para cubrir los gastos como propaganda en medios de prensa, vallas publicitarias, visitas a las comunidades, banderas, etc.

Según Orozco y Umaña, para aquel momento Gonzalo Ramírez era pastor asistente en la iglesia Pasión por las Almas y ganaba solo unos ¢400.000 al mes.

“Gonzalo no tenía plata para financiar la campaña. Andábamos ‘pellejiando’ calcomanías fiadas y buscando a ver donde era más barato”, rememoró Umaña. 

Mavis Calderón coincidió en que Ramírez no tenía recursos para la campaña. Dijo que ella misma le prestó ¢10 millones, de sus ahorros como maestra pensionada, para que tramitará un adelanto de la contribución estatal (deuda política) y pudiera cubrir los gastos. 

Efectivamente, el TSE autorizó al PRC un adelanto de deuda por ¢10 millones, según consta en una resolución del 20 de diciembre del 2013.

Sin embargo, Ramírez también adquirió un Certificado de Sesión (bono) por ¢1.000.000. “Me financié con recursos propios producto de mi actividad profesional”, justificó el pastor.

 

Tocando puertas

El empresario -y en esa época partidario- que intermedió para buscar el dinero, narró que como él tenía amistad con Otto Guevara se le ocurrió que quizá este podía darles un empujón en la campaña. Ramírez y Guevara no se conocían por lo que fue él quien los presentó. 

Según dijo, llamó a Arturo Acosta, el jefe de campaña de Otto Guevara y se lo planteó. “Él me dijo: claro que sí, vamos a ver qué podemos hacer. Fuimos a una reunión y ahí surgió todo”, contó. 

La cita se dio en la casa libertaria, ubicada en Rohrmoser, dijo, allí acudió con Gonzalo Ramírez, también estaban Arturo Acosta y Otto Guevara.

En el encuentro, dijo, se habló de la agenda “pro vida” que impulsaban los evangélicos, de pensamiento conservador, y en la cual coincidían los libertarios, esto los motivó a establecer una alianza desde antes de llegar a la Asamblea Legislativa. 

La agenda “pro vida”  se sustenta en el combate a iniciativas para garantizar derechos de la población LGBTI, eutanasia asistida,  fecundación in vitro y la reglamentación del aborto terapéutico. Además, de la defensa al modelo de la familia tradicional.

Sobre esta reunión, Otto Guevara dijo a UNIVERSIDAD que sí le parece haberse encontrado con Gonzalo Ramírez y otras personas, pero nada relacionado con dinero. 

En tanto, Arturo Acosta negó la versión. Dijo que nunca estuvo en una reunión así y tampoco le pidieron, ni dio nunca, colaboración a Ramírez. 

¡Billetes en bolsas… como dos hamburguesas!

“La reunión fue muy positiva (…) Al día siguiente voy yo por los ¢10 millones que me dieron en dos bolsas de papel. ¡Como si fueran dos hamburguesas! Viera cómo me impactó ese detalle. No sé por qué, pero me impactó mucho. Que me dieran ¢10 millones en dos bolsillas así”, narró el hombre quien asegura haber hecho esta gestión acompañado por un buen amigo suyo.

Según detalló, el dinero se lo entregó Arturo Acosta, a eso de las 4 p.m.,  sin que mediara ningún recibo o documento al respecto; tampoco lo contó.

De la casa de campaña libertaria, en Rohrmoser, se fue a Hatillo I, al Instituto Desarrollo de la Inteligencia, colegio privado propiedad de Justo Orozco, donde estaba la base de los evangélicos.

En la parte trasera del inmueble, en un segundo piso está una oficina conocida como “el gallinero” la cual funcionaba como casa de campaña. “Ahí le di la plata a Gonzalo”, añadió.

¿Quién más estaba presente aparte de Gonzalo  Ramírez?, se le consultó.

“No me acuerdo, había muchísima gente. Estaba todo el equipo (de campaña) trabajando. Yo subí las gradas (…) le dije: Chalo, le entregué la plata y me vine”.

“Sé que todo el mundo se dio cuenta de que la plata se había conseguido. Todo el mundo dijo: ¡uy qué dicha!, ¡qué salvada!”, relató.

Añadió que tanto Justo Orozco como Álvaro Umaña se enteraron de que él iba en ese momento con el dinero.

Umaña dijo que efectivamente él estaba en el partido ese día, pero no pudo ver las bolsas con la plata, porque estaba en otra parte del edificio.

¿Pero usted sí se entera de que este señor traía el dinero?, se le preguntó.

Sí, señora.

¿Se entera ese día?

Sí, señora.

¿Cómo se entera? 

Me extrañó mucho, no exactamente que él llegara con la plata. Me extrañó mucho de que los Jackson (Se refiere a Mavis y su esposo) pusieran tanta plata porque no son personas adineradas. Tienen su pensión y sus ahorrillos, pero no para poner el dinero que se estaban poniendo. Luego averigüé y me dijeron que este señor había conseguido la plata con Otto Guevara. 

¿Cuál fue el destino de la plata a partir de ese momento? 

El empresario dijo desconocerlo. Lo que sí supo, dijo, es que con ese dinero se pautó un anuncio en Canal 6. 

En el anuncio participaron tres aspirantes a diputados, sin embargo, el principal era Ramírez, pues al encabezar la papeleta por San José tenía mayor probabilidad de ser electo.

Las dos facturas pagadas a Repretel por ¢5 millones y ¢2,9 millones y tienen fecha del 24 de enero del 2014. 

Junto a esas facturas, el PRC presentó al TSE los bouchers de los cuatro depósitos de dinero en efectivo hechos por Euthbert Jackson en la sucursal del Banco de Costa Rica, en Plaza Mayor, Rohrmoser, ese mismo 24 de enero. 

En los cuatro recibos aparece el número de cédula y firma de Jackson, aunque en tres de ellos se consignó el nombre de otros depositantes.  

Según documentos obtenidos por UNIVERSIDAD en el TSE, los depósitos se hicieron entre las 2:00 p.m y las 2:03 p.m. Tres de ellos son por un monto de ¢3 millones. Uno a nombre de Gabriel Borge, otro a nombre de la esposa de éste, María Grabriela Alfaro, y a nombre de Jackson. 

El cuarto, por  ¢1 millón, aparece a nombre de Jeimmy Obando, quien era candidata a diputada en el segundo lugar por San José. 

Consultada al respecto, Obando dijo a UNIVERSIDAD que desconocía sobre esa gestión y que su única contribución a la campaña fue con comida el día de las elecciones. En esa época ella laboraba como secretaria en una iglesia local en Desamparados.

Cuatro días después, cambió su versión. En un mensaje de texto manifestó que había consultado a la tesorería del PRC y ahí le recordaron “que según aparece en los registros del partido realicé la compra de un certificado de sesión por la suma de ¢1 millón, dado que me identifiqué con los principios del partido y que mis condiciones laborales me permitieron realizar dicha inversión”.

Este medio quiso conocer el criterio de Gabriel Borge y su esposa, los otros depositantes, pero no respondieron a las llamadas. Además, se les buscó en su casa, en Rohrmoser, y se les dejó un mensaje, pero no contestaron.

 

Copia de los recibos entregados por el BCR sobe los cuatro depósitos en efectivo por un total de 10 millones hechos a las cuentas del PRC.

También, mediante un mensaje de texto, Jackson manifestó que Jeimmy Obando había llamado a la tesorería del partido y ahí “le rememoraron que hace cinco años sí hizo la inversión del certificado de sesión, tal y como consta ante el TSE”.

Sobre el origen de los recursos para comprar su certificado, rechazó que vinieran del libertario. Manifestó que los financió con sus ahorros como profesor pensionado y otros recursos producto de una empresa familiar que tiene. Añadió que tanto él como las otras personas que adquirieron bonos tenían la solvencia económica para hacerlo.

Todos los certificados fueron endosados a nombre de otro partidario, Paul Mory Mora, quien luego los cobró a la Tesorería Nacional. 

Jackson y el exdiputado Ramírez son socios en la Asociación Grupo Visión Empresarial y en Mejoremos Costa Rica, esta última es la fundación que trabaja en el país de la mano del reconocido motivador, escritor y pastor estadounidense, John Maxwell. 

Mientras tanto, Mavis Calderón es asesora de Paula Vargas, la vicealcaldesa de San José y esposa de Gonzalo Ramírez. 

Después de la llegada de Ramírez, el PRC se dividió debido a conflictos internos con su fundador, Justo Orozco, y otros partidarios con más años de militancia en la agrupación. Para las elecciones del 2018, el partido no logró ni un solo diputado. 

 

Esta nota es  parte del proyecto Transnacionales de la Fe, una colaboración de 16 medios latinoamericanos, bajo el liderazgo investigativo del Columbia Journalism Investigation de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia (Estados Unidos). Los socios latinoamericanos son: Agencia Publica (Brasil); El País (Uruguay); CIPER (Chile); El Surtidor (Paraguay); La República (Perú); Armando.info (Venezuela); El Tiempo (Colombia); La Voz de Guanacaste y Semanario Universidad (Costa Rica); El Faro (El Salvador); Nómada y Plaza Pública (Guatemala); Contracorriente (Honduras); El Centro de Investigación de Puerto Rico; Mexicanos contra la Corrupción (México); y el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, CLIP.

 

 

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/investigacion/exmilitantes-de-renovacion-costarricense-revelan-que-gonzalo-ramirez-recibio-plata-de-otto-guevara-para-campana/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments