Involucrado en escándalo de lavado de dinero

Barón de apuestas cobijó bienes en Panamá desde Costa Rica

En el 2008, el estadouni­dense Carmen Vincent Cicalese protagonizó uno de esos escándalos por la­vado de dinero que se han vuelto recurrentes en Costa Rica, al tiempo que en Panamá la firma Mos­sack Fonseca le administraba una fundación en la que el fugitivo cobijaba sus propiedades.

El estadounidense operaba una casa de apuestas por Internet desde Heredia y tenía orden de captura por parte de las autoridades estatales y federales en Nueva Jersey y Nueva York, pues lo acusaban de liderar una banda dedicada al juego clandestino, lavado de dinero y otros delitos.

Según las autoridades norteame­ricanos, el grupo movilizó de manera clandestina $13 millones entre setiem­bre del 2007 y abril del 2009.

Desde el 2008, Cicalese figuró en varias sociedades con millonarias inversiones en Costa Rica, principal­mente en bienes raíces y desarrollo inmobiliario.

Mediante los servicios de Mossfon, Cicalese constituyó una “Fundación de Interés Privado” para el cobijo de bienes: Amber Rose Internacional Foundation (Amber Rose es el nombre de una familiar menor de edad), según revela la filtración de documentos de Mossfon.

Carmen Cicalese, cabecilla de banda acusada en Estados Unidos de operar apuestas ilegales por Internet desde Costa Rica.
Carmen Cicalese, cabecilla de banda acusada en Estados Unidos de operar apuestas ilegales por Internet desde Costa Rica.

Al estallar el escándalo en la prensa internacional −por el arres­to en Estados Unidos de al menos 20 miembros compinches de Cicalese, incluido un integrante de la familia mafiosa Genovese, que controla el cri­men organizado en Nueva Jersey−, personeros de MF discutieron en julio del 2008 si debían excluir a Cicalese de su cartera de clientes.

Unos ellos sugirieron renunciar como agentes de toda la estructura e inactivarlo como cliente, según le comunicó Paola Vecchio al abogado Ransés Owens, ambos del grupo MF.

Owens aconsejó, sin embargo, “aguantar un poco” y esperar a que un personero de Mossfon se entrevis­tara con Cicalese en Costa Rica, a fin de tomar una decisión.

“Recordemos que en USA se armó una campaña contra todos las empre­sas de Internet en Costa Rica; todos los americanos involucrados fueron procesados y todo el que parecía te­ner relación con Internet y gambling (juego de apuestas); es decir, lo que supuestamente era legal en segundos pasó a ser ilegal. Si Cicalese está en Costa Rica y lo que quiere de nosotros es depositar fondos de su patrimonio y no mover dineros del gambling, quizás podamos dejar esto en stand by hasta que MAMSA (personero de MF) pueda visitarlo en Costa Rica en uno de sus viajes periódicos”, indicó Owens.

La gente relacionada con gam­bling no son delincuentes per se, son gente que ha sido atacada en USA, pero no ha sido tan feroz, porque na­die está preso ya. Veamos qué nos dice MAMSA; si no está interesado entonces analicemos para terminar la relación con el clienteRamsés Owens

Cicalese evadió la orden de captura de las autoridades norteamericanas y se mantuvo en Costa Rica, donde murió en diciembre del 2014 a los 73 años de edad, según una esquela pu­blicada en Internet a nombre de una empresa funeraria norteamericana.

De acuerdo con los documentos en poder del ICIJ, Cicalese y su hijo Anthony crearon en el 2004, en las Islas Cook (Pacífico Sur), una sociedad llamada RAC Corporation, constitui­da con la ayuda de Portcullis Trust­Net, una firma de servicios offshore de Singapur.

Mediante una cuenta abierta en el banco australiano ANZ, se realizaron varias transferencias de dinero a la sociedad, desde empresas en Costa Rica y Estados Unidos.

Además, mediante cuentas en JP­Morgan Chase & Co. habría movido más de un $1 millón para realizar inversiones en bienes raíces en Cos­ta Rica, según publicaron medios de prensa en su oportunidad.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments

By