Deportes Bolichista Viviana Delgado da clases en el boliche Dent a parabolichistas

Seleccionada y campeona nacional de boliche incursiona en enseñanza de paraboliche

Delgado asumió este proyecto por solicitud de la Asociación Mundial de Boliche.  

Para satisfacer una necesidad planteada por la World Bowling y aprovechar su experiencia de 24 años como jugadora, instructora nacional e internacional y directiva en la Federación Costarricense de Boliche, Viviana Delgado Cruz incursionó como instructora de paraboliche, especialidad inédita en el país. Su objetivo, a mediano y largo plazo, es conformar una estructura estable que permita sacar a paratletas para la selección nacional que sean competitivos internacionalmente. 

Desde que a sus 12 años fuese descubierta por un antiguo campeón nacional en el Boliche Dent, la monteoqueña hizo de los boliches su segunda casa, donde entrena, compite y enseña. Y en los dos meses que no pudo acceder a ellos por la pandemia del COVID-19, aprovechó para sacar dos emprendimientos de pulseras y de repostería. 

UNIVERSIDAD conversó con ella sobre estos nuevos proyectos.  

¿Cómo fue que le surgió el interés por enseñar boliche paralímpico? 

Vieras que yo estoy dentro de la Federación, y la Asociación de Boliche Mundial le pidió a todas las federaciones desarrollar el paraboliche en sus países. Nuestra federación no tenía esa parte desarrollada y, entonces, me interesó.

¿Cuáles son las principales adaptaciones que se tienen que tener, dependiendo del tipo de discapacidad de los parabolichistas (silla de ruedas o de baja visión)?

Depende de tu nivel de visión. Se dividen en diferentes categorías, pero a todos se les pone un antifaz para que haya igualdad de condiciones. Compiten en tres categorías, hay unas barras que se ponen de guías, dispositivos que te ayudan a tirar la bola y hay rampas para que te dirijan las bolas, mientras que en sillas de ruedas se necesita que las sillas cumplan con ciertos requisitos internacionales exigidos por la World Bowling y la Pabcon (Confederación Panamericana de Boliche, por sus siglas en inglés). 

¿Ha contemplado ayuda o colaboración de un o una parabolichista de nivel? Porque se sabe que usted destaca en boliche convencional, pero el paraboliche tiene otros elementos que solo quienes tienen la discapacidad la viven. 

Ese es nuestro principal reto, porque en este momento no hay ningún parabolichista practicando en Costa Rica. Vieras que es complicado porque soy profesora de boliche convencional. Por dicha he consultado con entrenadores de paratletas de otros deportes, y los papás, guías  y muchachos son súper abiertos, y ellos mismos indican cuáles son sus necesidades y las mejores formas para explicarle a cada alumno. 

¿Qué tan enriquecedora considera que fue su primera sesión de clases con parabolichistas? 

Esa primera sesión fue impresionante porque fue desde aprender el lenguaje correcto, cómo tratarlos, sus métodos de enseñanzas; las mismas mamás o guías nos ayudaron mucho, porque los protocolos del COVID-19 no nos dejan tener contacto con los muchachos aunque lo necesiten, solo los de su burbuja social. Entonces lo que hicimos fue explicarles cómo aplicar el contacto con ellos para poder enseñarles. Eso lo hace un poco complicado.

Se sabe que ahora es el inicio con clases, pero ¿hay planes futuros de llevar a que se conforme una selección de paraboliche o de iniciar con torneos de paraboliche? 

Quisimos arrancar ahora con este proyecto, aprovechando lo de la pandemia para el otro año comprar los insumos que necesitamos, como sillas de ruedas que deben tener ciertas especificaciones internacionales, antifaces, guías… y el objetivo es tener torneos nacionales y enviar selecciones a torneos internacionales.

¿Cuánto ayudan las clases a generar ingresos para ir a los torneos nacionales e internacionales, adquirir sus implementos, etc., sabiendo que ese fue su mayor pendiente al inicio?

– Nada, yo no recibo salario por esto, lo doy por puro gusto. Soy instructora en el Boliche Dent y cobro las clases convencionales, pero agarré dos horas los jueves y ofrecí mi tiempo para dar ahí, y dos muchachas me ayudan con mis clases. Además, tengo un patrocinio internacional, por lo que no gasto mucho en mi equipo. Los torneos internacionales y de selección nacional los paga la Federación y, también, recibo una beca del Icoder con la que pago los torneos y mis entrenamientos. Suena feo decirlo, pero por ser seleccionada y campeona nacional, me dan acceso al Dent y a los otros dos boliches públicos (Bol Cariari y Bol Metrópoli) cuando yo quiera.

¿Y cuánto le sirven con ese fin sus emprendimientos de pulseras y de reposterías?

Te soy totalmente sincera, hacer postres me encanta, y cuando empecé a hacerlos se los comencé a llevar a mis amigos. Ahora, en esta cuarentena, como ellos me llevaban pulseras de la suerte me gustaron y me puse a hacerlas, aprovechando que he tenido mucho tiempo en casa. Pero eso me da mi ´platica´ al fin y al cabo para recuperar todos los gastos del boliche. 

¿Cómo ha sido su proceso de preparación desde que inició la pandemia? y ¿cuánto le complace saber que ahora ya puede volver a competencias? 

Vieras que al inicio fue súper traumante; entrené una semana y la siguiente estaba en competencia en República Dominicana y, con costos, me pude venir en el último vuelo antes de que cerraran el aeropuerto. Llegué, estuve en mi casa guardando el aislamiento y, luego, cuando los boliches estaban cerrados, lo que hacía eran trabajos físicos y entrenamientos en mi casa y trabajaba con mi equipo cerca del boliche. Ahora voy de mi casa al CON al centro de acondicionamiento físico, y cuando pudimos ir al boliche yo tuve que ir a entrenar con todos los protocolos una vez por semana, y ahora más que podemos ir a entrenar más seguido. Por dicha empezamos en el torneo nacional, y estamos participando en tres torneos más si todo sale bien. Internacionalmente tenía muchos planes, eventos, panamericanos combinados, clasificación al World Games en Toronto, y todos han sido cancelados o trasladados al otro año.

¿Cuáles han sido sus mejores experiencias a lo largo de 24 años en el boliche? 

El boliche ha sido mi vida entera, me ha dejado muchas amistades, satisfacciones personales, con logros que le hemos dado al país, una influencia e impacto con otros. No te voy a ocultar que una siempre quiere ganar, pero ha habido más cosas que me han sacado más lágrimas que una medalla, como por ejemplo que haya niños que, en las exposiciones sobre héroes deportivos, me muestran como su ejemplo, y eso es lo más lindo, ayudar a la gente y entrar en sus vidas. Lo importante es ser una buena persona y los buenos recuerdos que dejés en la gente. 

¿Cuáles son los torneos que tiene ahora en mente?

Ahorita en mis planes está agarrar ritmo y conseguir mi equipo para ponerme a competir a ver qué torneos internacionales tenemos el otro año, aunque de aquí a marzo diría que tenemos solo torneos nacionales. Es estar al tanto por si te dicen. A mí, como campeona nacional de 2019, me correspondía ir a la copa mundial de este año, pero ahora que este torneo se canceló hay que ganarse ese derecho en el nuevo campeonato nacional.   

Ir al contenido