Patrocinio de bebidas alcohólicas en el deporte genera opiniones divididas en el Gobierno

Mientras que el Ministerio Salud está en contra de los proyectos por el daño que podría causar en la salud de las personas, el ministro de Deportes considera favorable el apoyo económico que podría recibir el deporte de alto rendimiento.

Dos proyectos de ley que pretenden que se faculte la publicidad y el patrocinio de bebidas con contenido alcohólico en el deporte, mantienen actualmente divididos a los ministerios de Salud y del Deporte.

Se trata de los proyectos de ley 21.663 “Ley para el patrocinio del deporte nacional” y el  21.745 “Ley de autorización para la publicidad y patrocinio de bebidas con contenido alcohólico en el deporte y creación del Fondo Nacional para el deporte de alto rendimiento” presentados por los diputados Erwen Masís de la Unidad Social Cristiana (PUSC), y los legisladores de Liberación Nacional (PLN) Roberto Thompson y María José Corrales, respectivamente.

Estos proyectos fueron ya dictaminados positivamente por los diputados de la Asamblea Legislativa y tienen como objetivo reformar el artículo 12 de la Ley N.° 9047 “Ley de Regulación y Comercialización de Bebidas con Contenido Alcohólico”, para que de esta forma “ el patrocinio podrá ser utilizado por las marcas o nombres de bebidas con contenido alcohólico, en publicidad relacionada con el deporte, así como en vallas publicitarias en los estadios y gimnasios, rotulación de uniformes, medios de transporte utilizados para competencias y artículos deportivos de todo equipo, asociación, federación, liga deportiva o comité cantonal de deportes”, se lee en ambas propuestas.

La idea de los legisladores es dotar de más recursos a los deportistas de alto rendimiento, gracias al patrocinio deportivo por parte de las empresas productoras, comercializadoras o distribuidoras de bebidas con contenido alcohólico.

El proyecto 21.663 agrega también que el patrocinador deberá cancelar ante el Ministerio de Salud un 10% de lo que genere en cada contrato: un 4% de ese dinero se destinaría hacia el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder), un 2% iría al Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), otro 2% al Comité Olímpico Nacional, y el restante 2% lo recibiría el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).

Por su parte, el  proyecto 21.745 contempla la creación del Fondo Nacional para el Financiamiento de los Deportes de Alto Rendimiento y establece un impuesto del 5% sobre los ingresos derivados de las actividades y eventos deportivos de cualquier naturaleza donde se brinde propaganda, publicidad, y patrocinio de marcas, distintivos, emblemas o nombres de bebidas con contenido alcohólico. 

Impacto sobre menores de edad

Los proyectos de ley han generado posiciones a favor y en contra. Por ejemplo, el Ministerio de Salud señaló que este tipo de iniciativas pueden tener impacto en la salud pública de nuestro país, principalmente porque existe suficiente evidencia científica de que la publicidad tiene un efecto en el consumo e inicio temprano de bebidas alcohólicas, sobretodo en la población joven que es la más expuesta. 

Nos preocupa el mensaje que le queremos dar a los menores en cuanto al consumo de alcohol se refiere. Sabemos que ese tipo de actividades deportivas por lo general son eventos familiares donde acuden los niños y estos van a estar expuestos a publicidad donde se promueve el consumo del alcohol. Esto lo hace ver como algo natural, permisible. Estaríamos legitimando el consumo del alcohol, a sabiendas que es algo que puede tener un efecto nocivo sobre la salud”, señaló la directora de Planificación del Ministerio de Salud, Andrea Garita.

Garita agregó que el consumo del alcohol es un factor de riesgo asociado tanto a la morbilidad como a la mortalidad prematura por enfermedades crónicas no transmisibles, las cuales son la principal causa de muertes en el país 

A esta posición en contra se suma el director del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), Oswaldo Aguirre, quien criticó a los diputados por hacer oídos sordos a la gran afectación que podría provocar esta ley sobre los menores de edad.

“El gran problema es que los diputados lo ven como la gran salvación, pero no se considera la salud. Estar expuestos a publicidad sobre todo en menores de edad -aunque ellos digan que no- crea la necesidad de que ellos lo prueben. Eso genera que mayor cantidad de menores de edad sean expuestos a bebidas alcohólicas y que el consumo aumente”, externó el director. 

Aguirre agregó que, según los resultados de la 5ta Encuesta Nacional sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas en Población de Educación Secundaria del IAFA (2018), el 69,9% de los colegiales encuestados había probado el alcohol.

Por su parte, la vocera de la Coalición Costa Rica Saludable y exministra de Salud, Giselle Amador, externó que la aprobación de este proyecto significaría un retroceso, pues por una parte se está promoviendo la salud (deporte) y por el otro se afecta principalmente la salud de los niños y adolescentes. 

“En Costa Rica se había evitado hasta ahora, por el control de la publicidad, que salieran los futbolistas con la marca de una cerveza en el pecho. Inmediatamente, la mente del niño, asocia la cerveza con el hecho de que su ídolo toma. El cerebro asocia la marca con el jugador. Eso hace que haya una tendencia a imitar ese patrón”, añadió Amador.

Práctica común en otros países

Consultado sobre el tema, el diputado del PUSC, Erwen Masís, destacó que el impacto sobre los menores de edad existe desde antes que se crearan los proyectos de ley, debido a la publicidad a la que están expuestos a través de los medios de comunicación.

“Nosotros lo que estamos haciendo con la legislación actual es limitando el acceso de los atletas a mejores condiciones”, señaló. 

El legislador destacó que esta práctica es común en otros países y que incluso equipos mexicanos que participan en la Concacaf, los cuales se enfrentan a clubes costarricenses, tienen estos patrocinadores impregnados en los uniformes.

“De no aprobarse, el Gobierno debería compensar, e indicar cómo van a patrocinar a nuestros atletas y fomentar el deporte. Costa Rica es el país de América que menos invierte en deportistas y atletas”, acotó.

Asimismo, el ministro del Deporte, Hernán Solano, aseguró que apoya la iniciativa, “pues el mundo ya se encuentra interconectado y los patrocinios a nivel mundial son permitidos en los deportistas, en los grandes eventos deportivos mundiales, y en muchos de los eventos regionales”.

Solano aseveró también que ve necesario elevar de forma importante la inversión en el deporte como instrumento para la formación de vida, por esta razón la publicidad en el deporte será un gran mecanismo para la promoción de un consumo responsable.

Por su parte, la Unafut señaló que no solo avala el proyecto, sino que también lo impulsan, pues su interés es que se derogue la ley que prohíbe el patrocinio de bebidas alcohólicas en el deporte nacional, un proyecto que traería beneficios al fútbol nacional con recursos frescos para los clubes y las diferentes ligas.

“Es la doble moral, en Costa Rica consumimos mucho deporte internacional a través de los diferentes eventos en el Mundo (existen esos ídolos y modelos a seguir), en donde el patrocinio de bebidas alcohólicas invade a un público determinado y aquí se prohíbe, igual cuando vienen equipos de otros países, quienes traen sus marcas de cervezas en su indumentaria, o los eventos taurinos de nuestro país, con el patrocinio de Guaro Cacique y no hemos visto a organizaciones manifestarse al respecto”, criticó el vocero de la Unafut, José Pablo Molina. 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments