Nuevo estudio actuarial sugiere aumentar edad de retiro a los 65 años

De acuerdo con las actuales condiciones, la reserva del IVM alcanzará hasta el 2037.

¿Se imagina pensionarse hasta los 65 años y no tener opción de prejubilarse? Esa es una de las sugerencias que hace el más reciente estudio actuarial de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), para así “darle aire” al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte, cuya reserva alcanzaría hasta el 2037, según el escenario actual.

De acuerdo con el estudio actuarial de la Caja, elaborado por los actuarios Ronald Cartín y Cristian Torres, el «cociente de reserva» (gastos anuales que se tienen en reserva) presenta un comportamiento decreciente, de su valor actual de 1,95 en el 2019 a 0,05 en el 2037. Después de ese año se agotará la reserva y el Régimen no podría hacerle frente al pago de beneficios.


Lea también

Ingresos serán insuficientes para cubrir seguro de salud más allá del 2027


Aunado a esto, la institución tendrá que utilizar intereses de las inversiones para hacer frente al pago de beneficios a partir del año 2021; esta utilización de intereses se extenderá hasta el año 2030. Posterior a ese año será necesario el uso de «principal» de la reserva para cumplir con las obligaciones.

El estudio señala también que la proyección demográfica golpeará al IVM, pues la población de pensionados crece, aún en el corto plazo, en forma más acelerada que la población de afiliados al IVM. De esta manera, la “razón de soporte” (cantidad de afiliados por pensionados) decrecerá de 6,9 afiliados por pensionado en el 2018 a 4,4 afiliados por pensionado en el 2030 (y posteriormente a 1,5 en el 2080).

Causas

Para el especialista en ciencias actuariales, Rodrigo Arias, la principal razón que generaría que el cociente de reserva alcance hasta el 2037 es la falta de «previsión», pues durante más de 60 años (de 1947 a 2009) la CCSS mantuvo la misma prima de 7,5%. «La hicieron de reparto a pesar de las leyes».

La prima aumentó hasta el año 2010, cuando pasó a ser de 8%. Esta reforma se da luego de que se acordara en el 2005 modificar las primas cada 5 años en 0,5%.

“Estaba la prima en 8,5% para el 2015 y estaba programado que iba a subir a 9% en el 2020, a 9,5% en el 2025, a 10% en el 2030 y que iba a ser de 10,5% del 2035 en adelante. Según eso, la Caja sería solvente hasta el 2045, pero en el 2012 la Caja empezó a presentar problemas en el IVM. Entonces en el año 2016, la Caja acordó aumentarle la cuota al Estado en un 0,66% sobre los salarios, en el 2017 0,05% al trabajador, y en el 2018 0,05% más a este grupo. Así es como la prima actual ya no corresponde a ese plan del 2005. Además, hace pocos meses se acordó que cada 3 años aumentará la prima”, acotó el exprofesor de la UCR.

Arias agregó también que desde 1980 se ha dado una distribución incorrecta de la prima que cobra la Caja, pues en su criterio la institución de un 25,16% que cobra a los asalariados, solo necesita un 7,11% para el seguro de salud y el resto (18,05%) lo debería pasar al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte.

En el informe, los actuarios recomendaron a la CCSS iniciar el proceso para lograr aprobar una Reforma Integral del Seguro IVM, estudiar nuevas posibles fuentes de financiamiento y nuevas formas de elevar los aportes actuales.

Políticas para mejorar la solvencia del IVM

Asimismo, los actuarios también plantearon algunas opciones políticas y tácticas que se han considerado en otras latitudes; y que pueden utilizarse en general para balancear el IVM y así mejorar su estado. Tales como el incremento en las cuotas y  en las edades de retiro.

Para la opción de incrementar cuotas, los actuarios sugieren para el primer escenario (N° 1.A)  aumentar tres puntos porcentuales durante el período 2020-2029; mientras que para el segundo escenario (N° 1.B) se considera un incremento de cuatro puntos porcentuales. Actualmente la prima de contribución corresponde a un 10,16%.

De esta forma, en el primer escenario, a partir del 2020 cada tres años se generaría un aumento de un 0,75% en la prima de contribución; mientras que en el segundo escenario, a partir del 2020 cada tres años se generaría un aumento de un 1%.

Según la proyección financiera de la Caja, bajo el primer escenario, la reserva del IVM se agotaría en el año 2041. En el segundo escenario, esta se acabaría en el 2046.

En cuanto al aumento en la edad de retiro, los actuarios plantean dos escenarios (Políticas 3.A, 3.B) que le darían “más aire” al seguro del IVM. Actualmente, la edad normal de retiro corresponde a 65 años con 300 cuotas aportadas; mientras que la jubilación anticipada para los hombres se podría  dar a  partir de los 61 años y 11 meses con 462 cuotas aportadas.

En el caso de las mujeres, se pueden acoger a la jubilación anticipada a partir de los 59 años de edad y 11 meses con 450 cuotas aportadas.

La política 3.A plantea que la jubilación a edad normal de retiro sea a los 67 años con 300 cuotas aportadas al IVM. Asimismo, propone que las mujeres se puedan pensionar anticipadamente a partir de los 62 años de edad y 450 cuotas aportadas; mientras que los hombres a los 64 años de edad con 462 cuotas aportadas.

Por otra parte, la política 3.B propone la jubilación a edad normal de retiro a los 65 años y 300 cuotas aportadas; sin embargo, elimina la jubilación anticipada.

Teniendo como base el escenario 3A, la reserva del IVM alcanzaría hasta el año 2043; mientras que de aplicarse el 3.B la reserva del IVM lo haría hasta el año 2053.

El estudio actuarial sugiere también reducción en los ajustes por costos de vida, cambios en la fórmula de beneficios y otras fuentes de financiamiento provenientes del Gobierno Central.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/impreso/nuevo-estudio-actuarial-sugiere-aumentar-edad-de-retiro-a-los-65-anos/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments