Estado de la Nación: Mayor participación de la mujer para revitalizar el mercado laboral

Según el Programa, incentivar la participación de la mujer es una necesidad para acelerar un crecimiento de la fuerza laboral que casi se detiene.

Costa Rica deberá incentivar la participación femenina si desea acelerar el crecimiento de su oferta laboral y garantizar su suficiencia para un adecuado crecimiento económico, según un análisis del Programa Estado de la Nación (PEN).

Según las proyecciones de su último Informe Estado de la Nación, existe un margen para ampliar la participación femenina, lo que podría acelerar el crecimiento en la tasa de participación laboral, que cada vez aumenta más lentamente.

Este proceso, podría darse ya que una mayor cantidad de mujeres podrían insertarse en el mercado laboral, a través de la aplicación de políticas públicas y privadas, el establecimiento de redes de apoyo, la justa distribución de tareas domésticas y la debida atención de algunos otros factores, que funcionan como barrera para que la mujer se integre al mercado.

El Programa estima que entre 2015 y 2020 el número de personas en edad de trabajar (de 15 a 64 años) sólo aumentará en un 5% anualmente, para un promedio de tan sólo 30.000 personas en edad de trabajar más por periodo.

Así, de mantenerse la tendencia a la desaceleración en el comportamiento la fuerza laboral, se prevé que la cantidad de personas en ella deje de aumentar entre 2040 y 2045, y que empiece a reducirse a partir de 2050.

Para Estado de la Nación, dicha reducción en la cantidad de trabajadores podrían confrontarse con una mayor participación de mujeres en el mercado laboral ya que, según estimaciones del propio PEN, un incremento del 3% anual de la participación femenina supondría alcanzar un promedio de más de 45.000 nuevas personas ocupadas, aún a pesar de la desaceleración en las tasas de participación.

Aunque la tasa de participación laboral para los hombres se ha estancado desde 2001, la de las mujeres de 20 a 60 años ha mantenido un crecimiento constante.

El Programa promueve una gestión integral

El PEN señaló que una mayor participación laboral no garantizaría una mayor cantidad o calidad de trabajo para las mujeres, por lo que la recomendación del Programa es generar un proceso de integración femenina en el campo laboral que sea debidamente planificado y que evite otros perjuicios sociales.

Además, detalló claramente que los cálculos sólo consideraban aumentos en el número de mano de obra potencial, a través del fomento de la participación de la mujer, pero que  esos números no contemplaban por sí mismos factores como la posibilidad de desempleo, ni de las condiciones de los trabajos conseguidos por las mujeres.

Al respecto, describió que la recomendación a la que llama el documento “no se trata solo de expandir la fuerza laboral, sino de dotar a las mujeres de más y mejores puestos de trabajo, es decir, que su inserción remunerada se realice en empleos de calidad”.

El término “bono de género” es empleado para describir el beneficio económico que genera a un país incentivar una mayor participación de la mujer en el ámbito laboral y, según las observaciones del PEN, «para materializar esta oportunidad es necesario reducir las barreras que enfrentan las mujeres para acceder al mercado de trabajo remunerado».

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments

Otros Artículos

Las elecciones municipales según los datos de costos publicados en periódicos de circulación nacional rondaron los ¢2.180 por votante.

Usted me enferma. Su presencia me enferma; cuando me habla, me enferma y, si me da la mano, me enferma más.

Hace tiempo quería escribir acerca de este tema, en un principio estaba molesto con nuestro representante actual, pero antes de criticar,que es lo más facil