Deportes Voleibol masculino sub-19 clasificó para mundial 2023 y se centra en Centroamericano en Honduras.

Voleibol sub-19: así consiguió su pase mundialista

Se obtuvo el cuarto boleto elegible en Copa Panamericana disputada en Guatemala a finales de mayo.

Luego de 30 años de la primera y hasta única comparecencia mundialista de una selección costarricense de voleibol en categoría masculina sub-19 en Turquía 1993, finalmente dicha espera llegó a su final en la reciente Copa Panamericana de voleibol que tuvo lugar en Guatemala. Además, fue el mayor éxito internacional para el voleibol sala nacional de los últimos 16 años, desde el mundial femenino mayor en Japón en 2006.

El plantel masculino juvenil inició su andadura con las obvias caídas contra México y Estados Unidos en el mínimo de sets y, posteriormente, aunque logró impedir la barrida en contra a manos de Chile, siempre fue superado por los sudamericanos, con lo cual quedó condenado a jugar por los puestos del 5 al 8. Sin embargo, al no haber otro integrante de la Confederación Sudamericana de Voleibol, los chilenos no eran elegibles para un cupo mundialista en este torneo, por lo que, además de que se debía ganar el juego contra el perdedor de los cuartos de final entre los aztecas y la República Dominicana, había que esperar el partido de la selección anfitriona contra los chilenos, pues si ganaban los guatemaltecos, se acabaría todo para los nacionales.

“Nosotros siempre tratamos de subir el nivel contra Estados Unidos, México y Chile (…); y al ganarle un set a Chile ya nos estábamos dando cuenta de lo que éramos capaces”, David Córdoba.

Pero los dirigidos por Alberto Blanco sacaron fuerzas de flaqueza y contra todos los pronósticos eliminaron a los dominicanos en cuatro sets. Además, hubo ayuda por parte de la representación chilena, que ingresó a las semifinales al ganarle los cuartos de final a Guatemala. Y, para rematar, la selección nacional aprovechó la última oportunidad para enmudecer el Domo Polideportivo ganando contra la escuadra anfitriona en tres sets y dejándose el último boleto junto con los estadounidenses, los aztecas y Puerto Rico, quienes coparon el podio.

¿Cómo fue la preparación para el torneo disputado a finales de mayo y cuál va a ser la preparación para la cita mundialista?

 

De acuerdo con el propio Blanco, antes de iniciar la competición, el objetivo principal era prepararse para el Campeonato Centroamericano contra los países del istmo programado para realizarse en Honduras durante septiembre, pero también aprovechar la oportunidad para buscar uno de los cuatro cupos disponibles para dicho mundial.

A un mes de este logro que coronó más de un año y seis meses de trabajo, el asistente técnico Roberto Argüello y los jugadores Kaan Vargas, David Córdoba y Gabriel Ventura compartieron  con UNIVERSIDAD detalles de su participación y preparación previa, durante y posterior al torneo al final de la primera parte de una de las primeras sesiones dobles de entrenamiento en el Colegio Técnico Profesional de Educación Comercial y de Servicios (COTEPECOS) posteriores a su llegada al país.

“Creo que (el éxito se da por) el trabajo grupal. Primero que todo, por la pandemia cada jugador tuvo que ir a su club y prepararse individualmente, y a la hora de venir aquí, tratar de trabajar en equipo, que cada quien hiciera lo suyo lo mejor posible, que si él (Vargas) era el mejor receptor de nuestro equipo él hacía esta parte; si él (Ventura) era el mejor pasador, él colocaba; si mis compañeros o yo éramos los mejores atacantes teníamos que dar todo lo máximo de nosotros para que los resultados salieran”, externó Córdoba, quien además es el capitán del seleccionado.

“Esos dos años por la pandemia nos afectaron y tuvimos que parar de entrenar un rato, pero al final volvimos a entrenar fuerte, hicimos varios campamentos en Grecia, y al final incluso tuvimos un resultado bastante bonito”, agregó Vargas.

Consultados sobre cómo lograron mantener la cabeza fría para los partidos definitivos contra dominicanos y guatemaltecos, Ventura le dio el crédito al asistente técnico. “Nos ayudó mucho Roberto (Argüello), que nos calmaba y nos decía ‘Jueguen, ustedes saben jugar, déjenme la presión a mí’, entonces eso nos calmó mucho para afrontar los partidos”.

“También la actitud en la cancha, nos apoyábamos mutuamente; si uno cometía un error ‘No importa, sale la siguiente’ y, como dijo Gabriel, el entrenador, Aurulo (así se refiere a Argüello) y  los compañeros nos ayudaron mucho, también todos como equipo; no importa lo que pasara seguimos siendo familia y damos todo”, complementó Vargas.

“Creo que al saber que Estados Unidos, México y Chile eran equipos muy fuertes, nosotros siempre tratamos de subir el nivel, entonces a la hora de que llegaron estos equipos como Dominicana o Guatemala no es que nos fue sencillo o que éramos superiores, sino que ya estábamos preparados para la presión; y al ganarle un set a Chile ya nos estábamos dando cuenta de lo que éramos capaces”, añadió Córdoba.

Por su parte, Argüello indicó que hubo un acople del grupo con Blanco, y a la inversa, y que por ahora y hasta cuando acontezca se centrarán primeramente en el Centroamericano para luego pensar de lleno en el mundial. “Es enfocarnos en terminar la preparación para el Centroamericano y ya venir a hacer la planificación del Mundial, ahí sí tendríamos, con el tiempo que tenemos, que hacer un poco más de campamentos e integrar el grupo. En este momento somos 18, la idea es mantenerlos y buscar algún otro talento que tenga el biotipo bastante alto para el Mundial, porque sabemos que los equipos van de 1,90 m para arriba, entonces necesitamos un biotipo similar, empezar los campamentos otra vez igual de fuerte,  trabajar con el equipo y, si se integra algún otro jugador, la idea es iniciar e ir poco a poco con ellos”.

Argüello destacó que la preparación mundialista, con fogueos, campamentos y  sesiones dobles de entrenamientos, se haría en el país o como máximo en Nicaragua por motivos de costos y agendas de estudio o trabajo. “Sabemos que la Federación ayuda en lo que puede, si fuera el caso de que podemos hacer un campamento afuera, hay un grupo de padres dispuestos a ayudar, entonces será hablar con ellos para ver qué posibilidad hay de campamento, pero sería más que todo por ayuda de patrocinadores, la Federación y los padres que nos apoyen”.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido