Entrenadora de gimnasta clasificada para los Juegos Olímpicos de la Juventud

Vargas: “El objetivo para los Juegos Olímpicos de la Juventud es tener rutinas limpias”

Daniela Vargas, la entrenadora de Camila Montoya, ha lanzado la carrera de Montoya a niveles competitivos en la gimnasia nacional e internacional.

La reciente clasificación de la gimnasta Camila Montoya para los Juegos Olímpicos de la Juventud tiene el esfuerzo como una de sus claves para destacar. Naturalmente, el propio, pero también con el que realiza desde fuera de las colchonetas de gimnasia su entrenadora, Daniela Vargas, quien desde el inicio había detectado el talento en ciernes que llegó a sus manos con Montoya, y la potenció hasta llevarla al nivel competitivo que posee hoy.

Vargas, de 30 años, normalmente está a su lado, siempre que le sea posible, aun cuando ya tiene un embarazo doble inminente. Esta es la entrevista breve que UNIVERSIDAD le realizó tanto a ella como a su pupila en el Líder Club Gimnástico.

 

¿Cuál ha sido su experiencia sobre el trabajo con Camila?

Con Cami empezamos a trabajar desde los programas de desarrollo motriz, cuando tenía cinco años, y siempre fue una niña muy ágil, pero también muy tenaz, o sea, muy competitiva desde chiquitita, hasta cierto punto individualista, socialmente uno lo ve como  difícil de trabajar, pero en atletas de rendimiento es una característica importante tener esa hambre de querer salir adelante. (…) Es una promesa, pero requiere una inversión para que yo me pudiera dedicar al entrenamiento de ella, entonces por ahí va el apoyo de Líder Club, invirtiendo lo que se necesite, (…), es un trabajo de tiempo completo también de la familia. La experiencia ha sido de mucho trabajo, pero muy satisfactoria, porque no solo es una gimnasta que se ha despegado, sino que puedo ver en ella una madurez integral importante, un deseo de representar a Costa Rica, ojalá tenga la posibilidad de participar en los Juegos Olímpicos.

 

¿De qué  manera tuvo que cambiar los planes de preparación cuando supieron que finalmente sí iban a Argentina?

La noche antes de la competencia hablé con ella porque las posibilidades de clasificación eran muy bajas porque cortaron las plazas panamericanas de nueve a siete y se incluyeron países como Estados Unidos que nunca participan de estos eventos, ellos priorizan eventos de la selección mayor. (…) Le dije: “Cami, yo considero que este proceso ya es exitoso porque usted viene con rutinas completas, con buena dificultad y ejecución, consistentes… en este momento, lo que falta es hacer lo que usted sabe hacer, independientemente del resultado yo ya me siento satisfecha”.  Eso a ella le dio mucha tranquilidad para competir sin tanta presión, y ella lo hizo súper bien (…) siempre una como entrenadora tiene muchas recomendaciones que dar y mejorar, pero su objetivo, ella lo cumplió. Eran dos sesiones que se sumaban las notas para ver cuáles clasificaban, y nosotros estábamos ahí peleando ese sétimo lugar, y cuando nos damos cuenta que quedamos octavo fue un “qué lástima, cómo duele quedar primero de los que se quedaron fuera”

 

Más que fue por décimas, centésimas, si no me equivoco.

Fue nada, en el salto en potro el valor de dificultad del salto de ella tenía ocho décimas más de lo que le dieron, porque la juez dijo que lo vio carpado y no extendido, es un tecnicismo que implica casi un punto. Yo tenía dos opciones: o irme a hacer el reclamo y dejar a Cami compitiendo sola, más que iba para barras, una de las más duras para ella, o continuar y echarle ganas al asunto para ver cómo nos iba. Al final uno ve la diferencia tan corta y dice “esas ocho décimas hubieran hecho la diferencia en la clasificación”.  (…)

Yo sabía que la única manera era que alguno de los países se retiraran. Por dicha la comunicación entre Comité Olímpico y Federación es muy buena, entonces no pasó mucho tiempo en que supiéramos que existía una posibilidad importante de participación. La confirmación la recibimos hace poco, pero nos indicaron “entrenen como si fueran para allá”.  Desde ese momento, yo planifiqué el trabajo de Cami, lo que se hizo fue acortar el periodo de preparación, para empezar el periodo precompetitivo (…).

 

¿Qué mejorar para conseguir un papel destacado allá en las Justas?

Se puede enfocar más en la ejecución y la dificultad porque el periodo de preparación general entre la eliminatoria y el de las justas es relativamente poco. Todos los elementos que hemos estado trabajando todavía no van a estar incluidos en la rutina, hasta el otro año, para los panamericanos. Nuestro objetivo ahorita es que tenga rutinas más limpias, con menos deducciones de ejecución, menos errores, enlaces o conexiones que le beneficien en la nota final, estamos trabajando la parte artística, y sabemos que los Juegos de la Juventud son una competencia de muchísimo nivel (…) Dentro de mi plan de trabajo es estar ahí y que ella vea el nivel de dificultad que existe en Europa, Asia, que sueñe con más y se prepare para eso. (…) El objetivo no es pelear una medalla, es el roce internacional que le abra la mente y le permita buscar un ciclo olímpico completo con más ambición.

 

¿En cuáles modalidades usted considera que se debe trabajar más con ella?

Es difícil de definir porque es una atleta muy completa, “all around”, porque compite en los cuatro aparatos. (…) Ella tiene una facilidad importante en la viga, pero como es tan joven no se ha dado cuenta, y son cosas que uno como entrenador va viendo. Pero trabajamos igual todos los aparatos, ya que se clasifica por all around, de igual manera se ha estado subiendo la dificultad, porque ya su periodo de crecimiento terminó, entonces es importante que retome más agresivamente toda la parte acrobática y ha respondido bien.

 

0 comments