Solo canales de cable Tigo Sports y FUTV transmitirán fútbol

Transmisión televisiva abierta de fútbol en Costa Rica podría llegar a su fin

Únicamente los canales de cable podrían pasar partidos de fútbol en televisión, mientras el caso está elevado ante la Comisión de Promoción de la Competencia.

A partir del 29 de febrero de 2020, está programado que las transmisiones televisivas abiertas de fútbol pasen a la historia, ya que en lo sucesivo sólo será posible observar los juegos de la Primera División por los canales de cable FUTV o Tigo Sports.

El primero de estos canales tendrá los derechos de transmisión de los partidos por campeonato nacional cuando los equipos masculinos Saprissa, Alajuelense, Herediano, Cartaginés, Limón, Pérez Zeledón y Grecia sean locales. En la actualidad, los derechos de transmisión de estos siete equipos se reparten entre Repretel (alajuelenses, griegos y limonenses) y Teletica (saprissistas, heredianos, cartagineses y sureños).

Mientras que Tigo Sports, canal exclusivo de la cablera del mismo nombre, ya posee los derechos de los otros cinco clubes: Santos, San Carlos, Guadalupe, Jicaral Sercoba y La U Universitarios. Rara vez ha compartido la señal de algunos partidos de estos equipos con el canal abierto Multimedios.

Este cambio hará que en al menos 460 mil hogares  –con base en el último corte de la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)– ya no sea posible observar a sus equipos preferidos por televisión.

Entonces, las personas futboleras de esos hogares deberán elegir entre alguna de las siguientes opciones: escucharlo por radio como antes de 1960, ir al estadio, a algún restaurante o bar con cable que tenga los canales pagos señalados, o a casas de amigos o familiares que posean esos servicios televisivos. Con la excepción de la radio, disponible incluso en varios celulares de hoy en día, por el resto de opciones se debe pagar de una manera o de otra. Y si es visita a casas de familia o amigos con cable, eso depende de hasta dónde les llegue la buena voluntad a los anfitriones.

‘‘A nivel mundial, el fútbol no solo compite con otras ligas, sino con cualquier otro tipo de entretenimiento, por lo que es importante, para fortalecer el fútbol, trabajar en un plan de negocios. Es muy difícil sostenerlo por tele abierta”.
Rodolfo Travers

Estos 460 mil hogares representan aproximadamente tres de cada 10 en el ámbito nacional. Ahora bien, al subdividir por regiones de planificación (Chorotega, Brunca, Huetar Norte, Huetar Atlántico, Central y Pacífico Central), se encuentra que, de manera nominal, más de la mitad de los hogares sin cable del país pertenecen a la región Central (más de 255 mil, es decir, una cuarta parte de la zona). Por su parte en las regiones Brunca, Huetar Norte y Huetar Atlántico, existe la mayor proporción de hogares sin cable, todas ellas cercanas a las dos quintas partes.

La menor cobertura de cable está en la Pacífico Central (aproximadamente 69 mil), aunque debido a la cantidad de hogares (cerca de 96 mil) sus niveles de cobertura andan parecidos a los de la Región Central, mientras que la Chorotega destaca por tener el mayor nivel de cobertura proporcional, ya que sólo el 23% de sus hogares no posee cable.

Debe hacerse la salvedad de que las cifras anteriores no diferencian entre abonados a servicios de televisión satelital, a cableras diferentes de Tigo o las que contrataron los servicios de FUTV, por lo que el número de personas que se quedaría sin ver los juegos podría incrementarse.

Una transición inminente en el modelo de transmisiones.

Tanto el director de Relaciones Corporativas de Tigo, Leandro Lagos, como el de Estrategia de FUTV, Rodolfo Travers, coincidieron en sendas entrevistas dadas a finales de enero a La República y La Teja, respectivamente, que el cambio de los modelos de transmisiones de fútbol era un paso normal y necesario, y que ya se había dado en Europa y Sudamérica, las dos zonas de referencia futbolística del mundo en el presente.

“Desde Tigo vemos esta situación como parte de la evolución natural del mercado y valida el modelo de negocio que Tigo Sports ha liderado en el país”, indicó Lagos. “A nivel mundial, el fútbol no solo compite con otras ligas, sino con cualquier otro tipo de entretenimiento, por lo que es importante, para fortalecer el fútbol, trabajar en un plan de negocios. Es muy difícil sostenerlo por tele abierta”, comentó por su parte Travers.

Travers agregó que, desde el momento que FUTV inicie operaciones, la única forma en que podrían pasar juegos por televisión abierta sería por diferido luego de al menos 24 horas de jugados; es decir, si un partido se realiza miércoles a las 8 pm, habría que esperar mínimo hasta el jueves a las 8 pm para su retransmisión abierta. En su momento, Tigo hizo algo parecido con la final del Apertura 2018 entre los equipos Herediano y Alajuelense, donde pasó el juego por Multimedios en diferido apenas concluido el partido en vivo, sin embargo, ante la molestia general y el bajo rating, nunca más volvieron a transmitirlos de esa manera.

En cuanto a las negociaciones entre ellos, Lagos ha expresado desde finales de enero su interés por meter a FUTV en su programación. Travers, sin haberse pronunciado sobre la oferta de Lagos, aseguró estar en negociaciones con las cableras y que cualquiera que desee incorporarla deberá hacerlo en el paquete básico y en los de menor numeración de los canales deportivos. Hasta ahora, cableras como Kolbi TV, Cabletica y Telecable, de alcance nacional, son algunas de las que confirmaron el nuevo canal, más otras 14 de alcance regional ubicadas en el Valle Central y en Guanacaste, predominantemente.

No obstante, las cableras que aceptaron agregar la oferta de FUTV deben decidir si asumen solas los costos o los trasladan a sus suscriptores con un aumento de cerca de $2 por persona. De las tres nacionales, tanto Telecable como Cabletica anunciaron desde finales de enero y principios de febrero el aumento en cerca de 1000 colones a sus suscriptores a partir de marzo, en el límite establecido por la SUTEL para anunciar cualquier cambio de mensualidad. Algunas regionales, como Cable Cartago, hicieron lo mismo. Por su parte, en Kolbi TV o regionales como Cable Santos y Coope Alfaro Ruiz todavía no tienen planeado modificar sus precios.

Muy pocos felices con FUTV

Existen siete cableras de menor alcance que no quedaron satisfechas con el acuerdo y más bien buscan frenar el inicio de FUTV mediante investigaciones por parte de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) y la Comisión de Promoción de la Competencia (Coprocom). Todas ellas procedentes de zonas alejadas como Siquirres, la Zona Sur, Turrialba, Guácimo y el cantón montañoso de Alvarado de Cartago, donde, según datos del INEC, están algunas de las zonas de menor proporción de tenencia de cable.

El motivo de la denuncia, de acuerdo con el representante legal, David Solano, es que no hubo notificación de una operación concentradora, y que en estas zonas podrían ver reducidas sus suscripciones a menos de la mitad al no tener los equipos suficientes como para asumir solas los gastos de adquisición del canal; en ese caso, se verían forzadas a subir las tarifas en 1500 colones mensuales.

Además, algunos diputados como Erwen Masís, Yorleny León y José María Villalta también pegaron el grito al cielo durante sus intervenciones en el plenario en diferentes días. Masís elevó una denuncia a la Coprocom, Villalta propuso un nuevo inciso a la Ley de Radio para evitar que transmisiones futbolísticas o deportivas donde hay selecciones nacionales de por medio sean sacadas de la televisión abierta, y León hizo un llamado al Ministro de Deportes y al de Presidencia para conversar con las cableras y llegar a un acuerdo satisfactorio para todas las partes.

Del mismo modo, grupos por el derecho a la comunicación y la radiodifusión tampoco dejaron este tema de lado. La directora del Programa de Libertad de Expresión, Divulgación e Información de la Universidad de Costa Rica (Proledi), Giselle Boza, externó su preocupación por la dinámica que está tomando la radiodifusión y puso sobre la mesa ejemplos de jurisprudencia en los cuales se está avanzando. “Muchos países tienen regulaciones sobre lo que se ha llamado el derecho de acceso a eventos de interés general y se ha planteado hasta dónde los derechos de transmisión exclusiva de algunos eventos lesionan o no los derechos a la información de las personas, y ya hay antecedentes en algunos países en donde se limita de alguna manera la libertad de empresa de exhibir contenidos audiovisuales de manera exclusiva frente al derecho de la información de las personas. Aquí a Costa Rica se le plantea un debate importante, de hasta dónde se debe regular este tipo de decisiones de operadores privados y hasta dónde el estado puede poner límites”.

Boza citó ejemplos de España, Uruguay y Argentina en donde las legislaciones vigentes establecen la obligatoriedad de pasar aunque sea algunos partidos, finales o juegos de selecciones, por la televisión abierta, y agregó que en Costa Rica la legislación en la materia de derecho a la información y a la radiodifusión libre todavía está muy lejos de ser regulada.

Del mismo criterio son la directora de la Oficina de Divulgación e Información de la UCR, Andrea Alvarado, y el representante de Conare en la comisión de Televisión Digital, Sebastián Fournier; ambos pertenecientes a la Red de Medios e Iniciativas de Comunicación Alternativa (Red MICA). Los dos conocieron de primera mano la molestia de las personas, principalmente de las zonas rurales, ante el escenario inminente.

“Hay malestar en la población, en la ciudadanía; especialmente –y con obvias razones– la población rural que tiene menos acceso a cable o menos recursos económicos. ¿Qué es lo que uno nota? Uno nota que la gente está molesta, no entiende por qué se tiene que ver obligada a pagar un servicio a una empresa para ver algo que se ve en familia los fines de semana y que siempre ha sido tradicionalmente un tema de interés abierto y público. Imagínese usted, qué tan en el camino equivocado vamos con una decisión de este tipo, que es como que el día de mañana, para escuchar el discurso de un ministro o un presidente, sólo sale por tal canal de televisión; o un evento que es de altísimo interés cultural y social, para poder disfrutar de esta información le tengamos que pagar a alguien para poder verla. Eso es absolutamente lesivo para el derecho a la información de la gente, como el tema cultural, social y deportivo”, fueron las palabras de Alvarado, luego de su reciente gira a la Zona Sur.

Para Alvarado, el modelo de negocio actual perjudica a la gran mayoría de la población en beneficio de unas cuantas empresas y la discusión debe ir mucho más allá de si el fútbol debe incluirse entre la información de interés público o no. Asimismo, denunció que siempre ha habido reticencia por parte de los grupos de poder a admitir debates sobre el modelo de radiodifusión.

Mientras que para Fournier, además de las personas de zonas rurales, hay muchísimos perdedores en este nuevo modelo. Empresas hoteleras con servicios de restaurante y bar que ya poseen cable, cableras regionales pequeñas, personas adultas mayores y personas con discapacidad que se les dificulte salir de casa serían algunos de los perjudicados. Especialmente si viven en zonas sin cobertura de cable, así sean lugares relativamente céntricos y posean los recursos para pagarlo.

“En grupos de WhatsApp me comentan sobre la preocupación, en especial adultos mayores de zonas más alejadas. No es un muestreo científico, pero sí te puedo decir que la población más afectada son los adultos mayores, imagínese que los montos de la pensión de muchos de ellos son ridículos, y cuánto porcentaje de eso sería el nuevo costo de las cableras. Su entretenimiento es ver fútbol. Esa sería la gente más afectada, personas con discapacidad, gente que debe estar en casa por su condición, entonces mucho de lo que los acompaña es los partidos. Aunque en algunos lugares se quisiera pagar, como Turrúcares de Alajuela, a tres kilómetros de la Ruta 27, una de las más transitadas, no hay acceso a cable”, comentó.

Fournier también cuestionó el criterio de quienes sostienen que el fútbol es una actividad privada cuando hay equipos y estadios municipales de por medio y cuando en varios juegos se solicita la presencia de la Fuerza Pública, y responsabilizó al Gobierno de convocar a sesión en la Asamblea Legislativa para que allí se discuta la forma de regular las radiodifusiones.

Finalmente, consideró que lo que ofrece el nuevo canal (cerca de $2 por suscriptor) tiene un costo mayor comparado con FOX Sports o ESPN juntos, los dos principales canales deportivos internacionales de cable. “El precio es abusivo, $1,65 por suscripción y va al paquete básico, sin importar si nos interesa o no el fútbol. ESPN vale $0,94 por usuario; Fox Sports, $0,60 por usuario, sume ambos y ninguno le llega a FUTV, y eso lo vamos a pagar todos”, concluyó.



Sin televisión por cable

460 mil hogares carecen de servicio de cable en Costa Rica

Fuente: INEC


Porcentaje de hogares sin TV por cable

Región Central 26%

Chorotega 23%

Pacífico Central 28%

Brunca 39%

Huetar Atlántico 37%

Huetar  Norte 38%

Fuente: Elaboración propia con base en Encuesta de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Costa Rica, Diciembre 2019


 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.₡12.000 / añoPROMOCIÓN POR TIEMPO LIMITADO

0 comments