Torneos se llevaron a cabo en Heredia

Taekwondo tico eliminado de Tokio 2020

Suramericanos, caribeños y norteamericanos se reparten campos.

El Palacio de los Deportes en Heredia fue la meca del taekwondo internacional, pues se desarrollaron los dos torneos clasificatorios para los Juegos Paralímpicos y Olímpicos Tokio 2020. Se disputaron 6 boletos para los Paralímpicos y 16 para los Olímpicos. Además, se disputó el Costa Rica Open con atletas internacionales para otorgar puntos de ranking para 2020-2024.

Se esperaba que el recinto deportivo, para 3.500 personas, estuviera lleno en todos los torneos, pero eso no fue posible, pues antes del Pre paralímpico el Gobierno de Costa Rica ordenó realizar a puerta cerrada los torneos por el virus COVID-19. Únicamente hubo atletas y entrenadores de las diferentes selecciones en las graderías. Además, el Open no pudo terminarse, ya que se disputó solo el primero de dos días, y tampoco se pudo llevar a cabo el Festival de Cintas, luego de que el viernes en la noche se ordenara suspender esas actividades.

La selección costarricense, a cargo del mexicano José Luis Ramírez Monroy, peleaba sus cupos a Tokio 2020 con Andrés Molina en parataekwondo, Katherine Alvarado, Heiner Oviedo, Neeshy Lee Lindo y Juan José Soto.

Previo a los torneos, los cinco taekwondistas concordaban en que había una buena mezcla entre experiencia y juventud; llegaban con una buena preparación que incluía entrenar incluso durante fin y principio de año, y esperaban obtener boletos a territorio japonés. Adicionalmente, coincidían en que tienen una buena química con Ramírez Monroy, de 38 años, y entre ellos.

Expectativa: cinco boletos. Realidad: cero

Sin embargo, al salir al dojang, los costarricenses fueron cayendo uno tras otro.

El primero fue Molina por -75 kilogramos masculino K-44. Debía ser campeón para viajar a territorio japonés, pero tras superar su primera prueba, por los cuartos de final, ante el colombiano Camilo Peña (29-7), fue doblegado en el último minuto de las semifinales ante el argentino Juan Eduardo Samorano (22-23), quien aprovechó un golpe que Molina arrastraba desde la pelea contra Peña para remontar el combate. Luego Samorano se iba a dejar el boleto disponible.

Molina admitió sentirse dolido. “Estábamos con la gran expectativa de lograr la clasificación, tuve una semifinal muy cerrada, me siento muy golpeado y siento que eso fue lo que me pasó factura al final, las piernas las tenía muy golpeadas y no podía reaccionar de la mejor manera (…) queríamos darle la alegría a Costa Rica y no lo logré”.

Lindo necesitaba ganar dos combates en -57 kilogramos femenino para llegar a ser finalista y con eso a Tokio 2020. Superó la primera prueba contra la guatemalteca Coralia Abadía (19-14), pero en la semifinal le tocó la campeona panamericana Anastasija Zolotic, de los Estados Unidos, quien se impuso con comodidad 25-10 y se dejó uno de los campos a la final y a Tokio.

Soto doblegó a Carlos Caicedo de Ecuador con un 15-8 en la ronda de octavos de final, pero cayó en cuartos ante el chileno Ignacio Morales por point gap (finalización anticipada de un combate cuando un competidor le lleva 20 o más puntos de ventaja al otro, acabado el segundo round o en cualquier momento durante el tercero) al cabo del segundo round.

Oviedo, por los -58 kilogramos masculino, intentó reeditar su logro de Londres 2012 sin éxito, ya que aunque sacó por point gap al trinitobaguense Jean Maurice Young por los octavos de final, luego sucumbió por la misma vía ante el colombiano Jefferson Ochoa, posterior clasificado para Tokio 2020.

Finalmente, Alvarado, en su única pelea ante la dominicana Madelyn Rodríguez en los -67 kilogramos femenino, fue a tiempo extra, luego de que los tres rounds regulares concluyeron con empate a 7 puntos. Sin embargo, en el round adicional de un minuto, la dominicana logró el “punto de oro” y eliminó al tico de Tokio 2020.

Tanto Alvarado como Lindo se mostraron satisfechas por haber dado su máximo esfuerzo, pese a no lograr el objetivo. “Tengo un revoltijo de sentimientos porque sé que he mejorado mucho; sin embargo tengo ese pequeño sentimiento de tristeza de que uno quería ir a los Olímpicos y no se logró el pase”, fue la impresión de Alvarado.

“Me siento muy bien porque lo di todo, estoy feliz conmigo, las dos estuvimos bien. Nada más (se perdió por) errores que se cometieron, pero está bien (…) Esto fue un evento muy grande donde vinieron atletas muy fuertes; entonces nada más, a ir fuerte y prepararse para el siguiente torneo”, concluyó Lindo.

Faltó tiempo, dice entrenador

Aunque sus atletas se sentían bien preparados, para el entrenador Ramírez faltó tiempo para avanzar más, pues él llegaba con seis meses de trabajo y solo cuatro torneos previos con sus nuevos dirigidos. Resaltó que sus cinco pupilos mostraron actitud y mejora técnica, pero errores puntuales o topar con atletas mucho más fuertes antes de tiempo causaron sus eliminaciones.

Para él ahora procede iniciar el proceso olímpico para París 2024 desde este momento, y aprovecharlo desde los primeros torneos. “Ya tenemos que reestructurar ahora con el nuevo grupo, ya que para nosotros inició el siguiente ciclo olímpico y pues vamos a tratar de hacer mejor este trabajo con un poquito más de tiempo. Ahorita tenemos que hacer borrón y cuenta nueva, viene Campeonato Mundial Junior, que estamos trabajando para eso; estamos apoyando a los juveniles para que empiecen a foguearse y a chocar con gente internacional para que no lleguen a un evento de esta magnitud y no nos vaya a ir bien”.

Finalmente, Ramírez, como voz autorizada en el taekwondo mundial al haber desarrollado toda su vida en el deporte y venir de una familia ligada a esta disciplina, advirtió que si en Costa Rica no se da el salto al profesionalismo, no es posible esperar buenos resultados internacionales, pues en otros países (incluido su México natal) ya se practica de manera profesional.

“Ahorita tenemos que hacer borrón y cuenta nueva, viene Campeonato Mundial Junior… estamos apoyando a los juveniles para que empiecen a foguearse”.

José Luis Ramírez, seleccionador nacional

Plazas olímpicas y paralímpicas repartidas

Luego de los torneos preparalímpicos y preolímpicos, los clasificados y las clasificadas por el continente americano vinieron de todas las Américas menos de la Central Ístmica.

En los Preolímpicos, Brasil y República Dominicana fueron los grandes ganadores al meter a tres atletas cada uno. Estados Unidos, México y Colombia clasificaron a dos cada uno; y Argentina, Chile, Canadá, Puerto Rico, Cuba y Haití, uno por país. La canadiense Skylar Park y una de las estadounidenses (Paige McPherson) ya habían clasificado por ranking mundial al ocupar uno de los seis primeros lugares de sus categorías, con lo cual no tuvieron la necesidad de venir al preolímpico. Aun así, esta es la olimpiada en que América llevará la menor cantidad de participantes de la historia.

En los Preparalímpicos cariocas y aztecas se dejaron dos tiquetes por país; los otros dos quedaron en poder de Argentina (Samorano) y Perú.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.₡12.000 / añoPROMOCIÓN POR TIEMPO LIMITADO

0 comments