Mundial Juvenil de Taekwondo se realizó en Tunez

Taekwondistas costarricenses con temprana despedida 

La delegación entrenada por Cindy Mora no pudo pasar de ronda, con excepción de Sebastián Argüello.

La selección juvenil de taekwondo de Costa Rica, integrada por tres combatientes, no consiguió avanzar de los primeros combates en el Mundial Juvenil de la disciplina realizado en Túnez desde el 9 hasta el 13 de abril.

En esta competencia participaron Neshy Lindo y los campeones panamericanos en cadete María José Rodríguez y Sebastián Argüello, en las categorías de -55, -42 y -59 kilogramos, respectivamente.

El equipo estuvo a cargo de la entrenadora Cindy Mora, quien fue designada por la Federación como la mejor entrenadora por dos ocasiones consecutivas. Además, fue gestora del subcampeonato de la edición anterior en Canadá 2016, el cual fue ganado por María José Calderón.

El torneo

En esta ocasión, Lindo se quedó por fuera en la primerísima ronda mundialista, luego de ser víctima de la ecuatoriana Mina Mel con un ajustado 4-5.

Unos días antes, Lindo también buscaba sellar el tiquete para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Para ello, necesitaba imponerse en dos combates del preolímpico clasificatorio realizado en territorio norafricano los días 6 y 7 de abril, pero se quedó en la mitad del camino.

La deportista debutó superando de forma contundente a la eslovena Piadora Loncacic 20-0, pero luego, en el segundo combate ante la egipcia Maya Badawy, no lo consiguió y sucumbió 8-6, quedándose sin posibilidades de acceder a las justas argentinas a menos que la WT (Taekwondo Mundial, por sus siglas en inglés) le otorgue uno de los 10 comodines, cuestión que se ve realmente complicada según el presidente de la Federación Costarricense de Taekwondo, Wilmar Alvarado.

Argüello, sembrado número 53, consiguió sortear la primera prueba de su categoría al dejar por fuera al libanés Habib Samaha, sembrado número 12, pues logró ganarle en tiempo extra con la modalidad de punto de oro. Pero, en el segundo combate, se quedó por fuera al caer ante el tailandés Nanthawat Supvig con puntaje de 9 a 6.

Finalmente, Rodríguez, quien llegaba como sexta sembrada en el escalafón de la WT, se quedó por fuera en la primera ronda al ser víctima de la taiwanesa Yu Chieh-Wu con un 21-13.

Como consecuencia de estos resultados, la delegación masculina finalizó en la casilla número 87 entre 105 con un total de dos puntos, mientras que en la rama femenina la selección terminó en la casilla 66 entre 88 que tuvieron parte en el torneo, con solo tres puntos. Irán en masculino y Rusia en femenino fueron los campeones mundiales.

Sin embargo, para Alvarado no todo fue malo, puesto que considera que, más allá de los resultados no tan favorables como en ediciones anteriores, debe tomarse en cuenta que los tres competidores tienen poca experiencia en torneos internacionales de alta competitividad  y enfrentaron de tú a tú a oponentes mucho más curtidos.

“Este es un resultado muy positivo para el país, porque cada vez hay más atletas que saben leer los combates y los fundamentos tácticos, y , por ello, muestran que cada vez estamos más cerca de avanzar. Neshy estuvo muy cerca de meterse a los Juegos Olímpicos de la Juventud y al final se le fue por dos puntos. También con Argüello tuvimos la oportunidad de llegar a una tercera ronda y estuvimos muy cerca de eso, pero igual se nos fue por muy poco”, explicó Alvarado.

“Hay que tomar en cuenta que el nivel de los competidores en este torneo era mayor que el de Canadá (2016) y por eso costó avanzar. Pero me voy satisfecho de que el nivel de taekwondo de Costa Rica es cada vez mayor y cada vez estamos más cerca de avanzar”, agregó.

Alvarado hizo un llamado a que la educación nacional contemple las necesidades de los atletas y se adapte a ellos, para reducir el estrés de los competidores en las competencias y evitar que este afecte su desempeño.

“Los países asiáticos y europeos entrenan dos veces al día y tienen sus academias donde entrenan y estudian, van a un mismo colegio. Por el contrario, aquí las escuelas y colegios a veces niegan permisos, ponen trabas y no reprograman evaluaciones ni trabajos. Los atletas llegan, entrenan y otra vez a hacer trabajos o estudiar. Además, tampoco se puede vivir del taekwondo, por lo que eso también juega en contra de buscar nuevos resultados”, finalizó.

La delegación nacional regresó desde el fin de semana al país; sin embargo no fue posible contactarla.

(Créditos: Foto: Federación Costarricense de Taekwondo)

0 comments