Deportes De cuatro semifinalistas, tres no tuvieron eliminatorias mundialistas

Semifinalistas del Mundial Sub 20 femenino de fútbol tuvieron una gran preparación pese a falta de eliminatorias

España, Japón y Países Bajos no jugaron eliminatorias, solo Brasil tuvo una eliminatoria.

El Mundial Sub 20 femenino de fútbol Costa Rica 2022 convocó a jugadoras de fútbol de 16 selecciones juveniles, las cuales se rifaron su pellejo en la cancha para lograr distintos objetivos como los de alcanzar una nueva o su primera estrella mundialista, superar alguna fase inédita o sumar puntos por primera ocasión. Aunque para entonces ya 11 selecciones debieron regresar a casa. Como país anfitrión, Costa Rica tuvo que quedarse a observar desde afuera cómo concluye su Mundial.

Haber jugado eliminatorias (las representaciones africanas y de las dos confederaciones americanas fueron las únicas que tuvieron que pasar por un proceso eliminatorio) o no al final no tuvo tanto peso pues, de las cuatro que se ganaron el derecho de quedarse en el país hasta el final de la competencia (Japón, Países Bajos, España y Brasil), solo una tuvo un campeonato premundialista en su confederación y fueron las brasileñas. Las demás vinieron con base en sus resultados de 2019, pero demostraron que su calidad aún está y no puede ser puesta en tela de duda por la cancelación de sus procesos premundialistas en 2020 y 2021.

Luego de empezar con un empate sin goles contra las brasileñas, España no tuvo problemas contra Costa Rica ni Australia para golearlas con 5 y 3 goles, respectivamente, y aunque sí tuvo más dificultades contra México, igual las despachó 1-0.

Países Bajos se repuso de un traspié inicial contra Japón 0-1, y comenzó lo que sería el fiasco de Estados Unidos al golearlas 3-0, para luego mandar a casa a las dos selecciones africanas: primero a Ghana 4-1 y luego a una Nigeria que había ganado todos los juegos de su grupo 2-0.

Y precisamente las japonesas, hoy campeonas mundiales de la categoría, además de ganarle a las neerlandesas, derrotaron 2-0 a Ghana y terminaron de enviar a casa a las estadounidenses con un 3-1, así como a Francia, tras salvarse de manera agónica de una eliminación en tiempos extra.

Dichas selecciones no dejaron que la cancelación de sus eliminatorias les afectara y vinieron bien preparadas con fogueos, campamentos y concentraciones, según comentaron a UNIVERSIDAD en algunas de las zonas mixtas post partidos los seleccionadores Futoshi Ikeda de Japón y Pedro López de España, así como la seleccionadora Jessica Thormy por las neerlandesas.

«Sólo pudimos tener un campamento de entrenamiento en Japón, jugamos contra equipos colegiales masculinos, y esa fue nuestra preparación para la competición», fueron las palabras de Ikeda. Sin embargo, él mismo resaltó que a pesar de todo lo más importante ha sido centrarse en sus capacidades colectivas e individuales así como el desarrollo de sus jugadoras.

“Vinimos aquí (a Costa Rica) 10 días antes del torneo, (…) entonces nuestra preparación fue muy buena, pero tenemos la lluvia también, lo cual lo hace más difícil, pues a veces no se puede entrenar o jugar», Jessica Thormy.

López. por su parte, aseguró que, si bien es cierto no han tenido eliminatorias, el Europeo Sub 19 les ha sido de utilidad para llegar a punto a esta copa Mundial. «Muchas de estas jugadoras han jugado el Campeonato de Europa Sub 19 en la temporada que acabamos hace un mes aproximadamente, entonces venían con un buen rodaje y una buena interpretación de cómo jugamos y lo que nosotros necesitamos. Hubo otras que son mayores que no son sub 19 pero sí que han tenido una preparación diferente y hemos estado desde el 20 de julio preparando al equipo y hemos tenido un par de partidos amistosos en México y otro aquí en Costa Rica el 31, lo que nos dio muy buenas experiencias», comentó el seleccionador ibérico.

«Hicimos una buena preparación, tuvimos un torneo en Francia contra equipos muy grandes, también contra Estados Unidos y México, vinimos aquí (a Costa Rica) 10 días antes del torneo, nos preparamos con un partido también contra Costa Rica, entonces nuestra preparación fue muy buena, pero tenemos la lluvia también, lo cual lo hace más difícil, pues a veces no se puede entrenar o jugar. Realmente creo que tenemos un buen equipo en lo colectivo y en trabajo conjunto, y esta es una de las cosas importantes para tener en nuestro equipo”, explicó Thormy.

Por su parte, el seleccionador brasileño Jonás Urías Dos Santos destacó que la preparación para el Mundial es trabajo acumulado desde 2020. «La preparación para el Mundial no se resume en un período. Son prácticamente dos años trabajando con la federación y en cada entrenamiento desarrollamos algo nuevo, y si estamos aquí haciendo partidos de buen nivel es por la suma de todo eso».

Aunque la Canarinha quedó campeona continental como en todas las ediciones, en mundiales sub 20 femeninos su mejor desempeño histórico fue el tercer lugar en Rusia 2006, por lo que, para Urías Dos Santos, lo importante es gestionar mejor el exceso de presión que recae sobre el fútbol brasileño sin distinguir sexo, edad ni especialidad y donde cualquier resultado diferente del título es considerado como un fracaso para prensa y afición. «Creo que en Brasil siempre cargamos mucho ese peso con nosotros por la historia de nuestra selección, nuestro fútbol y no es fácil representar esta camiseta en mundiales, todos esperan mucho y creo que en los últimos años que no logramos grandes resultados es porque algo ha faltado, y seguro que no es por falta de dedicación y entrega de las chicas. Esperamos sanar lo que pasa, hacer lo mejor de nosotros para llegar donde Brasil nunca llegó», concluyó Urías.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido