Premundial Sub 20 de Concacaf se realiza en Costa Rica de 17 de febrero al 5 de marzo

Selección Juvenil busca el boleto mundialista en casa

Cita lleva al Mundial Corea del Sur 2017. “Sele” busca regresar a Mundial Sub 20 tras seis años de ausencia.

La selección sub 20 de Costa Rica busca regresar a una Copa del Mundo Sub 20 masculina al acoger el Premundial de Concacaf que se disputa desde el 17 de febrero y hasta el 5 de marzo en los estadios Nacional y Ricardo Saprissa, ambos en San José.

Los muchachos a cargo de Marcelo Hugo “Popeye” Herrera, llegan con el precedente de haber conseguido una de las mejores participaciones Sub 17 hace dos años en Chile 2015, y la expectativa de intentar algo igual en Sub 20.

Prueba de ello es que de la planilla de este Premundial el 60% está compuesta por quienes participaron en Chile. El resto son jugadores que buscan lavarse la cara tras el fallido proceso a Nueva Zelanda 2015, tras naufragar en la fase regional.

Otro objetivo es aprovechar la localía para acabar con dos ausencias seguidas a Mundiales Sub 20. El último fue Colombia 2011, donde se finalizó en la 15° posición.

Precisamente en esa categoría se firmó la mejor participación de Costa Rica en un evento mundial u olímpico de fútbol de cualquier rama, categoría etárea o especialidad, ya que en Egipto 2009 se alcanzó el cuarto lugar, siendo la única selección patria en la historia que lo consigue.

Cambio de formato

Desde que las citas premundialistas regionales menores masculinas subieron de 8 a 12 participantes en 2011, ha sido difícil consolidar un formato.

Para esa edición y la de 2013 las fases de grupos consistían en cuatro triangulares, donde los dos primeros equipos avanzaban a los cuartos de final, y los cuatro ganadores en esta etapa clasificaban a las semifinales regionales y al Mundial.

En 2015, el formato varió a dos hexagonales cuyos ganadores, además de clasificar al Mundial, avanzaban directamente a la final del Premundial, mientras que los segundos y terceros de cada grupo se rifaban otros dos boletos en repescas armadas con base en el desempeño de los clasificados en la fase de grupos, de modo que el mejor de ellos jugase ante el peor, y el segundo ante el tercero.

Para la edición del presente torneo, la fase de grupos se compondrá de tres cuadrangulares, cuyas sedes están distribuidas entre el Estadio Nacional y el Ricardo Saprissa. Al término de esta instancia, los dos primeros de cada cuadrangular avanzarán a otra fase de grupos, compuesta por dos triangulares.

Los dos primeros lugares de cada triangular tendrán tiquete al Mundial Corea del Sur 2017, y quienes las encabecen jugarán además la final del Premundial.

Los oponentes. El cuadro patrio inició su itinerario como parte del grupo C ante El Salvador el 19 de febrero en el Ricardo Saprissa, donde, contra todo pronóstico, sucumbieron 0-1 e hipotecaron sus opciones. Ahora deberá levantar ante Trinidad y Tobago este 22 a las 7 p.m. en el Estadio Nacional y el 25 ante Bermudas a las 4 p.m., también en ese recinto.

El tricampeón regional México, Antigua y Barbuda, Honduras y Canadá conforman el grupo A, mientras que Estados Unidos, San Cristóbal y Nevis, Panamá y Haití integran el B.

El equipo de Herrera llega con un total de 26 fogueos internacionales desde marzo del 2016, con giras a lugares como España, Japón, Estados Unidos y Honduras, y algunos de los fogueos en Costa Rica. Sin embargo, los trabajos físicos y tácticos empezaron en enero de ese año, apenas tres meses después de su brillante participación en Chile.

Pese a que de esos fogueos se ganaron 9, se empataron 4 y se perdieron 13, el objetivo de Herrera pasó por darle roce internacional a los jugadores, trabajar detalles técnicos y tácticos con el fin de implementar su idea de juego, y ante todo, terminar de formar un conjunto que mezclara a los del proceso sub 20 anterior y los mundialistas sub 17, más aquellos muchachos nuevos que se lograran conjuntar.

En la semana previa al debut, se centraron en trabajos físicos y tácticos, y análisis grupales a doble sesión, según lo explicó el preparador físico Fernando Colombo a través de la Federación. “Trabajamos en la mañana y también en la tarde, hay sesiones que son combinadas el trabajo físico y táctico, y hay charlas que tienen que ver con el conocimiento del grupo y ver qué cosa podemos mejorar en cuanto al desarrollo de las tareas y estar más concentrado”.

Luego del juego ante El Salvador, Herrera aseguró que su principal objetivo, como director de selecciones menores y entrenador de la Sub 20, es la formación de jugadores y que los fogueos les sirven para adquirir roce internacional y llegar bien preparados, más allá del terrible estreno. “Los fogueos ayudan siempre, de repente ni el trabajo nuestro, ni los fogueos ni los partidos, nada te asegura el resultado deportivo, jamás (…). Lógicamente lo que estamos buscando es eso, que esos chicos tengan fogueo. No nos olvidamos ni nos desviamos del camino de la formación. Nosotros formamos jugadores”.

Su pupilo Esteban Espinoza también se mostró satisfecho con la preparación. “Nos preparamos bien, nos entrenamos duro, nos fogueamos duro. Lastimosamente un balón parado nos hace perder el juego (contra El Salvador)”, dijo.

Incluso, el entrenador salvadoreño, Eduardo Lara, no paró de elogiar el proceso de preparación de la escuadra patria a pesar de su sonado triunfo. “Si hay un país que está trabajando bien es Costa Rica, la verdad tengo que felicitarlos, están haciendo un gran trabajo, la respuesta está en tener 13 jugadores que vienen de Sub 17”.

 

0 comments

Otros Artículos

Desde la década de los años 90 la tendencia en los lenguajes para la autoreferencia en el entorno de las artes visuales en Costa Rica,

Arrastre, depredación técnica inherente: actualmente todas las pesquerías comerciales costarricenses están experimentando sobrecapacidad

El Poder Legislativo puede reformar significativamente la Constitución.

Desde que el Ser Humano entendió que, debido a su fragilidad, por sí solo no podía valerse para enfrentar los inclementes peligros de la naturaleza