“Sele” con mucho trabajo por hacer para eliminatorias

Con el fin de aprovechar la última doble fecha FIFA disponible previo al proceso eliminatorio rumbo al Mundial Rusia 2018, la selección de Costa Rica

Con el fin de aprovechar la última doble fecha FIFA disponible previo al proceso eliminatorio rumbo al Mundial Rusia 2018, la selección de Costa Rica empleó la doble fecha para foguearse contra Sudáfrica y Estados Unidos.

El primero de los fogueos fue en el país, en el Estadio Nacional, y el segundo en el Red Bull Arena de Nueva Jersey.

Con ambos fogueos el objetivo era enfrentarse a oponentes que manejaran niveles de exigencia, velocidad y parecido físico al que veremos ante Haití, Jamaica y Panamá, oponentes contra los cuales la “Sele” arrancará su camino hacia Rusia. Además, los norteamericanos son oponentes que veremos casi de seguro en la hexagonal final.

Dos caras

Contra Sudáfrica, el acoso nacional fue mayor pero ineficaz, ya que el guardameta Ithumeleng Khuné nunca fue verdaderamente exigido, excepto en unas cuantas ocasiones, una de ellas apenas al inicio del juego por Joel Campbell, otras dos más con Celso Borges y otra con Daniel Colindres.

Por su parte, a los sudafricanos solo les bastó un mal pase de Johan Venegas y una descoordinación defensiva entre Óscar Duarte y Bryan Oviedo, para capitalizarla apenas en el minuto 8 por medio de Andile Jali tras pase de Thulani Serero.

Después, al equipo africano le quedó cómodo atrincherarse y dejar que los centroamericanos se desesperaran solos, ante la fórmula inútil de los pelotazos y las corridas de Joel Campbell y Marco Ureña. Sin el lesionado Bryan Ruiz y con Elías Aguilar guardado en la banca hasta el minuto 54, la Tricolor no generó nada en el medio campo. Con el ingreso de Aguilar, la Nacional empezó a mostrar el nivel que se le extrañaba durante todo el primer tiempo.

Antes de eso, le confiaron la generación de juego a un Johan Venegas que en el área habría marcado diferencia; pero como volante creativo lució perdido, lejos de sus mejores versiones de cuando el hoy seleccionador Óscar Ramírez lo ponía en el ataque en sus tiempos en la Liga Deportiva Alajuelense. Tan perdido estuvo, que al ser sustituido por Colindres en el ataque el equipo mostró una leve mejoría, pero siempre infructuosa, ya que el gol nunca llegó.

Sin embargo, en la Unión Americana, la historia fue distinta. Con un planteamiento más similar al mostrado en Brasil 2014, el equipo consiguió anular a los estadounidenses más allá de la mitad de la cancha, y esto le ayudó a generar una mayor cantidad de opciones ofensivas.

Con Venegas y Campbell retrasados para habilitar a Marco Ureña como único hombre en punta, la fórmula funcionó por lo menos para que Campbell lograra un único gol al minuto 70, que le dio la victoria a la Tricolor sobre los norteamericanos.

EN CONSTRUCCIÓN

Línea por línea, podemos ver un equipo en construcción porque tiene una defensa normalmente sólida, pero un solo error suele bastar para que los juegos se les vayan por la cañería. Adelante no existe letalidad, ya que la última puntada suele ser el dolor de cabeza de esta Selección.

Su portería es el punto sólido, y su zaga normalmente suele ser segura, sin embargo a veces comete errores de bulto, que no deben verse en la eliminatoria. Jugadores como Duarte, Francisco Calvo y Johnny Acosta, al centro, logran normalmente contener con éxito los ataques de los oponentes. Igualmente, Kendall Waston puede ser una gran opción para detener cualquier ataque por aire que intenten los jugadores rivales.

La banda izquierda, normalmente defendida por Oviedo, tiene la competencia de Ronald Matarrita y Junior Díaz; si a Oviedo las lesiones dejan de molestarlo y puede mostrar su nivel, y Matarrita gana más chance en la Mayor, Díaz va a ir perdiendo protagonismo, puesto que su edad (30 años) y su desempeño −que pocas veces ha gustado (Brasil 2014 fue una de ellas)− le hacen poco a poco pasar a un segundo plano. La derecha, mientras tanto, tiene a Cristian Gamboa como su principal hombre, pero, si por alguna razón no pudiera jugar, Dave Myrie levantó la mano en los Estados Unidos para ser considerado en el puesto.

La media cancha nacional logra hacer una buena labor de contención, pero le falta para generación ofensiva. Celso Borges y Yeltsin Tejeda intentan volver a sus mejores épocas −como las exhibidas en Brasil 2014−, pero aunque ambos le dan seguridad a la cintura del equipo y les permiten generar ciertas jugadas, estos dos volantes son más para contención que creativos, con lo cual hubo que pelotear en exceso ante los sudafricanos. Igualmente, jugadores como Óscar Granados y David Guzmán pueden ser idóneos para la labor.

En cuanto a la zona de ataque, esta es la que más queda debiendo, no tanto por las oportunidades que posee o genera, sino por las que deja de embocar en el marco oponente. Mientras Campbell y Ureña estén arriba en el último cuarto de cancha pueden marcar diferencia, pero si les toca bajar a acarrear balones desde la media cancha hacia arriba, su letalidad se diluye. Y en la banca tampoco hay muchas opciones, ya que Colindres y Deyver Vega también suelen tener estas características, pero se nota más el aporte de Colindres que el de Vega, quien suele tener muy pocos minutos en la Sele.

Aunque el panorama se vislumbra negro, en estos compromisos es aceptable cometer errores y que el equipo de Ramírez se siga construyendo pues, citando a Celso Borges, “es mejor que nos pase ahora que en noviembre, cuando comienza la eliminatoria”.

Lo malo es que está a la vuelta de la esquina, y en ella sí es necesario armar un equipo compacto y contundente, para que pueda pasar esta fase ante jamaiquinos, haitianos y panameños, y que también llegue entero a la hexagonal final, para darlo todo en aras de conseguir uno de los tres boletos sin escalas a Rusia.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/deportes/sele-con-mucho-trabajo-por-hacer-para-eliminatorias/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments

Otros Artículos

El Semanario UNIVERSIDAD está de plácemes. Este hecho no puede pasar inadvertido, ya que se trata de 45 años de valiente esfuerzo periodístico

Nos debe llamar a profunda reflexión la crisis que ha venido atravesando la CCSS, que viene desde hace algunos años, por diversos factores.