Deportes

Saprissa también se compromete en la Liga de Campeones de Concacaf al caer ante el Philadelphia Union.

El Deportivo Saprissa también comprometió sus opciones en la Liga de Campeones de Concacaf al perder 0-1 como local ante Philadelphia Union de Estados Unidos.

El Deportivo Saprissa demostró que a su club masculino no le está yendo bien ni en el campeonato nacional y menos en la Liga de Campeones de la Concacaf al caer 0-1 ante el Philadelphia Union de Estados Unidos en el Ricardo Saprissa Aymá por el partido de ida de los octavos de final.

Igual que pasó en el juego entre Alajuelense y Atlanta United, ya los equipos costarricenses no están pudiendo contra los estadounidenses ni siquiera en casa, y tampoco cuando estos están en pretemporada y la temporada nacional ya tiene tiempo de iniciada.

De lo poco que mostró el primer tiempo de emociones en las áreas, el cuadro estadounidense se aplicó muy bien defensivamente  como para impedirle a los morados generar el mínimo peligro, y más bien tuvo la paciencia suficiente como para generar los únicos tres avisos que hubo, y en el último de ellos, un centro del jugador Olivier Mbaizo llegó a la cabeza de Kacper Przybylko, quien ni lerdo ni perezoso y completamente solo frente al marco donde sopla el viento batió al portero Aarón Cruz para poner la única anotación del juego. Era apenas el 34° minuto de juego.

En el segundo tiempo, el cuadro costarricense se mostró más ofensivamente en el área norteamericana, pero siempre la línea defensiva de los celestes y amarillos y el portero André Blake estuvieron atentos para contrarrestar cualquier riesgo.

Sin embargo, hubo un tiro de esquina bien ejecutado por el cuadro morado que daba la impresión de que ahí podría venir el empate, pero apareció Kai Wagner en la línea para salvar a los norteamericanos.

Después, la escuadra nacional siguió insistiendo con más corazón que ideas, pero la falta de definición que suelen sufrir los elencos costarricenses carcomió al club saprissista, y de este modo el empate jamás llegó.

Al final del juego se armó una bronca luego de una falta del saprissista Ricardo Blanco a Wagner que solo deparó amarillas para varios de los implicados, ya sea por la desesperación morada o por el arbitraje terrible del cuerpo arbitral salvadoreño encabezado por Ismael Cornejo.

Aunque con base en el punto de vista de los resultados la escuadra morada tiene una tercera parte de las opciones, ya que necesita ganar por cualquier marcador diferente de un 0-1 para avanzar, lo cierto es que en la practicidad estas se acercan a  cero, tomando en cuenta que si los cuadros nacionales no están logrando ganar en suelo costarricense, mucho menos en la Unión Americana.

Deportivo Saprissa: Aarón Cruz, Ricardo Blanco, Kendall Waston, Esteban Espíndola, Aubrey David, Luis José Hernández (Walter Cortés, 85′), Michael Barrantes, Mariano Torres, Christian Bolaños, Jimmy Marín (Jeiner Ballestero, 85′) y Daniel Colindres. DT: Roy Myers.

Philadelphia Union: André Blake, Jakob Glesnes, Jack Elliott, José Martínez, Olivier Mbaizo, Kai Wagner, Jamiro Monteiro, Alejandro Bedoya, Anthony Fontana, Leon Flach (Matthew Real, 63′) y Kacper Przybylko (Quinn Sullivan, 90+4′). DT: Jim Curtin.

Goles: 0-1(34′) Przybylko, de cabeza. Árbitros: Ismael Cornejo, David Morán, Geovany García e Iván Bartón. Todos de El Salvador. Amonestados: Blanco, Barrantes y Colindres (SAP); Real, Glesnes y Monteiro (PHI). Expulsados: No hubo.  Estadio Ricardo Saprissa Aymá, Tibás, 4 pm (hora costarricense).

Ir al contenido