Deportes Protocolo fue aprobado por el Bureau de Consejo de la FIFA

Partidos interselecciones de fútbol vuelven con nuevas medidas contra COVID-19

Contempla reglas de la Organización Mundial de la Salud y respeta directrices sanitarias de cada país

Luego de que la enfermedad COVID-19 se expandiera progresivamente alrededor del mundo a inicios de 2020, la prioridad de reactivación de los torneos de fútbol, en momentos en que las condiciones sanitarias lo permitieran en cada país, era empezar primero por reactivar los torneos locales sin público espectador,  y después, volver a los duelos internacionales.

Hasta el momento, únicamente Europa había podido retomar duelos interselecciones luego de la ventana de setiembre con el inicio de la Liga de Naciones. Pero se necesitaba un protocolo más amplio para todos los países en los procesos clasificatorios para el mundial Qatar 2022 y demás torneos organizados por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

Dicho protocolo para rehabilitar partidos internacionales entre selecciones, sin importar si es amistoso u oficial, fue gestionado por la FIFA y aprobado por su Bureau de Consejo desde el 1° de octubre, y regirá de forma inmediata y hasta nueva orden, con opción a ser prorrogado o modificado en cualquier momento.

Los primeros procesos eliminatorios en estrenar estas reglas serán los de Suramérica, al ser los únicos que jugarán la doble fecha entre el 8 y el 13 de octubre. En las demás confederaciones, los procesos eliminatorios se retomarán en 2021.

Las nuevas medidas de FIFA

Jugadores, cuerpos técnicos, administrativos y arbitrales deberán someterse a una prueba PCR 14 días antes de cada juego, y otra dentro de los tres días previos al viaje al país de destino. Con este mismo período tendrán que cumplir las personas del país anfitrión que tengan contacto con las delegaciones sin ser parte de ellas, como los choferes de los autobuses que empleen.

Incluso, dependiendo del país, podría ser necesaria también otra prueba luego del juego y antes de regresar al país de origen de la delegación o del club en el que se juegue. En todos los casos el resultado debe dar negativo como requisito indispensable antes de viajar, y las listas oficiales deben ser amplias para poder reemplazar a cualquier caso sospechoso o confirmado en cualquier momento.

Si aparece un caso positivo, deberá aislarse de forma inmediata por el período fijado por el país que haga la prueba. Pero para evitar que todo el equipo se deba aislar, la persona responsable de la higiene de la delegación debe encargarse de que se tomen medidas preventivas contra la COVID-19 y llevar un registro diario sobre ellas.

Aunado a esto, se hace preferente el uso de vuelos chárter o directos y la obligatoriedad de su desinfección previo y posterior al uso, así como el distanciamiento entre cada integrante. Igual procedimiento debe hacerse en los autobuses, donde debe haber una persona en cada par de asientos y es prohibido tener personas de pie.

Aparte de la obligatoriedad de portar mascarilla en todo momento salvo  jugadores cuando entrenan o juegan activamente, el lavado de manos, las prohibiciones de saludos y celebraciones de goles con contacto físico y de compartir bebidas u otros objetos como camisetas o los banderines, también está prohibida la firma de autógrafos al público, tomarse “selfies” o cualquier otra forma de contacto cercano con ellos. Además se prescindirá de las fotos grupales oficiales de los equipos, y solo se podrá tomar fotos individuales de ellos.

Incluso, en los hoteles propuestos y aprobados debe mantenerse el distanciamiento, de modo que las delegaciones tengan uno o varios hoteles o pisos, y dispongan de accesos exclusivos hacia áreas como spas, gimnasios, comedores, recepción, lobby o ascensores, con el fin de evitar el contacto con personas externas.

En los lugares donde se admite público en los estadios, se tiene pensado eliminar de momento las restricciones de meter comida empacada y bolsos con jabón líquido y alcohol en gel, y en su lugar cerrar los puntos de venta de comida dentro del estadio.

FIFA se mostró abierta a respetar  restricciones y medidas más fuertes en los países que las tuviesen, pero le dejó la responsabilidad a las federaciones de informarles sobre eso a ellos y las confederaciones, así como trabajar con los gobiernos en planes para reactivación.

Las reglas que impondrá Costa Rica.

Sin embargo, el 6 de octubre los Ministerios de Salud y Deporte de Costa Rica dieron a conocer sus propios protocolos estrenados para el doble juego frente a la selección de Panamá el 10 y el 13 de octubre, pero también aplicables en partidos de clubes de la Liga Concacaf o Liga de Campeones de la Concacaf.

La Federación Costarricense de Fútbol deberá informar al Ministerio de Salud sobre las delegaciones extranjeras que vengan, sus itinerarios y las personas que las integren; y cada una de ellas deberá completar un formulario llamado “pase de salud” en la página del ministerio del ramo. Además, la vigencia de los resultados negativos de prueba PCR baja a un máximo de dos días previos al viaje.

En todo momento, excepto al entrenar, jugar, comer o beber, se exige a los integrantes portar mascarilla, la cual pueden complementar con careta, y conservar la distancia. Asimismo, los hoteles que les acojan deberán alojarlos en habitaciones sencillas y dejar sus alimentaciones individuales en envases sellados para que cada quien retire el propio y lo consuma directamente en su habitación, sin derecho a compartirlo. Por otro lado, solo una persona por delegación (no puede ser futbolista ni integrante del cuerpo técnico) debe encargarse de las compras esenciales en supermercados o farmacias; pero de ahí en fuera, salvo para ir directamente a los entrenamientos, el reconocimiento de cancha, el partido o el aeropuerto al salir del país, les queda prohibido salir del hotel y aceptar visitas a las habitaciones.

Los partidos seguirán haciéndose a puerta cerrada hasta 2021 como mínimo, y con la cantidad de personal estrictamente necesario.

Por su parte, las delegaciones nacionales que salgan del país tendrán que presentarse con tres horas de anticipación a su vuelo y cumplir todos los requisitos migratorios y aeroportuarios previos a la pandemia y con ella.

Además, a su regreso al país, previa coordinación de la Federación con el Ministerio de Salud, y los requisitos del pase de salud y la PCR negativa ya mencionados, los integrantes deberán someterse a un aislamiento “flexibilizado” de 14 días donde podrán salir de sus casas solo al partido o entrenamiento.

Adicionalmente, al sexto día de su regreso  o antes cuando se presenten síntomas sospechosos, deberán hacerse una prueba PCR, y las personas médicas del club o selección se encargará de hacer un chequeo diario de síntomas y temperatura de toda la delegación que salió del país durante las dos semanas posteriores a su llegada. De salir casos positivos, mostrar sintomatología sospechosa o tener temperatura de 38°C o más, estas personas tendrán aislamiento total, y se harán investigaciones epidemiológicas de nexos, así como PCR adicionales para cada caso positivo.

 

Ir al contenido