Deportes Debido a desacuerdo entre autoridades sanitarias y Federación Costarricense de Fútbol.

Partido eliminatorio contra El Salvador se jugará sin público tras desacuerdo entre Fedefutbol y Ministerio de Salud

El presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Rodolfo Villalobos, anunció que a menos que el Ministerio de Salud levante la exigencia de portar un carné de vacunación anti COVID-19 como requisito para ingresar al Estadio Nacional a ver el partido entre las selecciones masculinas de Costa Rica y El Salvador, este cotejo ya no tendrá público.

El juego de fútbol entre las selecciones masculinas de Costa Rica y El Salvador programado para el domingo en el  Estadio Nacional  no admitiría público si no se elimina a más tardar la tarde de hoy el requisito exigido a la afición de aportar un carné de vacunación que haga constar que se tienen aplicadas las dos dosis contra la COVID-19 como requisito para ingresar.

Así lo anunció el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Rodolfo Villalobos, en una conferencia de prensa, quien no ocultó su molestia e incomprensión por los rechazos a sus propuestas y acusó al Ministerio de Salud de intransigencia e irracionalidad. «A un mes del partido contra El Salvador, a raíz de los buenos comentarios y las buenas calificaciones y adjetivos usados por todas las autoridades del gobierno hacia nuestro protocolo nosotros presentamos dos propuestas: una, 50% vacunados, donde podíamos regresar con una capacidad de 15 000-17 000 personas en el Estadio Nacional, o 6000 personas con distanciamiento social y burbujas de dos y tres personas, con el argumento positivo de que uno de los inconvenientes contra México y Jamaica era que teníamos un solo portón de acceso. Entonces decidimos que sin importar el incremento de los costos proponer que las graderías este y oeste fueran abiertas para poder tener tres portones y 2000 personas por portón en las franjas horarias que nos permitieran ingresar y evacuar de una manera eficiente y rápida a los aficionados». 

«Dieciséis días después en conferencia de prensa del gobierno recibimos la comunicación de que se aprobó 5000 personas con esquema de vacunación. De forma inmediata nos reunimos con el gobierno y le hicimos ver que el tiempo de reacción para la vacunación era sumamente complicado». 

Villalobos agregó que aún así solicitó mediante una misiva al Ministro de Salud, Daniel Salas, reconsiderar la aprobación del protocolo con 5000 aficionados, pero sin esquemas de vacunación; a cambio de que se planificara conjuntamente una campaña de vacunación y la verificación de los documentos solicitados, pero que el funcionario del gobierno respondió el viernes que se necesitaban los certificados emitidos por el Ministerio de Salud, documento que según Villalobos, duraba de 10 a 15 días hábiles desde su solicitud. Un chequeo por UNIVERSIDAD a la página de ese ministerio confirma la historia, ya que en ella se anuncian 10 días hábiles y solo por muerte de un familiar en el extranjero, motivos humanitarios o emergencia médica o familiar calificadas y comprobadas.

Lo que más molestó a Villalobos fue que como última instancia, propuso volver a usar el protocolo que funcionó en setiembre y ni así fue aceptado. «Nosotros solicitamos que se nos aprobara los 3000 para cumplir con nuestros patrocinadores al menos, bajo un protocolo que fue probado que sirve, y que además la Federación implementó tres portones para poder hacer afluencia e ingreso de forma más rápida y se nos ha negado. El Ministerio de Salud hoy le dice no al fútbol, no a la selección y no a la actividad».

Sin embargo, Villalobos admitió que podría cambiar de posición si hoy en la tarde se levanta la exigencia del carné. «Eso viene del Ministerio de Salud y ellos sabrán quiénes son los que están en esta posición intransigente. Si hoy nos llaman y nos dicen que podemos ir, nosotros estamos listos para llevar a 3000 y 4000 aficionados, con nuestros patrocinadores y para ir a la venta».

Cuando UNIVERSIDAD consultó hasta cuándo daría tiempo para tomar una decisión final, Villalobos indicó que esta misma tarde sería su fecha límite. «No podemos pasar de hoy, por un tema de organización, ya tenemos al comisario de FIFA en Costa  Rica, ya hay reuniones con él, nosotros tenemos que notificar a FIFA, Concacaf, el público, las contrataciones de limpieza, seguridad, los acomodadores. Nunca habíamos estado en las condiciones de hoy a cinco días de un partido en el Estadio Nacional. Al día de hoy no podríamos aceptar el protocolo que nos quiere imponer Salud y me gustaría que nos diga cuál es el peligro que corre la salud pública de hacer ese partido como los dos anteriores».  

Ir al contenido