Nuevo presidente de la Fecoba quiere llevar el básquet a todo el país

Franklin Martínez  tiene como uno de sus objetivos regionalizar la Liga Menor de Baloncesto del país.
“Estamos trabajando en el desarrollo de la primera división y esa va a ser la punta de lanza para crear el ambiente basquetbolístico que queremos”.

Luego de ser electo como el presidente de la Junta Directiva de la Federación Costarricense de Baloncesto en las pasadas elecciones, Franklin Martínez Arias llega con la visión de darle al baloncesto nacional un nuevo aire.

Este agente de seguros y empresario de profesión, de 40 años de edad, es la cabeza de la nueva junta directiva, cuya gestión está programada desde este año y hasta 2024. Ahora, Martínez espera llevar esta mejoría del baloncesto nacional a niveles inéditos: desde ligas más atractivas y mejor difundidas y regionalizadas hasta selecciones mejor conformadas y capaces de llegar incluso al mundial FIBA 2023 en Filipinas, Japón e Indonesia.

Además, planea abrir facilidades para que los legionarios (actualmente tres) puedan ser identificados y rastreados, y para que haya más oportunidad de que entrenadores y jugadores puedan irse al exterior, y conseguir una mejor difusión de lo que se hace en la Federación.

Sin embargo, él también tiene su experiencia en el baloncesto, pues antes de ser el presidente ya había ocupado la vicepresidencia, hasta el año anterior. Además, en su familia se come, desayuna y almuerza baloncesto: dos de sus hijas, Marypaz y Monserrat, son jugadoras activas que han llegado a selecciones juveniles, y el tercero, Franco, va por el mismo camino en liga menor.

UNIVERSIDAD conversó con él sobre sus nuevos planes e iniciativas para darle competitividad y atractivo al que en algún tiempo fue el segundo deporte más practicado en el país.

¿Cuáles son los nuevos proyectos que tiene en mente para el baloncesto nacional?

—Entre los proyectos inmediatos estamos tratando de desarrollar el tema de regionalización del país, realizar campeonatos regionales, clínicas de jugadores y capacitaciones a entrenadores.

¿Cuál es el balance que les dejó el Fecoba Coaching Tour de inicios de este año?

—Tuvimos las dos primeras clínicas del Coaching Tour; esperamos que puedan hacerse más durante el año. El objetivo es que los entrenadores reactiven y actualicen sus conocimientos en baloncesto, y el balance es muy positivo.

Primero tuvimos a Paul Mokeski, un coach con experiencia en NBA, selecciones internacionales y con currículo muy amplio. A mi gusto tuvimos muy buena respuesta por parte de los entrenadores. Luego don Silvio Santander, que vos estuviste ahí, no solo medalla de plata sino coordinador de selecciones menores de Argentina.

Estuvimos en las sedes de Limón, Pérez Zeledón, Turrialba, Liberia, Cartago y La Sabana. Eso dejó el mensaje de trabajar en equipo entre entrenadores y jugadores, y lo importante es que estos esfuerzos se sigan manteniendo.

¿De qué manera planean trabajar la estructura de los campeonatos de primera división masculina y femenina?

—Para este año todavía no se ha hecho público, pero ya se están activando los chats de primera división para poder organizarse.

Vamos a ir con un nuevo formato, el cual todavía no te puedo decir porque aún no se ha definido, pero sí te puedo decir que vamos a tener mayor participación.

Van a volver los extranjeros a la liga para que el torneo sea más competitivo y que tenga un nivel más parejo entre los equipos y que no se únicamente entre dos clubes.

¿Cómo aprovechar el interés que generan los torneos de maxibaloncesto, las ligas menores y la liga de desarrollo (U-24)?

—En cuanto al torneo de liga de desarrollo o sub 24 este año se va a  jugar igual que en el año anterior, lo vamos a realizar en el segundo semestre. Además vamos a hacer el torneo femenino, para el que esperamos más de diez equipos.

El maxibaloncesto no lo desarrolla la Federación, ellos tienen sus propias organizaciones, formatos, equipos y reglas. Ya hemos conversado con Osvaldo Pandolfo para tener un acercamiento sobre el mercadeo, la difusión y la promoción de las diferentes categorías.

¿Cómo trabajar las ligas menores para detectar y desarrollar talentos para procesos de selección nacional?

—La liga menor sigue fuerte, estamos tratando de encontrar la mejor manera de regionalizarla de una vez. La reunión para definir el sistema de juego de ligas menores va a ser el 15 de febrero en el Comité Olímpico Nacional. Todo eso que te estoy diciendo va a suceder en el 2020, pero la idea es que se dé también en el 2021 con más planificación. Esperamos tener mejores selecciones regionales, y ya pusimos a caminar un tema de rastrear a nuestros legionarios, nuestros jugadores en el exterior para procesos de selección; y adicionalmente buscar oportunidades para entrenadores y jugadores para que puedan dar el salto al exterior.

¿Cómo mantener una mejor y más constante difusión de sus quehaceres, los campeonatos y talleres de mercadeo, dirección técnica, clínicas de entrenadores, entre otros, de modo que suscite interés en afición, prensa, jugadores, entrenadores y otros integrantes de equipos?

—Partimos desde una reingeniería de la estructura operativa y estratégica de la Federación. Creamos un nuevo esquema de trabajo donde estarán personas de afuera, además del Comité Director para que los comités tengan una mayor fluidez en su funcionamiento y podamos llevar a cabo todos los proyectos que queremos.

En algún momento esta disciplina era la segunda más practicada del país y jalaba interés especialmente por los clásicos Liceo de Costa Rica-Seminario, Lacsa-UCR femenino y otros. ¿Cómo volver a generar interés por esta disciplina a nivel nacional?

—Estamos trabajando en el desarrollo de la primera división y esa va a ser la punta de lanza para crear el ambiente basquetbolístico que queremos. Lo único que esperamos es que nos tengan paciencia; estamos trabajando para que la emoción del baloncesto llegue a más personas en todo el país.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments