Neymar: un virtuoso contra sus demonios internos

Neymar Jr. está llamado a brillar con Brasil como lo hizo con Barcelona o París Saint Germain, aunque debe evitar involucrarse en polémicas.

Tiene 55 goles en 85 juegos con la selección brasileña

Ha protagonizado varios incidentes polémicos.

 

 

Neymar está llamado por tercera vez a guiar a la selección brasileña a un sexto campeonato mundial que se le niega desde 2002. Pero deberá batallar contra sus demonios internos y recuperar la credibilidad de los árbitros cada vez que le cometen faltas. FOTO: NEYMAR

En la selección brasileña siempre ha habido grandes talentos a lo largo de la historia. Pelé entre 1958 y 1970, el doctor Sócrates en 1982, Ronaldo Luiz Nazario de Lima entre los años 90 y 2000s, Ronaldo Assis Moreira, conocido también por Ronaldinho Gaucho, a inicios de los 2000, y ahora…Neymar da Silva Santos, o simplemente Neymar.

 

Este último es el símbolo actual de la selección de fútbol brasileña, y sobre él recae la posibilidad de darle al elenco carioca el título mundial número seis de la historia. Sus 55 goles con la Verdeamarelha (verdeamarilla en portugués) en 85 partidos lo justifican. Representa el estilo alegre, de juego bonito y ganador que ha caracterizado a los brasileños desde toda la historia.

 

Luego de militar por algunos años en la liga menor del Real Madrid, decide quedarse en el Santos de Sao Paulo de ahí hasta que algún club le pague ingresos similares a los que ganaría en Barcelona, con el cuadro merengue o con otros clubes. Finalmente, en 2013 Barcelona sí paga eso y lo ficha por cinco años.

 

Pero, fuera de la cancha, Neymar tuvo que dejar atrás una infancia de pobreza, y su opción fue el fútbol, con ayuda de su padre, exfutbolista con el mismo nombre, quien se convierte en su representante y en su administrador. Ya desde que era un adolescente logró juntar sus primeros salarios que le ayudaron a su familia a comprar una casa en Vila Belmiro.

 

Después, con cada fichaje, pero también gracias a ingresos publicitarios por ser un jugador muy famoso, Neymar consigue ingresos mucho mayores, de los cuales, debido a sus creencias religiosas, dona la décima parte a las iglesias.

 

No obstante, el lado alegre del futbolista brasileño también le granjea problemas. Procreó su primer y hasta ahora único hijo, a sus 19 años; con una muchacha que en aquel momento aún era menor de edad (17).

 

Además, colecciona enfrentamientos con entrenadores propios y rivales, aficionados, jugadores y árbitros. Algunos de sus incidentes: lanzarle un botellazo a un entrenador que tuvo en el Santos sólo porque le prohibió tirar un penal, ser captado en una fiesta nocturna luego de otro partido con trabajadoras del sexo, pelearse con el seleccionador venezolano César Farías por no detener el juego con un jugador rival caído en el suelo, lanzar pelotazos a dos futbolistas colombianos en otra Copa América, ofender y agredir al árbitro de ese mismo juego; e insultar a otro árbitro vía Twitter, su red donde es más seguido, aun y cuando asegurara que su cuenta fue hackeada.

 

 

 

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/deportes/neymar-un-virtuoso-contra-sus-demonios-internos/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments