La hora de un proceso

El fútbol costarricense disfruta de la oportunidad de realizar un verdadero proceso con vistas a las eliminatorias de Alemania 2006, que comenzarán dentro de

El fútbol costarricense disfruta de la oportunidad de realizar un verdadero proceso con vistas a las eliminatorias de Alemania 2006, que comenzarán dentro de dos años.

Alexandre Guimaraes dejó entrever que su deseo es continuar al frente del seleccionado con miras al Mundial del 2006

El fútbol está a las puertas de iniciar, por primera vez,  un verdadero proceso con miras a las eliminatorias del Mundial de Alemania 2006, pero antes debe superar la elección del 25 de agosto, en que estarán sobre la mesa los codiciados puestos del Comité Ejecutivo de la Federación de Fútbol.

La Comisión de Selecciones de la Federación, presidida por Jorge Muñoz, considera que el primer paso que debe darse para que se abra un proceso real con la selección mayor, es asegurar la permanencia de Alexandre Guimaraes en el banquillo tricolor.

Guimaraes, por su parte, expresó que su prioridad es continuar al frente del seleccionado tico y que está dispuesto a aceptar la supervisión de las selecciones menores.

Se desprende, entonces, que julio y agosto serán meses cruciales para la selección, porque en ellos los aspirantes a los puestos federativos, entre los que figura el actual presiente de la Federación, Hermes Navarro, jugarán sus mejores cartas, las que no siempre guardan relación con los intereses generales del balompié.


 

CONTINUIDAD VITAL

 

Para Muñoz es “muy importante” que haya una continuidad del cuerpo técnico que trabajó en las eliminatorias y en el Mundial 2002, porque permitiría aprovechar la experiencia acumulada durante un período de dos años.

Muñoz explicó que por tal motivo ya comenzaron las negociaciones con Guimaraes, las cuales no tienen una fecha límite, por lo que no existe excesiva prisa para que se definan pronto.

De acuerdo con el funcionario, las partes están en una etapa en la que estudiarán las pretensiones de uno y otro bando.

El dirigente prefirió no puntualizar qué aspectos deben corregirse con vistas a la próxima eliminatoria, pero reconoció  que para que haya avances en el balompié tico es indispensable el mejoramiento de las canchas, un calendario menos intenso y más roce internacional para los futbolistas.

En relación con este último punto, Muñoz considera impostergable que los jugadores puedan realizar fogueos contra las selecciones más calificadas del orbe.

“Prefiero no hablar de errores que detecté tres días antes de salir para Corea del Sur, porque quizá no sea el momento más oportuno para puntualizarlos”, dijo.

 

JUEGO DE PODERES

 

La elección del Ejecutivo, el próximo 25 de agosto, resultará determinante para el rumbo que puedan seguir las selecciones costarricenses, puesto que la actual dirigencia podría ser derrotada.

Navarro y parte de su grupo, excepto Clemencia Conejo y Jorge Rubinstein– este último cuestionado por el escándalo que se suscitó con la venta de entradas antes del partido Costa Rica-México en la eliminatoria– aspiran a la reelección por dos años más.

En los próximos 60 días, habrá un fuerte cabildeo por los principales escaños federativos y el fútbol podría volver a su reiterada inestabilidad, como lo prueba el paso de 33 presidentes de la Federación en apenas once años.

 

GUIMA QUIERE SEGUIR

 

Convencido de que la selección Preolímpica se convertirá en la base del seleccionado mayor, Guimaraes ha aceptado, de entrada,  una posible supervisión de este equipo y de los combinados menores.

Así lo expresó el técnico, al tiempo que reiteró su interés por seguir al frente de la Tricolor, que ocupó el tercer puesto en el grupo C, en el que se clasificaron a la siguiente ronda Brasil y Turquía.

Guimaraes sostuvo que si se dan las condiciones idóneas para desarrollar un proceso con el seleccionado mayor, no antepondrá lo económico a lo deportivo.

El estratega manifestó que recibió dos ofertas para laborar en Asia, pero que se “quedará donde trabaje mejor y sea más feliz”, en una clara alusión a su deseo de permanecer en territorio costarricense.

Entre las exigencias de Guimaraes está poder contar con más espacios para la selección y ello implica que se estructure un campeonato menos extenso.

En la actualidad una temporada completa en Costa Rica consta de  44 encuentros, más los de la final, lo cual reduce el tiempo disponible para la selección.

“Quedó demostrado que se necesitan más de tres semanas para preparar a un equipo que va a competir en un Mundial”, aseguró Guimaraes.

Antes de la participación de Costa Rica en Corea del Sur y Japón 2002, el seleccionado careció de los ensayos idóneos contra equipos de mayor jerarquía y las consecuencias se notaron en el desarrollo de la Copa del Mundo.

Ante China, en lo que representó el debut de la Tricolor en el Mundial, y frente a Brasil, la selección padeció el “pánico escénico” del que habla Jorge Valdano y ambos comienzos  le impidieron gozar de una mejor suerte en el torneo.

Con la experiencia acumulada por el cuerpo técnico liderado por Guimaraes y un adecuado proceso con la Preolímpica, Costa Rica sentaría las bases para las eliminatorias del 2004, en el que se topará contra las selecciones de México, Estados Unidos y Honduras, a las que se les reconoce un buen nivel de juego.

El tiempo, otra vez, reta a la dirigencia para que trabaje con seriedad, en los próximos días se podrá empezar a percibir la respuesta.

 

Otros Artículos

La brecha digital, las nuevas tecnologías y los derechos humanos fueron los temas analizados en el II Encuentro Internacional.Los participantes del II Encuentro Internacional

Una investigación de la UCR afirma que la carrera del país por firmar tratados de libre comercio (TLC), expone a los sectores productivos nacionales

Ocho millones y medio de infantes en el mundo están atrapados en las peores del trabajo infantil, y cerca de 246 menores de edad

El fútbol costarricense disfruta de la oportunidad de realizar un verdadero proceso con vistas a las eliminatorias de Alemania 2006, que comenzarán dentro de

En la octava entrega de Crisol de Exilios, ofrecemos una entrevista con Elemer Bornemisza , quien llegó con su familia a Costa Rica en

Réquiem por un sueño es quizá, réquiem por una ilusión, por una mentira. Si acaso, un puñado de esperanzas marchitas, donde al final cada

En la UCR se busca determinar los factores que influyen en el rendimiento académico mediante un estudio que involucra a estudiantes, docentes y jerarcas.

La negativa del pueblo cubano a la presión internacional y a la disidencia interna en favor de un proceso de apertura, parece haber sido