Río 2016

Jemima Sumgong hace historia para Kenia en maratón perturbado por manifestantes

La keniana se dejó el oro en una prueba que manifestantes contra el gobierno de Temer intentaron interrumpir.

  • Por Pablo San Román

Jemima Jelagat Sumgong dio este domingo a Kenia su primer oro olímpico en el maratón femenino de Rio-2016, que algunos manifestantes contra el presidente interino de Brasil, Michel Temer, trataron de perturbar al final.

Sumgong, de 31 años, ganadora este año del maratón de Londres, que se impuso con un tiempo de 2h24:04, atacó poco antes del kilómetro 40 para despegarse de sus dos acompañantes del trío de cabeza, la bahreiní Eunice Jepkirui Kirwa (2h24:13), plata, y la etíope Mare Dibaba (2h24:30), campeona del mundo en Pekín-2015, bronce.

«Me siento muy agradecida. Esta es la primera medalla de oro para Kenia en Rio-2016», dijo la keniana.

«Hacía mucho calor, pero esas condiciones de climatología eran para todas. Tenía que controlar mi cuerpo y escucharlo con cuidado para saber cuándo tenía que atacar», añadió.

Kirwa, de origen keniano y bronce en el Mundial del año pasado, aguantó al principio el ataque de Sumgong, pero no pudo resistir el ritmo de la ganadora, que se quedó en solitario poco antes del kilómetro 41.

«Estoy muy feliz porque era la primera vez que estaba en unos Juegos y he ganado una plata, que es muy importante para mí, para mi país y mi familia», señaló Kirwa.

Sumsong, a la que siguieron Kirwa y Dibaba, lanzó un primer ataque poco antes del kilómetro 36, cuando un grupo de siete atletas lideraba la carrera.

«Había preparado que atacaría en el kilómetro 35 y mi cuerpo me respondió muy bien, igual que mis movimientos», dijo la keniana.

En ese kilómetro 36, quedaron descolgadas la etíope Tirti Tsegaye, otra bahreiní de origen keniano, Rose Chelimo, la bielorrusa Volha Mazuronak y la estadounidense Shalane Flannagan.

La mejor clasificada entre las latinoamericanas fue la peruana Gladys Tejeda, que entró en el puesto decimoquinto, con un tiempo de 2h29:55.

Manifestantes brasileños

Al final del recorrido, con meta en el Sambódromo, manifestantes brasileños contrarios al presidente interino Michel Temer trataron de interrumpir la prueba, aunque finalmente no pudieron perturbar su normal desarrollo.

En los dos últimos kilómetros del maratón, algunas personas superaron la barrera de seguridad y comenzaron a correr en la vía reservada a los atletas, portando pancartas en las que podía leerse «Fuera Temer».

Durante breves instantes, corrieron unos metros por delante de Sumgong.

Inmediatamente fueron interceptados por los policías motorizados que custodiaban a las atletas.

Kenia, dominadora del maratón desde hace dos décadas, había cosechado hasta ahora tres medallas de plata en la prueba femenina, sucesivamente en los Juegos de Atenas-2004, Pekín-2008 y Londres-2012.

En categoría masculina, Kenia también tiene un solo oro, el ganado por Samuel Wanjiru en Pekín-2008.

Etiopía, que había ganado el oro olímpico en la prueba femenina de Londres-2012, por medio de Tiki Gelana, cedió la corona a Kenia.

En Rio-2016, Etiopía se tuvo que conformar con los puestos tercero y cuarto, por medio de Mare Dibaba y Tirti Tsegaye.

«Para ganar la carrera dimos lo mejor de nosotras, pero en los dos últimos kilómetros, debido a un dolor estomacal, no pude seguir el ritmo a las dos primeras», afirmó Dibaba, campeona mundial y bronce en Rio-2016.

psr/ra/ra

© 1994-2016 Agence France-Presse

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments