Eriksen: trabajo duro y apoyo familiar

Christian Eriksen forjó mucho de su éxito en un apoyo familiar y trabajo duro que le llevaron a ser referente en Dinamarca y Tottenham

Christian Eriksen es uno de los nuevos jugadores destacados en la selección danesa

Procede de una familia de futbolistas y trabaja en perfeccionarse.

Christian Eriksen es una de las figuras por seguir de la selección danesa gracias a su trabajo duro y autodidacta. FOTO: CHRISTIAN ERIKSEN

El futbolista danés Christian Eriksen es uno de los íconos del momento de su selección, a la que ayudó a llevar a un Mundial luego de ocho años, pero más allá de eso, siempre lucha por perfeccionarse tanto en el entrenamiento como antes y después de ellos. Desde siempre su familia, conformada por futbolistas, le ha brindado todo tipo de apoyo a él y su hermana menor, Louise, al punto de que ella también es seleccionada nacional.

 

Ambos hermanos van a verse jugar cada vez que les es posible.

 

Se dice que Eriksen comenzó a practicar el fútbol desde que apenas tenía tres años. Y tanto era su interés en el deporte, que se entrenaba sin parar solo y con sus equipos, además de observar vídeos de grandes jugadores para perfeccionar su técnica. Esto le llevó a sobresalir en su país  y ya con 15 años le solicitaban para pruebas en Barcelona, Chelsea y el AC Milan, grandes clubs europeos. Sin embargo, fue rechazado en las tres debido a su contextura.

 

Eso, lejos de detener a Eriksen, más bien le dio nuevos bríos y el Ajax de Holanda sí se interesó por él. El que sí estalló en cólera fue su padre, quien dijo que el Chelsea no era un lugar recomendable para jugar en divisiones menores.

 

Jugó allí por cinco años, entre 2008 y 2013, antes de que finalmente se pudiera ir a la gran liga de Inglaterra. Y con un equipo respetable, como el Tottenham, donde juega hoy.

 

Si bien es cierto eso le cuesta tiempo de pareja con su novia, Eriksen está enfocado en triunfar. “Tienes que aprender a sobrellevar la competencia físicamente. Es difícil para mi novia. Por supuesto, me gustaría salir a la ciudad con ella y amigos, pero no encaja con jugar en Inglaterra. Cada tres o cuatro días tengo que actuar al más alto nivel”, explicó ante el sitio Lifeblogger.com

 

Sobre su filosofía de entrenamiento autodidacta, Eriksen explicó que esto es un trabajo que va mucho más allá de las sesiones regulares de dos horas. “Para pensar en el siguiente partido necesitas descansar, dormir, comer muy bien y cuidar tu cuerpo. Algunos jugadores necesitan un psicólogo deportivo, pero yo no porque lo hago todo por mi cuenta”.

 

Sus 11 anotaciones en estos 12 juegos eliminatorios (contando también un repechaje ante Irlanda) le han hecho clave también en el funcionamiento danés, para el cual juega desde Sudáfrica 2010.

 

0 comments