Inició era profesional con victoria por nocaut ante mexicano en tres asaltos

David Jiménez: “Espero adaptarme rápido al boxeo profesional”

Su mayor objetivo inmediato es acumular peleas profesionales.
Descarta seguir en ciclo olímpico Tokio 2020.

Luego de 350 peleas de boxeo aficionado u olímpico y una medalla de bronce mundial obtenida en 2013, David Alejandro Jiménez Rodríguez, conocido popularmente como Medallita, decidió colgar las caretas de protección y las camisetas de tirantes rojas y azules. Sin embargo, eso no implica que vaya a dejar los guantes ni las pantalonetas, porque va a seguir subiendo al cuadrilátero, pero ahora como profesional, a cambio de bolsas económicas de por medio, negociadas o predeterminadas por cada pelea.

Su primera pelea en esta modalidad se dio el pasado 16 de febrero en la ciudad de Cartago, la tierra donde nació, creció, y vive hasta el día de hoy, más allá de que haya dejado su casa paterna para ir a vivir con su hoy esposa, Daniela Cubillo, y el hijo de ambos, Daryel. En esta tierra, el pugilista de 26 años no solo se formó como tal, sino que además aprendió a hacer de todo, ya que mientras se formaba, por necesidad económica tuvo que desempeñarse durante mucho tiempo como sepulturero, vendedor en el mercado local o como lavador de platos en un restaurante con tal de generar su fuente de ingresos.

Y su estreno no pudo ser mejor. Ante toda la gente, principalmente lugareña, que se llegó a verlo a las Ruinas de Cartago, dentro de la Plaza Mayor de la localidad, liquidó en apenas tres asaltos al mexicano Emmanuel Villamar, que ya llevaba 17 peleas profesionales (10 ganadas y 7 perdidas). Pero Jiménez, lejos de dejar que su noche soñada se le suba a la cabeza, sabe muy bien que este es apenas el inicio de su ruta hacia obtener varios títulos mundiales.

UNIVERSIDAD conversó vía telefónica con Jiménez acerca de sus inicios y cómo fue todo su proceso del olimpismo hasta el profesionalismo.

¿De qué manera inició su gusto por el boxeo en general?

–Bueno, empezó  por gusto mío. Yo desde siempre había querido ser boxeador, ganar medallas; busqué una oportunidad en el Comité Cantonal de Deportes de Cartago y ellos muy amablemente y con todo el cariño del mundo me recibieron y me ayudaron a hacerme el boxeador y la persona que soy hoy. El resto es historia.

¿En algún momento su  familia expresó algún disgusto ante su decisión de hacerse boxeador o desde siempre lo respaldaron?

–Nunca hubo reclamos por parte de ellos, siempre ha habido un apoyo constante para mi persona.

¿Qué le motivó a lanzarse en el boxeo profesional luego de dos ciclos olímpicos?

–Los cambios siempre son buenos; yo sentí que ya había cumplido mi carrera como boxeador olímpico, ya había logrado todo lo que me propuse, todo lo que quería, y sentí que era hora de empezar una nueva era.

¿Cuánto influyó para hacerse profesional el hecho de que en algunas peleas importantes (preolímpicos, olímpicos o mundiales) se le dieran varios fallos en su criterio injustos?

–No, eso era una decisión meramente personal que no tenía nada que ver con los fallos de las peleas. Fue por gusto mío; era para cerrar un ciclo y mejorar en el boxeo.

¿Cuáles son las mayores diferencias que percibe entre el boxeo olímpico y el profesional, además de las que existen en el reglamento?

–Ninguna, el boxeo sigue siendo el mismo, lo que hay que hacer es una pequeña modificación en los entrenamientos. Lo que me toca es trabajar más en la resistencia por ser más rounds (hasta 12 contra 3 de una pelea olímpica), pero espero adaptarme rápido al boxeo profesional.

Tuvo un estreno idóneo profesional. ¿Cuáles son sus mayores objetivos en esta modalidad?

–De momento continuar con la preparación, porque quiero continuar muchas metas. Este no es el momento para descansar, más bien es un momento para retomar los entrenamientos a partir del martes (19 de febrero) y queremos lograr muchos campeonatos mundiales para Costa Rica.

¿Cuánto le ayudó estrenarse como profesional en un lugar abierto como las ruinas de Cartago, su lugar natal?

–Esto fue una situación que yo ya había hablado con mi promotor, yo quería que fuera en el Parque de Cartago con toda mi gente, entonces desde siempre vi que era un punto a favor.

Con esta pelea, ¿pierde alguna opción de aspirar a los Juegos Panamericanos y Olímpicos, o puede llevar lo profesional y lo olímpico en paralelo? ¿Qué estuvo dispuesto a sacrificar para eso?

–No hay pérdida, todo sigue igual, y mi promotor y yo estamos de acuerdo en que yo siga haciendo el ciclo olímpico, pero de momento nosotros solo queremos cerrar el año acumulando peleas a nivel profesional.

Sabemos que hay exponentes que relanzaron el boxeo costarricense en la categoría femenina (Hannah Gabriels o Yokasta Valle). ¿Qué le hace falta al masculino para posicionarse igual, si bien es cierto hay algunos como Bryan Vásquez o Francisco Fonseca tratando de hacer lo mismo?

–De eso no sé nada, lo más que puedo decirte es que yo, David Jiménez, voy a prepararme para hacer las cosas de manera diferente y exponer mi nivel y ponerlo a la altura de competiciones mundiales. Del resto de casos prefiero no referirme.

Pie de foto:

Como parte de una velada boxística que realizó la Municipalidad de Cartago, el púgil local David Jiménez (pantaloneta negra) se estrenó como profesional con una victoria en tres asaltos ante Emmanuel Villamar, de México. (Foto: Municipalidad de Cartago).

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/deportes/david-jimenez-espero-adaptarme-rapido-al-boxeo-profesional/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments