Deportes

COVID-19 afecta inicio de campeonato nacional de fútbol masculino

Los aumentos de casos por COVID-19 y brotes en tres de los 12 equipos que integran la Unión Nacional de Fútbol de Primera División hicieron que las dos primeras jornadas deban jugarse fragmentadas, sin los equipos en cuestión (Jicaral, Guanacasteca y Alajuelense).

Los drásticos aumentos de la COVID-19 tanto en el país como en ciertos equipos causaron que las primeras dos jornadas del  próximo campeonato nacional de fútbol masculino de primera división deban jugarse fragmentadas.

Los clubes Asociación Deportiva Guanacasteca (ADG), Asociación Deportiva y Recreativa Jicaral Sercoba y la Liga Deportiva Alajuelense (LDA) tuvieron un total de 41 jugadores contagiados por esta enfermedad. Cada equipo cumplía con una cantidad mínima de 7 jugadores de la lista oficial contagiados para pedir la suspensión de sus juegos, por lo que ninguno de sus cotejos de las dos primeras jornadas se llevará a cabo.

De este modo, cinco de los primeros 12 partidos de estas fechas deberán posponerse. Dichos juegos son ADG-Deportivo Saprissa, Sporting FC-LDA y Club Sport Herediano-Jicaral en la primera jornada; y Jicaral-ADG y LDA-Guadalupe FC en la segunda. Algunos de ellos fueron corridos hasta febrero, y otros aún deben definir su jornada de reprogramación.

El presidente de la Unión Nacional de Fútbol (Unafut), Julián Solano, aseguró que a este momento, 91% de los jugadores de todos los equipos involucrados completó su esquema de vacunación, y que se gestiona caso por caso directamente entre club y jugador el 9% restante de futbolistas no vacunados. Además, adelantó que habrá otra reunión a las 5 pm del viernes con los presidentes para definir si se endurecen o no las sanciones por violar los protocolos sanitarios

«Este es un caso que precisamente estamos convocando a los presidentes para una reunión el viernes a las 5 pm y tener un panorama más claro y establecer  cualquier tipo de medidas para que se pueda jugar el campeonato de la mejor forma posible.  Sabemos que la situación es incierta y cualquier medida en relación con el comportamiento de jugadores se tomaría en la reunión con los presidentes ese próximo viernes», explicó Solano.

Solano admitió que muchas de las medidas se dejaron de aplicar con el rigor del inicio porque el momento sanitario que había a diciembre lo hacía innecesario, sin embargo, no descarta volver a tomar medidas rigurosas si la situación pandémica se agrava. «Había quedado en acuerdo del Consejo Director que en virtud de que la situación (…) consideraba que ya no era necesario. Pero el viernes se volverá a analizar el tema, y si es una situación que tenemos que aplicar, lo aplicaremos».

 

 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido