Deportes

Costa Rica termina su participación en Mundial de Skyrunning con varios apuntes

La delegación costarricense de montaña completó su primer experiencia mundialista en España con muchos apuntes sobre los deportes de montaña de más alto nivel.

La primera participación de Costa Rica en un Mundial de Skyrunning terminó este domingo con una participación que refleja el punto desde el cual hay que crecer y el trabajo que queda por hacer para una delegación de corredores de montaña que se enfrentaron a doble rival: por un lado los durísimos Pirineos, y por otro, los mejores montañistas del más alto nivel mundial, por lo que el terminar era un logro per se.

Además del 27° lugar de Alfredo Sánchez en la categoría de kilómetro vertical reseñado el viernes, durante el día siguiente Gabriela Soto consiguió completar el Ultra Sky Running, de 68 kilómetros y 4889 metros de desnivel positivo, en 15 horas, 36 minutos y 20 segundos, con lo que fue la 20° mujer entre 21 que completaron el trazado; a 6 horas, 9 minutos y 24 segundos de la vencedora, la española Maite Maiora. Entre los hombres que corrieron esta distancia, Giancarlo Lúcar no logró completar el trazado, y en el punto de Taull se tuvo que retirar. El ganador fue el andorrano Marc Casal, quien paró el tiempo en 8 horas, 10 minutos y 20 segundos.

Sin embargo, a Lúcar le fue mejor en la prueba de 26 kilómetros y 1798 metros de desnivel positivo, ya que ahí no solo consiguió terminar, sino que además fue 183 entre los 817 hombres que concluyeron esta ruta, a una hora, 19 minutos y 29 segundos del vencedor, el español Daniel Castillo.

Mientras que en la distancia de 42 kilómetros y 2817 metros de desnivel positivo, Adriana Hernández concluyó en la casilla 24 de entre 28 competidoras que terminaron la prueba, al hacer un tiempo de 6 horas, 57 minutos y 23 segundos; a 2 horas, 6 minutos y 59 segundos de la checa Marcela Vasinova, quien ganó la prueba. Por su parte, Abraham Serrano no pudo terminar y en el punto de Port Gelada tuvo que retirarse.

Para Soto la competencia fue recordar su debut en piedra extrema, y no se asemeja a lo que ya ha experimentado en Costa Rica o México, donde ha tenido más presencia. «Ayer recordé como la primera vez que corrí piedra extrema que no tenía la más mínima idea a lo que iba, sufrí con el calor (…), la descripción de la carrera fue muy exigente física y mentalmente. Hasta el día de hoy es lo más duro que he corrido, y tanto en Costa Rica como en México, donde he tenido más oportunidad de correr no tenemos el terreno que se ve acá, el nivel es muy técnico, y el desnivel es muchísimo».

Soto atribuyó a su mentalidad el poder terminar la carrera ya que aseguró no sentirse bien físicamente. Y finalmente hizo un llamado a las próximas generaciones de corredores de montaña para seguir entrenando y corriendo en terrenos similares a este. «Si queremos mejorar y avanzar tenemos que salir de la zona de confort, exigirnos más, entrenar mucho desnivel, buscar el terreno más técnico que tengamos y buscar carreras que nos reten como corredores para que cuando vengamos a Europa no suframos tanto».

Mientras Hernández se mostró contenta con su progreso en la carrera pese a las altas temperaturas y el terreno inestable. «Una carrera durísima, bestial, lo más duro que me he enfrentado en la vida (…). Traté de manejarlo inteligentemente, que fuera mi carrera (…), la estrategia de mi entrenador funcionó, fuimos de menos a más, llegué de última a la primera cima y de ahí en adelante logré sacar a cuatro mujeres, entonces eso fue motivante porque fui de menos a más logrando pequeños empujes que me mantuvieron motivada en carrera».

Hernández agregó que pese a que su fuerte son los descensos, hasta en eso tuvo problemas porque no se asemejaban en nada a lo ya conocido, pero se comprometió a buscar su mejora después de esta experiencia. «Me siento bien, fuerte, entera y a partir de este momento con la mira de trabajar muy fuerte para seguir mejorando y pensar en objetivos grandes que me ayuden a crecer deportivamente».

 

 

Ir al contenido