Deportes Certamen da cuatro cupos para Mundial Suecia y Polonia 2023

Balonmano nacional asiste a su primer premundial en la historia

La delegación costarricense asiste al premundial en Brasil, jugará contra Chile, Brasil y Paraguay.

Por primera vez en la historia desde que se disputan campeonatos eliminatorios, primero panamericanos y luego centroamericanos y suramericanos, como desde el anterior proceso eliminatorio rumbo a Egipto 2021, una selección costarricense se convertirá en la primera en jugarse un pase mundialista a finales de este mes, en Brasil. Ello gracias al torneo preclasificatorio centroamericano ganado en Honduras durante noviembre, donde despacharon a las selecciones de El Salvador y Honduras para dejarse la plaza centroamericana.

Naturalmente, el reto no es en lo mínimo sencillo, ya que deberá jugarse su boleto contra Brasil, Chile y Paraguay, donde tanto los chilenos como los locales parten como los grandes favoritos, no solo para avanzar a las semifinales apetecidas, las de la llave principal, sino también para obtener uno de los cuatro boletos de la categoría para el Mundial programado para 2023 en Polonia y Suecia. Pero el hecho de ganarse la plaza no suramericana y ser una de las siete selecciones en concurso (iban a ser ocho con Colombia, pero los cafeteros se retiraron por ocho casos positivos de COVID-19 en su nómina) ya es un logro por sí solo.

La andanza para los dirigidos por la entrenadora Alejandra Álvarez comenzó al cierre de la edición con los compromisos contra los chilenos el 25 de enero a las 12 md, posteriormente, se enfrentaron a los brasileños el 26 de enero a las 5 p.m., y cerraban contra los guaraníes el 27 a la 1 p.m., todos esos partidos en el gimnasio Geraldo Magalhaes de Recife.

Nuestra intención es hacer el mejor papel posible, aprender lo máximo, disfrutarlo y traer todo lo que podamos para mejorar este deporte aquí en el país», Rafael De la Peña.

Así lo ven en el seno de la selección

Álvarez aseguró que el elenco nacional no tuvo suerte con la elección de la escuadra brasileña de compartir grupo con ticos, paraguayos y chilenos, luego de un particular sorteo en el cual el cuadro local tenía la posibilidad de elegir en cuál grupo se encuadraba.

«Se convirtió en un grupo más complicado al escoger Brasil, no hubo suerte de ningún tipo. Las posibilidades de hacer una excelente presentación frente a los rivales están dadas, y la Selección mayor masculina ha trabajado con el objetivo de competir indistintamente del rival. El modelo de juego debe visualizarse en los partidos y los jugadores deben afrontar cada minuto con una mentalidad ganadora y de crecimiento. Asistir al torneo es un reto que anteriormente no se había hecho realidad y ahora es el momento de potenciar el año de trabajo realizado en 2021», confesó en declaraciones recopiladas por la Federación Costarricense de Balonmano.

Luego, quien fuese directora técnica en clubes como Turrialba y la Universidad de Costa Rica aclaró ante el programa de la confederación que, para el proceso premundialista anterior, que llevaba a Egipto 2021, había logrado ganarse deportivamente su campo para el premundial a esa cita, pero el factor económico pospuso su estreno premundialista hasta ahora. «Hace dos años logramos la clasificación, pero no lo logramos por un presupuesto, pero por dicha se logró en este momento y será nuestra primera participación en estas competencias».

Para Álvarez el principal objetivo pasa por sacarle el mayor provecho a la experiencia y llevar a la cancha el trabajo constante que se viene realizando desde hace dos años. «Esto va a ser un crecimiento para la selección masculina y la federación. Tenemos dos años entrenando de forma continua, a pesar de la pandemia, y sabremos aprovechar y trabajar el modelo que venimos implementando con los muchachos. Queremos que el continente visualice que Costa Rica viene trabajando, y queremos dar un buen salto como federación y como país en el balonmano».

Su asistente técnico, Guillermo Montenegro, complementó dicha postura y valoró la importancia de por primera vez poder rozarse contra lo mejor de la confederación, ya que, si bien se dan duro contra Guatemala como lo mejor de Centroamérica, el balonmano sudamericano es otro nivel.

“Participar en este campeonato premundial significa para el balonmano de Costa Rica dar un salto que se requiere para continuar avanzando y también de cara a la preparación para los Juegos Centroamericanos por realizarse en este año 2022. El objetivo es tratar de mostrar nuestro modelo de juego y la constante mejora que ha tenido el balonmano de Costa Rica», explicó en declaraciones recopiladas por el Comité Olímpico Nacional.

El capitán de la selección, el experimentado Rafael De la Peña, también se sumó al beneplácito por rozarse por primera vez contra handboleros profesionales y que son lo mejor de la confederación luego de que siempre habían tenido que sintonizarlos por redes sociales y vídeos. «Nuestra selección está muy ilusionada, con muchas ganas de participar en este torneo; un torneo importante que significa la combinación de varios años de entrenamiento que lleva junto este grupo. Vamos a tener la oportunidad de jugar contra Brasil, Chile, jugadores que observamos en mundiales, juegos olímpicos y en las ligas importantes como España, Francia… Nuestra intención es hacer el mejor papel posible, aprender lo máximo, disfrutarlo y traer todo lo que podamos para mejorar este deporte aquí en el país».

Además de De la Peña, los restantes convocados son Santiago Brenes, Justin Gutiérrez, los hermanos Rodrigo y David Molina, Adrián Rodríguez, Jepherson Ruiz, Freddy Vargas, Jorge Vidal, Daniel Villegas, Valery Zúñiga, David Jiménez, Daniel Kaune, Sebastián Figueroa, Julio Rodríguez y José Manuel Talavera.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido