Amelia Valverde, directora de selecciones femeninas de fútbol:

“2015 fue un año exitoso”

Al concluir el año 2015, el primero de su gestión, la entrenadora de las selecciones nacionales femeninas de fútbol, Amelia Valverde

Al concluir el año 2015, el primero de su gestión, la entrenadora de las selecciones nacionales femeninas de fútbol, Amelia Valverde, considera que hay varios progresos y puntos de mejora, pero se muestra escéptica sobre la conveniencia de una profesionalización del fútbol femenino.

Este es un fragmento de la entrevista que brindó a UNIVERSIDAD en los alrededores del lago del Proyecto Gol, en San Rafael de Alajuela.

Al concluir su primer año como entrenadora de todas las selecciones femeninas, ¿cuál es el balance que hace de su gestión?

–Es un año con muchas bendiciones. El mayor reto fue el mundial mayor en Canadá, donde se hizo un muy buen papel, histórico; nunca habíamos logrado puntuar y casi ni competir, hubiéramos querido clasificar, pero igual fue un buen papel empatar dos partidos ante potencias como España y Corea del Sur, y perder por la mínima ante otra potencia como Brasil.

En el Panamericano logramos hacer un buen papel (…), conseguimos vencer a Canadá, que aunque no tenía a todas las mundialistas igual es un referente del área; logramos clasificar al Preolímpico y al Premundial Sub 17 después de ocho años sin hacerlo desde la Uncaf, y solo la Sub 20 que no clasificó al Premundial.

Ahora que menciona lo de la Sub 20, que fue su único pendiente, ¿cómo subsanarlo para el próximo proceso?

–No hay excusas para este fracaso, estamos haciendo los respectivos análisis y recomendaciones, y tomando las respectivas correcciones para evitar que vuelva a darse, y estamos preparando el proceso para el Premundial 2018.

¿Cómo es el proceso de preparación tanto para el Preolímpico, en febrero, como para el Premundial sub 17, en marzo?

–Jugar el Preolímpico contra Estados Unidos es un reto complicado, es un honor; son las actuales campeonas mundiales y campeonas olímpicas, pero sé que podemos sacarlo adelante.

México es un rival parejo, está por encima de nosotros; que no les haya ido muy bien en el Mundial no significa que no vayan a ser peligrosas, más bien van a querer lavarse la cara y van a querer mejorar.

Puerto Rico es un ejemplo de que las islas del Caribe están creciendo mucho y acortando distancias respecto a Norteamérica; entonces, nos enfrentamos a selecciones muy complicadas, si pasamos en el primer lugar chocaríamos ante selecciones como Guatemala, Trinidad y Tobago o Guyana, y si pasamos segundas nos jugaríamos la clasificación contra Canadá, un rival que está por encima en el ranquin. Todo es posible, son ocho selecciones difíciles.

Y en el Premundial aún no se ha realizado el sorteo, pero ya venimos trabajando en ello. Vamos a seguir intensamente a doble sesión hasta marzo; solo van a tener Navidad y Año Nuevo libres, pero el resto del tiempo vamos a entrenar y a trabajar con la misma intensidad de siempre. Si queremos ir al Mundial tenemos que hacerlo así; ya conocemos cuáles serán las ocho selecciones y todas las ocho son bien complicadas, y nos vamos a enfrentar tarde o temprano a las selecciones de Norteamérica, que están arriba en el ranking respecto a la nuestra.

¿Cuáles son los principales progresos y debilidades del fútbol femenino?

–Dentro de los progresos hay una organización logística más clara. Los primeros años que estuve aquí yo era la preparadora física, la utilera, era todo. Ahora que soy entrenadora tengo un equipo amplio de trabajo y cada quien tiene sus roles establecidos.

Hoy en día hay algunas jugadoras que reciben ayudas y becas contra desempeño, resultados deportivos; algunas reciben implementos deportivos, se les ayuda con los pasajes, entre otros. Cuando yo jugué nunca me dieron absolutamente nada porque no había ningún tipo de ayuda.

También hay programas exclusivos para el fútbol femenino, son unas siete categorías: fútbol base, Sub 9, Sub 12, Sub 15, Sub 17, Primera y Segunda División. Antes veíamos niñas empezar desde los 12 años y de una vez a la Primera. Ahora, con lo del fútbol base y las categorías menores, son ocho o nueve años de formación que nos estamos ganando.

Dentro de los puntos de mejora necesitamos más entrenadoras, mayores capacitaciones, mayores facilidades de horarios, mejores condiciones de trabajo, tal vez mayores recursos, ayuda del Gobierno y de los patrocinadores.

¿En cuánto podría ayudar la profesionalización del fútbol femenino?, ¿cómo evitar que se dé lo que en algunas generaciones masculinas que, aun con todos los recursos, nunca rindieron?

–Para lograr la profesionalización necesitaríamos unión de Gobierno, patrocinadores, empresas y prensa, pero no creo ser la indicada para decir qué se debe hacer administrativamente o si lo que se está haciendo es correcto.

Sería genial poder entrenar más tarde y más tiempo para poder trabajar definición y todas esas cosas que una siempre quiere trabajar, pero no podemos trabajar ni depender de ideales, tenemos que hacerlo con la realidad que tenemos.

No me parece correcto comparar a las selecciones masculinas con las femeninas, porque nosotras tenemos que entrenar de 5:30 a 8 a.m., pues ellas (las dirigidas) tienen estudios o trabajos que atender y aquí estamos para respetar (esos espacios).

¿Usted como educadora física de formación sí puede vivir con su trabajo en las selecciones femeninas, o debe trabajar por fuera?

–Cuando era jugadora, preparadora física y asistente tenía mis trabajos por fuera, pero ahora como entrenadora gracias a Dios me da para vivir completamente de eso.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/deportes/2015-fue-un-ano-exitoso/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments