Cultura

Teatro Nacional y Melico Salazar cuentan con protocolos para actividades presenciales

Entre los lineamientos a que se comprometen los teatros están asegurar un aforo máximo del 50% y respetar el distanciamiento en al menos dos butacas vacías por burbuja social dentro dentro de la sala

Luego de más de un año de no programar espectáculos artístico-culturales, el Teatro Nacional y el Teatro Popular Melico Salazar cuentan con los protocolos aprobados por el Ministerio de Salud para la atención de actividades presenciales.

Entre los lineamientos establecidos en el protocolo están:

  • Asegurar un aforo máximo del 50%.
  • Distanciamiento dentro de la sala por burbuja social y al menos dos butacas vacías, lateralmente, así como frontal y trasero de una butaca vacía. 
  • El público tendrá espacios fijos y debe permanecer sentado en todo momento. No podrá intercambiar asientos. 
  • La duración máxima de los eventos será de 3 horas.
  • El público debe usar mascarillas. 
  • Se evitarán aglomeraciones. 
  • Los teatros aplicarán medidas de cero contactos en la venta de entradas, ingreso a las salas, disfrute de espectáculos y salida. 

Conozca el protocolo en este enlace. 

El documento, elaborado en conjunto por personeros del Ministerio de Cultura y Juventud, el Teatro Nacional y el Teatro Popular Melico Salazar, establece los elementos mínimos con los que debe cumplir los procedimientos a ser desarrollados por las personas trabajadoras de las artes escénicas que contemplan teatro, danza y música, en formatos de ensayo, en vivo o grabada.

En un comunicado de prensa, la directora del Teatro Nacional, Karina Salguiero, indicó que contar con un protocolo que permita abrir las puertas al público de manera presencial “es sin duda alguna, una certeza de que el arte y la cultura tienen una relevancia esencial para la ruta de recuperación social”. 

Salguero agregó que los artistas se han visto fuertemente afectados debido a la pandemia  por la reducción de espacios para la presentación de sus espectáculos.

Frente a eso, dijo, “la articulación y el trabajo en conjunto permitirá que poco a poco se dé una reactivación del sector en miras de procurar un mayor bienestar”.

Las regulaciones serán objeto de actualización permanente, para responder en todo momento a las necesidades y lineamientos sanitarios vigentes.

Los protocolos se deben implementar para el desarrollo de las actividades escénicas, protocolarias y afines, que se realicen en dichos teatros, a partir de solicitudes de arrendamiento o préstamo. 

Asimismo, para regular los parámetros de cumplimiento para ensayos, preproducción, producción y post producción, las medidas sanitarias mínimas que debe observar el público y las actitudes y comportamiento de los elencos y del personal de la actividad artística antes, durante y después. 

Las áreas de incidencia dentro del protocolo son: espacios de trabajo técnico, camerinos internos y talleres de realización, visitas guiadas y actividades en salones y salas de exposición, área de servicios y atención al público, escenario principal y actividades o servicios artísticos (escénicos y/o musicales),.

 

Ir al contenido